BATALLA ELECTORAL EN EE.UU.

Hillary asediada por dos enredos

Objeciones por la fundación Clinton y acusaciones de supuesto favoritismo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hillary Clinton domina en intención de voto, pero cuestionan su fundación y los correos. Foto: AFP.

El reino de Arabia Saudita donó más de US$ 10 millones. A través de una fundación, también lo hizo el yerno de un ex presidente de Ucrania cuyo gobierno fue ampliamente criticado por corrupción y por el asesinato de periodistas. Un empresario libanés-nigeriano con vastos intereses de negocios contribuyó US$ 5 millones.

Durante años, la Fundación de Bill, Hillary y Chelsea Clinton prosperó, en gran medida, por la generosidad de donantes extranjeros y otras personas que dieron cientos de millones de dólares a la caridad global. Pero ahora, mientras Hillary Clinton intenta llegar a la Casa Blanca, el financiamiento de esa amplia obra filantrópica se ha convertido en el talón de Aquiles de su campaña y, si ella resultara victoriosa en las elecciones, también podría serlo de su administración.

Ante las acusaciones que enfrenta Hillary Clinton de favoritismo hacia los donantes de la Fundación Clinton durante su periodo como Secretaria de Estado, el ex presidente Bill Clinton dijo a los empleados de la fundación que dejarían de aceptar donaciones del exterior y de corporaciones si Hillary triunfa en las elecciones presidenciales de noviembre.

Sin embargo, si bien la decisión evitaría la extraña situación con Bill Clinton recorriendo el mundo pidiendo dinero mientras su señora es presidenta, no resolvió una cuestión más acuciante: cómo su administración manejaría a los donantes de años que busquen ayuda de Estados Unidos o cuyos intereses pueden entrar en conflicto con los de sus propios países.

La Fundación Clinton aceptó decenas de millones de dólares de países que el Departamento de Estado —antes y durante el periodo de Hillary Clinton— criticó por su desempeño en discriminación sexual y otros temas humanitarios. Los países incluyen a Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Kuwait, Oman, Brunei y Argelia.

El vocero de la campaña de Clinton, Brian Fallon, dijo que tanto la familia como la fundación siempre han sido cuidadosos respecto de los donantes. "Las políticas que gobernaron las actividades de la fundación durante el desempeño de Hillary Clinton como Secretaria de Estado siempre cumplieron con creces los requisitos legales", indicó en una declaración escrita. La fundación se sometió a estándares aún más rigurososos desde que Clinton declaró su candidatura a la presidencia y se compromete a ir más allá si ella gana".

Críticas.

Donald Trump, el rival de Clinton, puede enfrentar sus propias complicaciones si es presidente, debido a que tiene inversiones en el exterior y cientos de millones de dólares en deudas inmobiliarias, que son posiciones financieras que podrían ser afectadas por decisiones que tome en la Casa Blanca.

Trump aprovechó la difusión de mensajes de correo electrónico conocidos en las últimas semanas correspondientes al periodo de Clinton en el Departamento de Estado, en los que se menciona a un puñado de donantes. La atacó por los correos que mostraron a Douglas J. Band, un asesor de Bill Clinton, intentando concertar una reunión entre un alto jerarca del gobierno de Estados Unidos y Gilbert Chagoury, un empresario inmobiliario libanés-nigeriano, que donó entre US$ 1 millón y US$ 5 millones. Chagoury explicó a través de un vocero, que solo quería dar enfoques de las elecciones en el Líbano.

Algunos correos y otros registros describieron a donantes que buscaban y en algunos casos obtuvieron, reuniones con funcionarios del Departamento de Estado. Ninguno mostró a Hillary Clinton tomando decisiones en favor de los donantes, pero sus aliados temen que los nuevos correos que se conozcan puedan dar munición a Trump.

El vocero de la fundación, Craig Minassian, dijo que la decisión de suspender el dinero extranjero y de corporaciones si Clinton gana las elecciones no guarda relación con los mensajes de correo electrónico.

