EL HOMBRE MÁS BUSCADO

Huellas en el camión apuntan al tunecino por matanza en Berlín

En Alemania se preguntan cómo lo dejaron escapar y que “jugara al gato y al ratón”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Berlín volvía ayer a la normalidad. Foto: Reuters

El tunecino Anis Amri, de 24 años, el hombre más buscado por los servicios de inteligencia occidentales, es también el centro de una dura polémica en Alemania sobre las fallas en los sistemas de seguridad. Sus huellas encontradas en el camión usado en el atentado del lunes en el mercado navideño de Berlín refuerzan la tesis de que es el responsable de la matanza de 12 personas.

"Tenemos nueva información de que el sospechoso es con alta probabilidad el responsable", dijo el ministro de Interior alemán, Thomas de Maiziere. "En la cabina del conductor se encontraron huellas dactilares y hay evidencia adicional que lo respalda".

Frauke Koehler, portavoz de la oficina del fiscal federal, dijo que "en este punto de la investigación asumimos que Anis Amri manejaba el camión".

La Policía realizó redadas en toda Alemania ayer jueves pero no hubo arrestos.

El grupo terrorista Estado Islámico se atribuyó el ataque. Uno de los 12 muertos fue el conductor polaco al que le secuestraron el camión. Su cuerpo, apuñalado y baleado, fue encontrado en la cabina del vehículo.

Ningún ataque en suelo alemán había producido tantas víctimas desde 1980, cuando 13 personas murieron —incluyendo al responsable del ataque con bomba, miembro de un grupo neonazi— en una explosión en un festival de la cerveza en Múnich.

Amri había sido identificado por agencias de seguridad como una potencial amenaza y su pedido de asilo político había sido rechazado, pero las autoridades no habían logrado deportarlo debido a la falta de documentos de identidad.

En Túnez, dos hermanos de Amri, Walid y Abdelkader, dijeron que temían que podría haberse radicalizado mientras estuvo en prisión por casi cuatro años en Italia.

El diario Bild citó a un investigador antiterrorismo que dijo que había quedado claro en la primavera boreal que Amri buscaba cómplices para el ataque y estaba interesado en armas.

Ayer la canciller Angela Merkel intentó aportar tranquilidad diciendo que espera "muy pronto" la detención del tunecino. Merkel también está "muy orgullosa" de la "calma" de los alemanes, que no cedieron ante el pánico tras el atentado más sangriento perpetrado en el país.

La Policía efectuó varias operaciones ayer jueves por toda Alemania, como en Dortmund, en Renania del Norte-Westfalia, región en la que Amri vivió durante un tiempo. Además se llevaron a cabo registros en un centro de refugiados del mismo sector y en dos apartamentos de Berlín.

El caso de Amri pone la "lupa" sobre las lagunas del sistema, lanzó Stephan Mayer, un aliado político de Merkel. En primer lugar, la Policía perdió tiempo antes de centrar su investigación en el tunecino, pese a haber encontrado un documento de identidad suyo en el camión utilizado en el ataque.

La Policía berlinesa aseguró ayer jueves que la billetera que contenía este documento no fue hallada hasta el martes, lo que explicaría que los investigadores centraran sus pesquisas en un sospechoso paquistaní, que finalmente fue exculpado. El Gobierno adelantó que habrá "consecuencias" por las omisiones cometidas.

Amri era conocido de la policía. Estuvo vigilado durante la mayor parte de 2016, principalmente en Berlín, donde se sospechaba que podría estar preparando un atentado y un robo para comprar armas automáticas. Pero en septiembre, la Fiscalía abandonó la investigación por falta de pruebas.

Aunque su solicitud de asilo fue rechazada, Túnez bloqueó su expulsión.

Según el New York Times, también era conocido de las autoridades estadounidenses por haberse puesto en contacto, al menos una vez, con el grupo Estado Islámico y por haber buscado en Internet cómo fabricar explosivos.

La revista alemana Der Spiegel, citando escuchas telefónicas de "predicadores" islamistas, afirmó que Amri se había propuesto "desde hacía meses" para una misión suicida.

Con todo, fue puesto en libertad por falta de pruebas o, al parecer, por una falta de coordinación entre las diferentes administraciones.

"Un fracaso en el procedimiento de expulsión", recogía la portada del diario alemán Bild este jueves, mientras que el conservador Die Welt hablaba de una "pifia" de las autoridades.

"Las autoridades lo tenían en el punto de mira y aún así consiguió desaparecer", señalaba Der Spiegel en su página web.

Para el diario Darmstädter Echo, uno de los problemas es la gran cantidad de escalones de poder y de autoridades del Estado federal.

"¿Por qué alguien como (él) ha podido jugar al gato y al ratón con las autoridades encargadas de la expulsión?", se preguntaba el diario.

La Policía ha ofrecido una recompensa de 100.000 euros para quien pueda ayudar a dar con él.

Navidad.

Berlín volvía a la normalidad ayer jueves.

La Policía autorizó la reapertura del mercadillo de Navidad de la Breidscheidplatz, una decisión que "no fue fácil de tomar en una situación así", indicaron sus gestores en un comunicado.

COINCIDENCIA PUTIN-TRUMP.

Aumentan el arsenal nuclear.

Vladimir Putin y Donald Trump coincidieron ayer jueves en un punto: ampliarán el arsenal nuclear de Rusia y Estados Unidos. El primero en hablar fue Putin en Moscú, que llamó a reforzar el potencial nuclear de su país, en una reunión con la plana mayor del Ministerio de Defensa de Rusia.

La reacción de Trump vino como siempre vía Twitter.

El presidente electo se mostró partidario de "fortalecer y expandir" la capacidad nuclear de Estados Unidos hasta que "el mundo entre en razón" respecto a las armas atómicas. Así lo dijo en un mensaje por Twitter, un sistema que está utilizando intensamente para expresar opiniones, revisar algunas ideas o plantear principios antes de que llegue a la Casa Blanca el 20 de enero próximo.

"Estados Unidos debe fortalecer y expandir en gran medida su capacidad nuclear hasta el momento en el que el mundo entre en razón con respecto a las armas nucleares", afirmó Trump en su mensaje, sin mayores explicaciones.

Trump se encuentra en Florida por las fiestas navideñas y realizando reuniones con vistas a la formación de su gobierno, que tiene completado en gran medida.

Putin, en tanto, dijo que el fortalecimiento del potencial de las fuerzas estratégicas rusas debe llevarse a cabo, ante todo, "mediante la incorporación de sistemas de cohetes capaces de superar de manera garantizada los actuales sistemas de defensa antimisiles y aquellos que se encuentran en desarrollo".

El presidente ruso señaló que las fuerzas estratégicas convencionales deben ser elevadas a un "nuevo nivel cualitativo, que permita neutralizar cualquier amenaza militar contra Rusia". EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados