RECTA FINAL

Hillary apuesta a que Trump caiga envuelto en polémica

“No quiero que crean que esta elección se ha terminado”, aseguró Clinton.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Clinton saluda a la multitud después de su discurso en San Francisco. Foto: Reuters

Amenos de un mes de las elecciones en Estados Unidos, la candidata demócrata Hillary Clinton apuesta por la discreción, dejando que su rival Donald Trump se debata en una espiral de polémica, mientras el presidente Barack Obama afirma que "la democracia misma" está en juego.

El republicano continúa su furiosa campaña para replicar un diluvio de acusaciones, luego de que al menos seis mujeres dijeran esta semana que fueron víctimas de agresiones sexuales, como efecto de un video de 2005 en el que Trump hacía comentarios lascivos sobre las mujeres.

"La campaña de Clinton se niega a debatir el fondo" de las cosas, dijo Trump a sus simpatizantes durante un mitin realizado el jueves en Florida. "En lugar de eso, ellos me acusan falsamente, no son más que calumnias y difamación", aseguró ante el aplauso de sus seguidores. "Yo no sé ni siquiera quiénes son esas personas. Es una vergüenza", afirmó.

El magnate acusó a los medios estadounidenses de aliarse contra él y su entorno prevé contraatacar. Trump amenazó con demandar al diario The New York Times, que publicó los testimonios de dos mujeres que lo acusan de embestidas y agresiones de índole sexual.

"Antes del final del día, las pruebas serán publicadas para desafiar estas acusaciones", prometió Mike Pence, el compañero de formula de Trump, en una entrevista con el canal CBS.

Ante la preocupación que genera la campaña de Trump, el presidente Barack Obama aseguró ayer que "la democracia misma" está juego en las elecciones, durante un acto en apoyo a Clinton en Cleveland (Ohio).

"Todo el avance que logramos en los últimos ocho años está en juego", dijo y agregó: "la democracia misma está en juego en las urnas".

El presidente subrayó que cada voto "cuenta" y alertó contra la estrategia que, a su juicio, está impulsando Trump de crear un clima político "tóxico" para disuadir a los ciudadanos de acudir a las urnas.

Obama recordó que Ohio siempre es un territorio muy reñido y animó a sus habitantes a aprovechar el voto por adelantado, que se abrió en el estado el pasado miércoles.

Según el promedio diario de las principales encuestas de intención de voto que elabora la web RealClearPolitics, hoy Trump y su rival demócrata, Hillary Clinton, están prácticamente empatados en Ohio, con un 42,4 % de apoyo para el magnate y un 44 % para la ex secretaria de Estado.

En su mitin de ayer, Obama reiteró que Trump ha demostrado no tener el "carácter" ni la "honestidad básica" para ser el próximo presidente del país, al presentar por otro lado a Clinton como una de las personas "más inteligentes" que ha aspirado jamás a la Casa Blanca.

Clinton, segura.

En contraste, Hillary Clinton ha mantenido una campaña más discreta, segura de la ventaja que le dan los sondeos.

Desde el jueves ha participado en reuniones para recaudar fondos en la costa oeste y fue entrevistada en el programa de Ellen DeGeneres del canal NBC en Los Ángeles.

"No quiero que las personas crean que esta elección se ha terminado, porque todo ha sido tan imprevisible hasta ahora. Pero no tomo nada por sentado. Debemos trabajar muy duro en las tres próximas semanas y media", aseguró Clinton durante la entrevista.

Pero su agenda dice lo contrario. Su próxima aparición pública bien podría ser durante el tercer y último debate presidencial contra Trump, el próximo miércoles en Las Vegas (Nevada).

El Partido Republicano se ha mostrado profundamente dividido sobre qué postura adoptar ante su candidato.

Varios legisladores que se preocupan por su reelección en el Congreso el 8 de noviembre tomaron distancia del magnate, pero otros dijeron que votarán por él a pesar de todo para evitar una victoria de Clinton o que la Corte Suprema se incline hacia la izquierda, dado que el sucesor de Obama debe nombrar uno o varios jueces del máximo tribunal.

"Basta".

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, fue duramente criticado por el ala más derechista del partido, que pidió su dimisión tras el escándalo causado por el video de marras sobre Trump.

Ryan intenta salvar su mayoría en el Congreso al advertir a los electores del riesgo de una deriva "progresista" planteada por el Partido Demócrata. Su mensaje es voten por los republicanos en las legislativas que serán celebradas al mismo tiempo de las presidenciales.

"Es importante dar un paso atrás considerando las verdaderas cosas en juego en esta elección". "Detrás de la ignominia (de la campaña) hay un debate larga data entre dos filosofías de gobierno: una respeta los principios fundacionales de nuestro país, como la libertad y la igualdad, y el otro busca reemplazarlos", agrega.

En contraste, las filas demócratas se mostraban más unidas que nunca ayer, con una victoria en las urnas a la vista.

El presidente Obama y su esposa Michelle, el vicepresidente Joe Biden, Bill Clinton y su hija Chelsea hicieron campaña por la exsecretaria de Estado, con un mensaje armónico.

Para Obama "es tiempo para que cada uno de nosotros se levante y diga basta", remató en su discurso brindado en Ohio junto a su familia.

Oliver Stone cree que Trump "no ganará".

El cineasta estadounidense Oliver Stone consideró ayer que el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, no logrará ganar, si bien advirtió de que su oponente demócrata, Hillary Clinton, "no es mejor".

"No creo que Trump gane pero la alternativa es Clinton, que no es mejor. Representa al sistema de Estados Unidos, al estás conmigo o contra mi", opinó el director durante una conferencia en Roma.En su opinión Hillary Clinton "será más militarista que Obama".

Obama sella la apertura y el alivio del embargo a Cuba.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, emitió ayer una directiva con la que pretende sellar su política de apertura hacia Cuba y hacerla "irreversible", acompañada de una nueva relajación del embargo para impulsar la cooperación médica y ayudar a mejorar la agricultura e infraestructuras de la isla.

"Persisten desafíos —y diferencias muy reales entre nuestros gobiernos persisten en asuntos como democracia y derechos humanos—, pero creo que el compromiso es la mejor manera de abordar esas diferencias y avanzar en favor de nuestros intereses y valores", destacó Obama en un comunicado al anunciar la directiva presidencial.

El "progreso" logrado desde el inicio de la normalización bilateral en diciembre de 2014, "reforzado" por la medida de hoy, "debería recordar al mundo lo que es posible cuando miramos juntos al futuro", agregó el presidente.

Un alto funcionario de la Casa Blanca explicó bajo anonimato que la importancia de una directiva como la emitida ayer por Obama es que sustituye a cualquier otra previa sobre Cuba y pasa a ser el "manual" de actuación para el actual Gobierno y los próximos.

Según el alto funcionario, esta directiva "formaliza" la nueva política hacia Cuba e "institucionaliza" los cambios adoptados, al establecer, además, el papel y responsabilidad de cada agencia gubernamental en la nueva era de la relación bilateral.

Por su parte, la principal asesora de seguridad nacional de Obama, Susan Rice, afirmó en una conferencia en el Wilson Center que esta directiva es pública, "abierta" a todo el que la quiera leer, a diferencia de los viejos "planes secretos" de EE.UU. hacia Cuba.

La directiva presidencial se emitió acompañada de más relajaciones al embargo económico vigente sobre Cuba, que constituyen la sexta ronda de flexibilización del régimen de sanciones y probablemente la última del mandato de Obama, que concluye en enero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)