La fundación, que comenzó en 1997, ha reunido alrededor de US$ 2.000 millones y es supervisada por un directorio que incluye a Bill y Chelsea Clinton. Hillary se incorporó cuando finalizó su gestión en el Departamento de Estado y se apartó en 2015 antes del comienzo de la campaña electoral. Su trabajo incluye a 180 países y contribuye a financiar más de 3.500 proyectosen salud y otras áreas.

Entre los correos que fueron obtenidos por el grupo conservador Citizens United, aparece el nombre de Victor Pinchuk —un magnate de la siderurgia, cuyo suegro, Leonid Kuchma, fue presidente de Ucrania entre 1994 y 2005— que donó entre US$ 10 millones y US$ 25 millones a la fundación. Le prestó su avión privado a los Clinton y fue invitado a una cena en la casa del matrimonio.

En julio de 2013, el Departamento de Comercio investigó quejas de que Ucrania —y por extensión la emprsa de Pinchuk— y otros ocho países volcaron ilegalmente en el mercado estadounidense un tipo de tubo de acero a precios artificialmente bajos.

Dos jueces ordenan difusión de 14.900 correos clasificados.

Un juez federal ordenó al Departamento de Estado que revise los 14.900 nuevos correos encontrados recientemente por el FBI en los servidores personales que usó Hillary Clinton cuando fue secretaria de Estado y que publique algunos de ellos el 13 de septiembre.

Anteriormente, otro juez había dado al Departamento de Estado hasta el 23 de septiembre para que determinara los plazos para hacer públicos esos nuevos correos.

Los correos que el magistrado William Dimitrouleas ordenó divulgar el 13 de septiembre son los que Clinton envió durante la semana del ataque al consulado en Bengasi (Libia), ocurrido el 11 de septiembre de 2012, que tuvo sangrientas consecuencias. Son documentos que Clinton envió desde un servidor privado de correo electrónico, algunos con información clasificada. El FBI concluyó que ella actuó de manera "muy negligente".

En una entrevista con CNN, Trump reiteró que Clinton debería estar en la cárcel por su manejo del escándalo de los correos en lugar de disputando la Presidencia. Fuente: EFE

EL ESCENARIO DE LA CAMPAÑA.

Pide un fiscal para indagar la fundación.

"No hay nada que ilustre mejor cuán corrupta es mi oponente que sus escándalos como secretaria de Estado", dijo el candidato presidencial por el Partido Republicano, Donald Trump, al pedir al gobierno que designe un fiscal especial para investigar posibles conflictos de intereses de Hillary Clinton con la Fundación Clinton.

Denunció un supuesto sistema de "pay-for-play" (paga para jugar) en el que benefactores de la Fundación Clinton ganaban acceso directo a funcionarios del gobierno. "La cantidad de dinero en juego, los favores hechos y el número significativo de veces que ocurrió requieren una rápida investigación de un fiscal especial", planteó.

"Después de que el FBI y el Departamento de Justicia encubrieron los delitos de Hillary Clinton, no queda duda de que no se puede confiar en ellos para investigar de forma rápida o imparcial nuevos delitos de ella, que suceden todo el tiempo", apuntó. Fuente: EFE

Candidata demócrata sigue líder.

Una nueva encuesta de Reuters/Ipsos indica que 45% de los votantes respalda a Hillary Clinton, mientras 33% apoya a Donald Trump, en tanto 22% no elige a ninguno de los dos candidatos.

Al plantear la encuesta con los cuatro en disputa, Clinton suma 41%, Trump 33%, el candidato del Partido Libertario, Gary Johnson 7% y Jill Stein (Partido Verde) 2%.

El sitio especializado en política RealClearPolitics indica que el promedio de las encuestas sitúa a Clinton con 47,2% contra 41,8% de Trump. El promedio con los cuatro da 41,7% a Clinton, 37,7% a Trump, 8,7% a Johnson y 3,6% a Stein.

En la contienda por el Colegio Electoral —el sistema de elección es indirecta y los ciudadanos eligen delegados de cada candidato a ese órgano— Clinton tiene casi asegurado el triunfo con 272 votos electorales (90 seguros, 78 probables y 104 que se inclinan por ella), mientras Trump llega a 154 (63 seguros, 26 probables y 65 se inclinan por él). Quedan 112 votos en juego. Se necesitan 270 votos electorales para ser presidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)