DIDIER REYNDERS

"No hay país ajeno al terrorismo"

El viceprimer ministro y canciller de Bélgica, Didier Reynders, visitó Uruguay la última semana para estrechar vínculos entre ambos países. Tras su reunión con el canciller Rodolfo Nin Novoa, conversó con El País sobre el terrorismo y el impacto que ha generado en la Unión Europea el resultado a favor de la salida del Reino Unido del bloque.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Didier Reynders. Foto. F. Flores

Abogó por un mejor trabajo de los servicios de información y de inteligencia de los países miembros de la comunidad, explicó cómo trabajan para prevenir los ataques de los llamados “lobos solitarios” y recordó que ningún país del mundo es extranjero a un ataque terrorista cometido por los islamistas radicales.

—¿Cómo es vivir en una alerta terrorista permanente en Bélgica?

—Se vive tratando de reaccionar sobre diferentes fuentes y modos de acción. Movilizamos las fuerzas militares en primer lugar. Estamos presentes en la coalición internacional que interviene en Irak y Siria. Desde el 1º de julio, tenemos seis aviones F16 nuevos, que están presentes en Jordania que participan en las operaciones de bombardeo sobre Irak y Siria. Tenemos militares en Irak, que participan en la formación de militares iraquíes. Estamos sobre el terreno militar luchando contra los terroristas.

—¿Y cómo trabaja Bélgica en la crisis de los refugiados?

—Intervenimos también en el plano humanitario para tratar de ayudar a las poblaciones desplazadas en Siria, en Irak y sobre todos en los países vecinos como Líbano y Jordania, que sufren mucho por la llegada de refugiados. Pero tratamos de administrar la situación de los refugiados que vienen actualmente a Turquía y recibimos refugiados en Europa. El año pasado recibimos más de 40.000 en Bélgica.

—¿Cómo luchan contra el terrorismo en todo el territorio nacional?

—Las fuerzas policiales y de seguridad estén fuertemente movilizadas. Ahora agregamos militares. Tenemos más de un millar en las calles para asegurar la protección en un cierto número de lugares y de manifestaciones. Están bajo tensión desde hace muchos meses. El trabajo principal tiene que ver con la prevención gracias a los servicios de información. Llegamos a impedir acciones terroristas de forma regular gracias a estos servicios.

—¿Esos servicios intercambian información con otros países?

—Hay un servicio militar y uno civil. (El civil) está activo en todo territorio belga. El servicio militar está operativo más bien en el extranjero a través de muchas embajadas. Nosotros queremos tener mucho intercambio de información, apoyamos el intercambio de información entre los servicio de inteligencia, en el marco de la OTAN, y más ampliamente con países del Golfo, con algunos socios de África del Norte.

—¿Conocen el perfil de quiénes son los que cometen estos atentados?

—Tenemos cada vez más actos terroristas cometidos por jóvenes, que nacieron en nuestro país, que fueron educados en Bélgica, y que a menudo se fueron como combatientes a Siria e Irak.

—¿Cuántos son?

—Aproximadamente 500. En una población de 11 millones de habitantes, es mucho. Tenemos algunos que se murieron allí mismo (en Siria e Irak). Volvieron a nuestro país alrededor de 150. Algunos ellos están presos. Otros sufrieron procedimientos penales, pero no fueron condenados. Y hay un cierto número que no sabemos dónde están. Por eso, se necesita trabajar con los servicios de información.

—Tras el ataque en París e, se supo que el barrio Molenbeek, considerada la cuna del yihadismo, cual es la situación específica ahí.

—En Bélgica, esto ya lo he dicho a menudo, tenemos zonas y barrios, que no se han integrado bien. Son poblaciones que en su mayoría han venido de África del Norte y que, en la segunda o tercera generación, ya no se sienten de su país de origen: pasa con los marroquíes, tunecinos y argelinos. Pero tampoco se sienten europeos.

—¿Por qué no se han integrado a la sociedad?

—Por un problema psicológico, de formación, de empleo. Tenemos que trabajar mucho en el campo de la educación y en la capacidad para acceder al empleo. Es un trabajo que exigirá mucho tiempo.

—¿Y en qué trabajan?

—Estamos trabajando con los servicios de información y de inteligencia para evitar que los jóvenes se vayan.

—Más allá de las células yihadistas, ¿es inevitable que los llamados lobos solitarios cometan ataques en Occidente?

—Tratamos de evitarlo. Pero es muy difícil de impedir que haya personas que pasen al acto y por eso tomamos medidas de seguridad. Acabamos de tener un ataque contra dos policías, en la ciudad de Charleroi (hace una semana) y un policía allí pudo neutralizar al atacante que se murió. Por lo tanto, tratamos de tomar medidas, de impedir todo acto de violencia.

—¿Cuántos hechos han impedido?

—Unos 100 actos. Muchas personas que fueron detenidas estaban prontas para participar en ataques. Seguimos haciendo ese trabajo con muchos países de Europa.

—¿Qué tan lejos estamos en Uruguay de sufrir un ataque terrorista del nivel que se ha sufrido en Europa?

—Es muy difícil de decir. Ningún país en el mundo es verdaderamente ajeno a este tipo de riesgo. Pero es cierto que ha habido una concentración de este tipo de ataques en Estados Unidos. También en Francia, Gran Bretaña, Alemania. Son pequeños grupos dentro de la comunidad musulmana que tienen una visión totalmente loca del islam.

—¿En todos los países que visita hay miedo?

—Yo visité Malasia, Singapur, y tienen combatientes en el extranjero y tienen miedo de estos atentados. Yo creo que ningún país está verdaderamente protegido y todos tenemos que participar en acciones.

—¿Qué papel puede jugar Uruguay en el combate al terrorismo?

—Uruguay está ahora en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Yo le agradezco a Uruguay por el apoyo a Bélgica, que también quiere ser miembro del consejo de seguridad en 2019 y apoya esta candidatura. También los felicito por participar en varias misiones de paz de Naciones Unidas, en el Congo y en Haití. Y es importante que los países del mundo se den cuenta que hay un papel que jugar para tratar de mantener la paz y evitar que grupos extremistas puedan pasar a acciones violentas. Nadie está protegido, todos tenemos un papel que jugar.

—El resultado a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea ha convulsionado la Unión Europea. ¿Cuál fue el impacto real que ha tenido en la comunidad?

—El impacto es en Gran Bretaña esencialmente. Con un cierto número de dificultades políticas, con un número de dificultades económicas en el mercado inmobiliario en Londres.

—Y luego encontrar nuevas formas para vincularse con este país.

—Gran Bretaña es también para Bélgica el cuarto socio comercial; entonces también vamos negociar en los próximos años la futura relación entre la UE y este país exterior que será Gran Bretaña. Y deseamos poder tener un tratado de libre comercio que permita la libre circulación de los bienes, de los capitales y también de las personas y ahí habrá una discusión que llevar.

Un político polifacético.

Didier Reynders es abogado, recibido en la Universidad de Lieja, donde ha trabajado como profesor adjunto de algunas carreras, y uno de los políticos más importantes de Bélgica. Desde enero de 2013, es el líder de los liberales. Es el canciller desde hace cinco años y tiene un rol activo en la cooperación que tienen los países de la Unión Europea en el combate al terrorismo yihadista.

Fue presidente del Movimiento Reformador 2004-2011, con el que obtuvo una victoria en las elecciones legislativas de 2007. Además, este "veterano de la política", según algunos medios belgas, fue ministro de Finanzas en 1999 durante una docena de años, por lo que condujo a su país a la transición al euro. "He llevado a cabo una acción de reformas para reducir los impuestos para el beneficio de los ciudadanos", señala en su sitio web oficial. También señala que durante su gestión aumentaron los sueldos.

En la década del 80, fue presidente de la Sociedad Nacional Ferrrocariles Belgas y de la Sociedad Nacional de las Vías Aéreas.

Perfil

Nombre:Didier Reynders. Nació: En Lieja, Bélgica. Edad: 58 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)