ERUPCIONES VOLCÁNICAS EN HAWÁI

Por qué muchos hawaianos agradecen las erupciones volcánicas del Kilauea

Las erupciones de las últimas semanas han destruido docenas de hogares. Sin embargo, algunos parecen contentos

Volcán Kilauea
Varios observan las cenizas del volcán de Kilauea en la isla de Hawai. Foto: AFP

Quien dijo que una erupción volcánica es un desastre, estaba equivocado. Por lo menos así lo ven los hawaianos, quienes atribuyen este fenómeno a Pelé, la diosa del fuego en su cultura.

Hace semanas que se difunden imágenes de erupciones volcánicas en distintas regiones de la isla, como el volcán Kilauea, que ha dejado decenas de hogares destruídos. Sin embargo, “no hay nada para hacer más que aceptar la decisión de Pelé”, dice Lokelani Puha (52), una bailarina de hula local. 

El nombre de Pelé, (pronunciado PEH-leh) es Pelehonuamea, e incorpora la conexión sagrada de la deidad con la tierra, los océanos y el color rojo de la lava, según afirman eruditos de la cultura hawaiana. 

Según Simón Romero, periodista del New York Times,  "los hawaianos han soportado el derrocamiento de su reino, la anexión de los Estados Unidos y las políticas destinadas a destruir el idioma hawaiano", por lo que en  la cultura nativa hawaiana, “la exaltación de Pelé no solo ha persistido a través de los siglos, sino que parece fortalecerse con cada erupción de los volcanes de Hawái".

Mónica Devlin (71), por ejemplo, dijo al New York Times que su casa era, en sí, una ofrenda para la deidad y, además, está convencida de que Pelé creó la isla hawaiana. "Es un proceso impresionante de destrucción y creación y tuve la suerte de vislumbrarlo", afirmó. 

Fisuras del volcán Kilauea
Fisuras del volcán Kilauea. Foto: AFP

Las leyendas sobre los orígenes de Pelé varían, pero la mayoría coincide en que la deidad siguió a su estrella a Hawai desde otra parte de la Polinesia, "así como la gente de mar que llegó a las islas hawaianas en una hazaña épica de navegación y migración en la época en que Europa estaba sumida en la Edad Media", sostiene Romero.

Otros, afirman que Pelé nació en Tahití, hija de  la diosa de la fertilidad Haumea, pero se vio obligada a huir a Hawái en una canoa después de seducir al marido de su hermana mayor, la diosa del mar. 

Kilawea
Lava del volcán Kilawea. Foto: AFP

"Creemos en 40,000 dioses, pero Pelé está en el escalón más alto por razones obvias", dijo al New York Times Kimo Awai, de 67 años, profesor de hula y conferencista sobre cultura la hawaiana. "Pelé creó Hawái; ella es esa fuerza primordial que existe dentro de todas las masas de tierra. Y ella puede ser vengativa, así que ten cuidado", agregó.

Sin embargo, existen también los llamados kanaka maoli, también locales, que desprecian a Pelé y expresan irritación hacia lo que provoca. Afirman que la lava es producto de su enojo, no de su naturalidad divina. 

"Pelé cambia de forma y puede aparecer fácilmente en forma humana", dijo al New York Times Puha, la bailarina de hula y evacuada que está esperando ver si Pelé destruye su casa. "Si tienes una botella de ginebra, incluso mejor. A Pelé, como a sus descendientes, le gusta un poco de travesura ". 


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error