TRAS HORAS DE DISCUSIÓN

Horacio Rosatti fue electo presidente de la Corte Suprema argentina

Antes de llegar a la Corte, Rosatti fue dirigente del peronismo en Santa Fe, su provincia; fue el segundo ministro de Justicia de Néstor Kirchner.

Horacio Rosatti. Foto: Corte Suprema de Argentina
Horacio Rosatti. Foto: Corte Suprema de Argentina

Horacio Rosatti fue elegido ayer jueves presidente de la Corte Suprema de Argentina, y Carlos Rosenkrantz, que ocupaba esa cargo hasta ahora, vicepresidente, después de horas de tensión, intrigas y discusiones entre los cinco ministros, según La Nación.

La designación de Rosatti, un jurista que viene de la política, fue apoyada por su antecesor y por Juan Carlos Maqueda, pero resistida por Ricardo Lorenzetti y Elena Highton. La presidencia de la Corte es por tres años.

De acuerdo con el acta de la reunión que difundió el tribunal, no participaron del acuerdo ni Highton ni Lorenzetti. Ellos intentaron hasta último momento que Rosenkrantz aceptara ser reelecto. Lorenzetti, ya resignado a que no tenía los apoyos para ser él, prefería reeditar la fórmula Rosenkrantz-Highton antes de que asumiera Rosatti.

Lorenzetti no se conectó al Zoom; Highton se comunicó con los otros tres jueces solo para pedir la postergación, que los demás no le concedieron. Según el acta, Maqueda propuso la fórmula Rosatti-Rosenkrantz, que se impuso con el voto de ellos tres.

Antes de llegar a la Corte, Rosatti fue dirigente del peronismo en Santa Fe, su provincia. Fue el segundo ministro de Justicia de Néstor Kirchner. Asumió ese cargo el 26 de julio de 2004, en reemplazo de Gustavo Beliz, y renunció cuando estaba a punto de cumplir un año al frente del ministerio. No aceptó ser candidato a diputado por Santa Fe y se fue peleado con el entonces presidente. Además, denunció irregularidades en la construcción de cárceles. En aquellos tiempos, el jefe de gabinete de Kirchner era Alberto Fernández.

El expresidente Mauricio Macri lo propuso para la Corte en diciembre de 2015, pero este año cuestionó su actuación en el tribunal y dijo incluso haberse arrepentido de su elección.

Rosatti asumirá al frente de una Corte que acumula causas pendientes de alta trascendencia política. Tiene para resolver, por ejemplo, los planteos de nulidad de Cristina Kirchner del caso Vialidad, por el que enfrena un juicio oral acusada de haber liderado una asociación ilícita que habría direccionado obras públicas en favor de empresarios, básicamente, Lázaro Báez. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados