ESTADOS UNIDOS Y MEDIO ORIENTE

Histórica visita de Mike Pompeo a Cisjordania y Altos del Golán

El jefe de la diplomacia estadounidense terminará hoy viernes un viaje de dos días y medio a Israel para poner rumbo a Emiratos Árabes Unidos, Catar y Arabia Saudí en su gira de despedida.

Pompeo: una bodega israelí tiene un vino que lleva su nombre en agradecimiento al apoyo a Israel. Foto: AFP
Pompeo: una bodega israelí tiene un vino que lleva su nombre en agradecimiento al apoyo a Israel. Foto: AFP

Mike Pompeo se convirtió ayer jueves en el primer secretario de Estado de Estados Unidos en visitar un asentamiento israelí en Cisjordania y los Altos del Golán.

La visita de Pompeo a esa zona se produjo durante la etapa israelí de la que puede ser su última gira por Oriente Medio, antes de que Donald Trump deje la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

Trump reconoció en 2019 la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán -zona estratégica entre Libia y Siria-, que controla desde la guerra de 1967 y que posteriormente anexó. La decisión mereció las críticas de varios países y la ONU aseguró que el estatus del Golán, como zona ocupada, seguiría siendo el mismo.

El año pasado, Pompeo, un cristiano evangélico, rompió con décadas de política exterior para anunciar que Estados Unidos ya no consideraba los asentamientos de Israel en Cisjordania como “inconsistentes con el derecho internacional”.

Los palestinos han indicado que reanudarán las relaciones con Estados Unidos una vez que el presidente electo Joe Biden tome posesión del cargo. Sin embargo, no está claro cuántas de las decisiones de Trump serán revocadas por una administración de Biden.

“Es una bendición estar aquí en Judea y Samaria”, escribió Pompeo en el libro de visitas de una bodega de la colonia de Psagot, utilizando el término bíblico judío para referirse a Cisjordania.

Made in Israel.

Concretamente, Pompeo se desplazó al viñedo de Psagot, entre Jerusalén y la ciudad palestina de Ramala. La bodega vende la mayoría de su producción en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos y Europa y tiene un vino al que dio el nombre de Pompeo, para agradecer al responsable estadounidense su apoyo a los asentamientos israelíes.

El Departamento de Estado anunció que desde ahora se deberán etiquetar como “Fabricados en Israel” los bienes importados de estos lugares y de todo el Área C de Cisjordania.

EE.UU. es el gran aliado de Israel para la anexión de Cisjordania. Foto: Reuters
EE.UU. es el gran aliado de Israel para la anexión de Cisjordania. Foto: Reuters

“El reconocimiento de una realidad”, repitió Pompeo durante la comparecencia junto al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, cuando anunció su visita a los Altos del Golán. “Imaginen el riesgo que representaría para Occidente e Israel si este territorio estuviera bajo control de (el presidente sirio Bashar al) Asad”, declaró luego Pompeo durante su histórica visita.

El nuevo origen israelí en el etiquetado que ahora permite Estados Unidos en la llamada Área C de Cisjordania sugiere un reconocimiento de soberanía sobre un 60% de ese territorio, donde hoy residen 450.000 israelíes, considerados colonos por la Cuarta Convención de Ginebra, y 2,8 millones de palestinos. A ellos se suman unos 200.000 israelíes de asentamientos en la parte oriental de Jerusalén.

“El Departamento de Estado se mantiene firme en el reconocimiento de que los asentamientos se pueden hacer de forma legal, apropiada y adecuada”, declaró Pompeo.

Nuevo Oriente Medio.

El jefe de la diplomacia estadounidense terminará hoy viernes un viaje de dos días y medio a Israel para poner rumbo a Emiratos Árabes Unidos (EAU), Catar y Arabia Saudí en su gira de despedida de Oriente Medio.

El miércoles, con un histórico encuentro trilateral en Jerusalén con Netanyahu y el ministro de Exteriores de Baréin, Abdullatif bin Rashid al Zayani, durante la primera visita oficial de este último a Israel tras el establecimiento de relaciones diplomáticas, Pompeo alabó este acuerdo de normalización con Israel, como el que se firmó con EAU -y el que negocia con Sudán- para remarcar que Biden se encontrará con una región en la que “Irán está más aislado que nunca”.

Biden, quien fue vicepresidente durante los gobiernos de Barack Obama (2009-2017), negoció el acuerdo nuclear con Irán del que se retiró el gobierno de Trump.

El presidente electo deberá decidir si revertir los movimientos de Trump y retomar la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU de 2016, aprobada durante el último mes de la Administración Obama, y que declara los asentamientos (en Golán, Cisjordania y Jerusalén Este) sin validez legal.

El viaje de despedida de Pompeo al principal socio de Washington en la región culmina cuatro años de una política pro-Israel que ha retado el consenso internacional con respecto a los palestinos.

Pompeo no se reunirá con ningún dirigente palestino durante este viaje.

El gobierno del presidente Mahmud Abas ha reducido al mínimo los contactos con el gobierno estadounidense tras sus decisiones de los últimos años, consideradas únicamente favorables a Israel, como el reconocimiento de Jerusalén como capital del Estado judío.

“Si las relaciones internacionales se basan ahora en botellas de vino, la diplomacia se muere”, dijo esta semana el primer ministro palestino, Mohammed Shtayyeh.

Movimiento BDS considerado antisemita

Estados Unidos considerará antisemita al movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones), que busca aislar internacionalmente a Israel, anunció ayer jueves en Jerusalén el jefe de la diplomacia estadounidense Mike Pompeo.

“La campaña mundial de BDS contra Israel será considerada antisemita (...) Queremos alinearnos con otras naciones que reconocen al movimiento BDS como el cáncer que es”, dijo Pompeo en una rueda de prensa con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

En febrero, Pompeo acusó a la ONU de ser “antiisraelí” tras la difusión de una lista de empresas que operan en las colonias israelíes en territorio palestino, consideradas ilegales según el derecho internacional. En aquel momento, Pompeo afirmó que esta publicación “facilitaba” la campaña del BDS y “deslegitimaba a Israel”.

BDS es una campaña internacional de boicot económico, cultural o científico contra Israel reclamando lo que consideran el fin de la ocupación y de la colonización de territorios palestinos.

Quienes apoyan o impulsan este movimiento siguen el ejemplo de Sudáfrica, donde, según ellos, el boicot a ese país contribuyó al fin del apartheid.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados