La historia del surfer argentino que rompió la cuarentena y al que Fernández llamó "idiota"

El joven regresaba de Brasil en el momento en que fue interceptado. Debido a que venía de un país de riesgo lo escoltaron a su casa, pero momento más tarde rompió la cuarentena y se fue.

Federico Llamas Foto: La Nación | GDA.
Federico Llamas Foto: La Nación | GDA.

Federico Llamas es un joven de 27 años que se hizo famoso el lunes cuando fue demorado en una autopista argentina a bordo de una camioneta y con una tabla de surf en el techo cuando regresaba de Brasil.

Personal de la Prefectura Nacional Argentina lo escoltó hasta su casa ubicada en el barrio Flores de Buenos Aires para cumplir con la cuarentena obligatoria. Sin embargo a los pocos minutos el joven volvió a salir violando así la disposición que establece que quienes egresen de zonas de riesgo por la pandemia deben permanecer 14 días en cuarentena en sus hogares.

Lo que hizo Llamas fue ir a Ostende, un balneario turístico de la costa argentina donde vive su madre, sin saber que por las redes sociales se difundió un video en el que se podía ver que en cuanto el personal de la prefectura se fue el joven también se retiró con su camioneta.

El juez del caso mandó a constatar si la fuga era cierta y al corroborarlo firmó el pedido de la captura. Llamasfue encontrado luego de que un residente de Ostende notificara que reconoció al joven por la camioneta. Como sabía que venía de Brasil y que había posibilidad de que estuviera contagiado avisó a la policía, lo que dio inicio a un proceso judicial.

La pena

El juez federal Alejo Ramos Padilla no solo dispuso la detención domiciliaria de Llamas sino que además lo llamó a indagatoria, le fijó un embargo de 500.000 pesos argentinos (US$ 7.800) para afrontar los costos del procedimiento de seguridad para aprehenderlo y le prohibió salir del lugar donde deberá cumplir el arresto incluso para comprar cualquier tipo de víveres.

El magistrado resolvió, además, secuestrarle la camioneta en la que viajaba y todas las tablas de surf que tenía en el vehículo; allanar la  casa donde está alojado por estas horas y fijar una medida cautelar sobre su madre y otras personas que pudieran estar acompañándolo para que cumplan un estricto aislamiento de 14 días consecutivos.

Los delitos que le imputó son los previstos en los artículos 205 y 239 del Código Penal en lo que sería una segunda causa penal en su contra, similar a la que le abrió el primer juez federal también por incumplimientos de normas tendientes a evitar la propagación de epidemias y desobediencia. 

Además se ordenó que se mantenga custodia policial frente al domicilio en el que se encuentra Llamas y también notificó a autoridades municipales para que, en razón de que el imputado y su/s acompañante/s no pueden abandonar esa vivienda, le provea alimentos, medicamentos y elementos de higiene que les resulten indispensables.

Desde el servicio de salud municipal también se dispuso el envío de personal para realizar un primer control del joven, que en principio no presenta ningún síntoma de enfermedad.

"Idiota"

Tras conocerse la detención, el presidente argentino Alberto Fernández calificó al joven, durante una entrevista televisiva, como un "idiota" y aseguró que "esos personajes van a tener que explicarle mucho a la sociedad argentina su desaprensión para con el otro".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados