Analistas políticos estiman que el Gobierno saldrá golpeado

Un horizonte oscuro para el tramo final kirchnerista

Dos analistas políticos consultados a pocas horas de conocidos los hechos fueron coincidentes: la muerte del fiscal Alberto Nisman coloca al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ante un panorama muy sombrío.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El cuerpo del fiscal Nisman es retirado de su apartamento de Buenos Aires. Foto: Reuters

"Es muy difícil saber hoy cuál será el impacto político de esta muerte para el gobierno de Cristina Kirchner. Para eso, habrá que ver si el gobierno puede imponer, más allá de que sea cierta o no, la hipótesis del suicidio del fiscal (Alberto) Nisman", señaló Marcos Novaro, director del Centro de Investigaciones Políticas de Buenos Aires. "Hay un enorme esfuerzo en marcha por parte del gobierno para instalar que se trató de un suicidio y que eso desacredita a Nisman porque si tomó esa decisión, es porque se había metido en una trampa dado que no tenía forma de sostener la denuncia que había hecho contra Cristina", añadió.

En ese marco Novaro se planteó dos escenarios igualmente complejos para el oficialismo. "Es un argumento muy rebuscado, pero habrá que ver si sirve para convencer. Si no lo logran, la autoridad moral del gobierno quedará afectada. Esto puede complicar enormemente al gobierno, y en particular a Cristina Kirchner. Si hay que guiarse por el primer efecto en la sociedad, el gobierno debería estar muy preocupado", reflexionó el analista.

Las consecuencias de este episodio, sea cual fuere el resultado final de la investigación, serán complejas para el gobierno en opinión del experto.

"Puede que el gobierno no esté involucrado directamente en la muerte de Nisman, pero en cualquier caso, moral y políticamente quedará muy golpeado. Haber atacado a Nisman, en lugar de deslindar responsabilidades en (Luis) DElía, (Fernando) Esteche o algún otro kirchnerista que mantenía relaciones con Irán, fue un gran error y ahora pagarán las consecuencias. Esta sociedad aguanta muchas cosas, pero no la violencia y la muerte", apuntó Novaro.

En el mismo sentido opinó el consultor Carlos Fara, director de Fara & Asociados. "El impacto de esta muerte es totalmente negativo para el gobierno porque, independientemente de lo que finalmente diga la investigación judicial, la sospecha de que el gobierno tiene alguna responsabilidad en esta situación ya está instalada y no se va a modificar", indicó Fara.

En este sentido, Fara recordó los antecedentes por corrupción que envuelven al elenco de gobierno en distintos casos, y las diferencias que presentan respecto de este nuevo hecho.

"La cuestión económica tiene siempre mayor peso político que los temas de corrupción e institucionales —reflexionó Fara. Pero es diferente un caso de corrupción por cohecho a la de una situación en la que está cuestionado el rol del gobierno respecto al esclarecimiento de un atentado terrorista y a la muerte de un fiscal que llama a indagatoria a la presidenta. Es muy distinto. Esto está más cerca de la indignación personal y no es simplemente un acto de corrupción por cuestiones de dinero".

Y con el ojo puesto en el panorama electoral, el analista ve efectos inmediatos. "Este caso no creo que cambie el eje de la campaña para las elecciones presidenciales. Lo que sí es cierto es que no hace más que seguir poniéndole un techo bajo a los candidatos del gobierno. Esta denuncia por encubrimiento y la posterior muerte del fiscal marca un estado de ánimo de fin de ciclo y limita aun más las posibilidades de que el gobierno pueda ganar la próxima elección", opinó Fara.

El desamparo de la sociedad argentina


El prestigioso ensayista Santiago Kovadloff, ponía el acento ayer en el desamparo de la sociedad argentina ante el luctuoso episodio en una columna para La Nación.

"El entramado siniestro de las relaciones entre los servicios de inteligencia y el Gobierno alcanza tal grado de transparencia que la sociedad en su conjunto se siente desamparada, allí donde tiene derecho a sentirse protegida.

Hasta los servicios de inteligencia se han fragmentado y enfrentado por iniciativa de este gobierno", apuntaba en su análisis. "Estamos de duelo, lo estamos todos los argentinos.

Poco y nada sabemos con certeza sobre lo que sucedió en 1994. Pero es mucho lo que sentimos y empezamos a saber sobre lo que ha sucedido hasta hoy en términos de encubrimiento y mentira por parte de quienes tenían el deber de aclarar lo que pasó y apaciguar el ánimo colectivo", sostenía.

SABER MÁS

VOCES DE ALERTA DENTRO Y FUERA DEL PAÍS


Mauricio Macri - Jefe del gobierno porteño

“Es importante que la justicia actúe en forma independiente, rápida, contundente, para decirnos qué paso con la muerte del fiscal” , dijo ayer Macri y manifestó sentirse indignado por el hecho.

Marco Rubio - senador republicano de EE.UU.

“El embajador Noah Mamet, debe ofrecer cualquier tipo de cooperación necesaria para garantizar la investigación y debe transmitir el apoyo a las autoridades argentinas”, expresó.

Pino Solanas - senador del Frente Unen

“La muerte de Nisman se suma a la larga lista de suicidios oscuros en Argentina. Hay que ser muy ingenuo para pensar en un suicidio”, escribió en su cuenta de Twitter.

Elisa Carrió - diputada de la Coalición Cívica

“Es algo muy mafioso, que le está diciendo a otros ‘no avancen, no hagan’”, sentenció Carrió, quien enfatizó que el fiscal “tiró una verdad que es una bomba y le costó la vida”.

Jorge Lanata - Periodista


“Esto le agrega al panorama algo que hasta ahora no había, que es violencia, porque me resulta muy difícil de creer que Nisman se mató, ¿el tipo antes de declarar se mata? Vamos chicos...”.

Ileana Ros - diputada republicana de EE.UU.


“Bajo estas misteriosas circunstancias, urjo que una entidad independiente, transparente y neutral haga una investigación exhaustiva de lo que rodea esta muerte”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)