HISTÓRICA JORNADA ELECTORAL

Hillary reconoció, en una llamada a Trump, que ha perdido la presidencia

La candidata demócrata felicitó a Donald Trump, pero se abstuvo de hacer un anuncio en público.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Seguidores de Clinton desolados. Foto: Reuters

Mientras sus partidarios se retiraban cabizbajos del centro de convenciones Javits Center, Hillary Clinton llamaba a Donald Trump, a las 4:30, hora uruguaya de hoy miércoles, para expresarle su felicitación y reconocer que había sido derrotada en las elecciones presidenciales.

Poco después, en el escenario instalado en un enorme salón del Hotel Hilton de Nueva York, el vicepresidente electo Mike Pence anunció la confirmación del resultado electoral y presentó “al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump”.

Bajo vítores y una ovación, Trump pronunció sus primeras palabras después de la victoria, agradeció el gesto de su rival de haberlo llamado para felicitarlo y expresó un elogio, por primera vez, a Hillary Clinton.

En su primer discurso como presidente electo hizo un llamado a la unidad de Estados Unidos.

En otra zona de Mahanttan, los partidarios de Hillary Clinton se retiraban cabizbajos y frustrados.

“Sinceramente, vamos a tener un tarado como presidente. Ahora mismo preferiría vivir en cualquier otro lugar”, dijo a EFE a la salida del recinto Maggie Pen, de 51 años. “No queremos ni quedarnos. La gente está desolada y todo son lloros ahí dentro”, añadió esta publicista, nacida y criada en Nueva York.

Para Stefanie Davies, afroamericana, en cambio, el resultado “no es sorprendente”.

“Siendo honestos con nuestra historia, América tiene un historial de racismo que no podemos olvidar, siempre ha estado ahí”, apuntaba la mujer, de 38 años, que también decidía volver a casa portando todavía su chapa de “Stronger Together” (Más fuertes juntos) y una bandera de EE.UU.

“Preocupado” y “aterrado” se mostró David Li, joven estudiante de matemáticas en Nueva York, que se dijo “preocupado por EE.UU. y el conjunto de la raza humana”.

“Es alguien extremadamente peligroso por su punto de visita sobre muchas cosas, es alguien por ejemplo que niega el cambio climático”, reflexionó.

“Estoy preocupado por mis perspectivas en este país como nacido en EE.UU., pero también por el futuro de toda la gente que ha llegado buscando aquí un futuro mejor”, apuntó.

Aunque esta ha sido una campaña electoral llena de sorpresas, la victoria de Trump no era la opción más probable ni para los seguidores de Clinton ni para la prensa.

Clinton contaba con las encuestas de su parte y planeó a lo grande una celebración en el principal centro de convenciones de Manhattan, el Javits Center, al que durante la tarde llegaron varios miles de personas para celebrar una posible victoria tanto dentro del recinto como en el exterior, frente a una enorme pantalla gigante.

Los asistentes llegaron con la emoción de terminar la noche brindando por la primera mujer presidente de EE.UU., pero finalmente la jornada fue histórica por motivos distintos.

A principios de semana se habían anunciado actuaciones musicales e incluso fuegos artificiales sobre el río Hudson, pero se suspendieron por motivos presupuestarios, según fuentes demócratas.

Festejos cancelados.

Ciudadanos mexicanos y estadounidenses que se disponían a celebrar la victoria de Clinton cancelaron los festejos ante la sorpresiva victoria de Trump.

Los estadounidenses, reunidos en el restaurante “Pinche Gringo”, en la Colonia Narvarte, un barrio de clase media al sur de la capital mexicana, se mostraron decepcionados cuando los cómputos dieron un vuelco y se perfilaba el republicano Trump como ganador.

En la madrugada cuando ya la victoria de Clinton se antojaba imposible, los estadounidenses comenzaron a abandonar el lugar. “Es una sorpresa, creo que quizá la gente quería un cambio en la dirección del país”, dijo Doug Hall, jubilado de 65 años y miembro del grupo “Democrats Abroad”, con dos años viviendo en la Ciudad de México.

De igual modo, miles de mexicanos se quedaron con las ganas de festejar en el emblemático Angel de la Independencia, donde se celebran todas las victorias deportivas de equipos aztecas, la victoria de Clinton.

A través de la red social Facebook se había lanzado una convocatoria para salir a las calles y concentrarse en el céntrico monumento para concentrarse y celebrar una vez que se cantó la victoria de Trump.

Unos 14.000 mexicanos habían comprometido su asistencia para festejar la victoria de Clinton.

Reacciones.

El presidente del Parlamento europeo, Martin Schulz, afirmó que con Trump como presidente de Estados Unidos “seguramente la relación transatlántica se volverá más difícil”.

Schulz, entrevistado por el primer canal público alemán Ard, hizo un paralelo con “los grandes miedos” suscitados por Ronald Reagan y dijo que “el sistema de Estados Unidos es lo suficientemente fuerte como para sostener un presidente Donald Trump e integrarlo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)