LEGISLATIVAS

Hezbolá, aliado de Irán, ganó en Líbano

El movimiento chiita Hezbolá, aliado inquebrantable de Irán, saludó ayer lunes su "gran victoria" en las legislativas en Líbano, en las que su principal rival, el primer ministro sunita, Saad Hariri, resulta ser el gran perdedor.

Legislativas en en Líbano, festejaron los chiitas. Foto: AFP
Legislativas en en Líbano, festejaron los chiitas. Foto: AFP

Las elecciones legislativas del domingo, las primeras desde 2009, estuvieron marcadas por la baja participación que alcanzó solo al 49,2%.

La política sectaria de reparto del poder en Líbano implica que ninguna alianza del Parlamento de 128 escaños gozará de una mayoría estable.

"Es una gran victoria moral y política para la Resistencia", dijo el líder de Hezbolá, Hasan Nasralá, empleando el sobrenombre que recibe el movimiento en referencia a su lucha contra Israel.

Las estimaciones del partido chiita, unas horas después de comenzado el escrutinio, indican que el movimiento se impuso en casi todas las circunscripciones en las que tenía candidatos.

"Hoy podemos decir (...) que se ha conseguido el objetivo", añadió Nasralá, sin decir cuántos de los 128 asientos del Parlamento ganaron su partido y sus aliados. Con sus aliados, Hezbolá debería poder forjar más fácilmente una mayoría sobre temas clave como el de las armas, de las que nunca se deshizo desde la guerra civil (1975-1990).

En un contexto de fuertes tensiones regionales sobre el papel de Irán, principal padrino del movimiento chiita, "Hezbolá parece en buena situación para tener mayor influencia en el proceso de toma de decisiones" en Líbano, indicó el politólogo Karim el Mufti.

El discurso triunfalista de Nasralá contrasta con el de su gran rival, Hariri, que di-jo que su movimiento —La Corriente del Futuro— perdió un tercio de sus escaños en el Parlamento, pasando de 33 a 21 diputados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)