El homicida de un refugiado menor había matado a otro

El historial del asesino del niño bosnio

El presunto autor de la muerte de Mohamed, el refugiado bosnio de cuatro años desaparecido el 1º de octubre en Berlín, reconoció haber abusado sexualmente del menor y haberlo estrangulado, así como de haber secuestrado y matado a otro niño de seis años.

El fiscal instructor, Michael von Hagen, informó ayer de que el sospechoso confesó el jueves durante el interrogatorio haber llevado a Mohamed inmediatamente después de secuestrarlo en un centro de registro de refugiados a la casa que comparte con sus padres en Jüterborg, en el "Land" de Brandeburgo, que circunda Berlín.

Dijo haber abusado de él esa misma noche y a la mañana siguiente, y que cuando comenzó a "lloriquear" porque "quería marcharse de allí", lo estranguló con un cinturón "para hacerlo callar", agregó.

Después lo metió en una bañera en el desván y la cubrió con arena para gatos, de manera que el cuerpo quedó prácticamente oculto, describió.

Según el fiscal instructor, la autopsia, que se prolongó durante ocho horas después de tener que proceder con extremo cuidado para no eliminar pruebas, confirma que el menor fue asesinado poco después de su secuestro.

El presunto asesino, Silvio S., empleado en una empresa de seguridad en la localidad de Teltow, reconoció también haber secuestrado y asesinado a otro niño, Elias, desaparecido desde el pasado 8 de julio de Potsdam, capital de Brandeburgo, agregó.

El fiscal jefe de Potsdam, Heinrich Junker, señaló por su parte que el sospechoso dibujó un esbozo del lugar en el que enterró al menor de seis años.

Los equipos forenses desplazados a ese sitio hallaron efectivamente un segundo cadáver, empaquetado y enterrado en una suerte de jardín, presuntamente el niño desaparecido el pasado julio.

El fiscal había avanzado ya que "existe la sospecha de que Silvio S. secuestró y asesinó a Elias", aunque para certificarlo se debe esperarse a los resultados de una segunda autopsia.

La imagen del detenido era conocida en Alemania desde poco después de la desaparición de Mohamed, ya que la policía difundió un video grabado por cámaras de vigilancia.

El hombre, de 32 años, fue detenido el jueves en Jüterbog, después de que su madre lo reconociera en las imágenes y llamara a la Policía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados