MÁLAGA

Hallan pelo del niño atrapado en el pozo: qué se sabe del caso que tiene en vilo a España

Los servicios de rescate han hallado un pelo del niño de dos años que cayó en un pozo el domingo pasado en la localidad malagueña de Totalán.

Búsqueda del niño de dos años caído en un pozo. Foto: EFE
Búsqueda del niño de dos años caído en un pozo. Foto: EFE

Los equipos de rescate trabajan contra reloj mientras toda España se mantiene en vilo por Julen, el niño de dos años que está atrapado, según se cree, en el fondo de un pozo desde el domingo pasado en la localidad malagueña de Totalán, en el sur del país. 

En las últimas horas, los servicios de rescate han hallado un pelo del niño: se trata de un cabello encontrado entre el material sólido extraído del conducto, al que se le ha practicado una prueba de ADN, cotejado con el de los familiares.

Según las fuentes, la prioridad de los trabajos es continuar sacando el material sólido del pozo, de 25 centímetros de ancho y 110 metros de longitud, en el tercer día de búsqueda del pequeño de dos años.

Continúan los trabajos para el rescate del pequeño Julen. Foto: EFE
Continúan los trabajos para el rescate del pequeño Julen. Foto: EFE

El director de la Guardia Civil (cuerpo español de seguridad), Félix Azón, explicó este miércoles a la prensa en Madrid que se ha comunicado a la familia que "existen restos biológicos con una altísima posibilidad de que sean del niño".

"Esto nos lleva a confirmar la estrategia de succionado del pozo para tratar de alcanzar el lugar donde se encuentra el menor", añadió, aunque se mantienen otras opciones de rescate.

El padre de Julén habló con la prensa y dijo que lo que le da fuerza es “saber que voy a ver a mi hijo con vida”. Julen cayó en el pozo no señalizado cuando jugaba en un terreno cerca de donde sus padres almorzaban en la sierra de Totalán.

En las últimas horas comenzaron trabajos alternativos, en concreto la construcción de dos túneles, uno paralelo al pozo y otro oblicuo, para intentar llegar al lugar donde se cree que se encuentra el niño, a unos 80 metros de profundidad.

Familia, fuerzas de seguridad y de emergencia y las máximas autoridades nacionales y regionales de Andalucía intentan mantener la esperanza de hallar con vida al pequeño Julen, a pesar de la angustia de desconocer su estado.

Ayer comenzó la excavación lateral en horizontal de un túnel entre 50 y 80 metros de longitud para intentar llegar a la zona donde se piensa que está el menor.

El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, recalcó hoy que "todos los medios y esfuerzos posibles" se emplean en encontrarlo.

El trabajo es "complejo", pero se realiza "con solidez y sin hacer ningún tipo de ahorro", precisó el ministro ante las críticas del alcalde de Totalán, Miguel Ángel Escaño, y de la familia del pequeño sobre los efectivos destinados a buscar al niño.

Los trabajos se han ralentizado en las últimas horas por la condiciones del terreno y del propio pozo, una prospección de agua de 25 centímetros de ancho y 110 metros de profundidad.

La excavación del túnel se inició después de que las máquinas empleadas para succionar la tierra bajo la que podría estar el menor encontraran una masa compacta a 73 metros de profundidad, que no se puede extraer.

En la operación se aprovecha la pendiente de la montaña donde se encuentra este pozo, en un finca privada de la sierra de Málaga.

Según las autoridades españolas, ésta es la alternativa más segura de las tres posibilidades que se estudiaban; las otras dos, la apertura a cielo abierto y la creación de un túnel paralelo al pozo, no están descartadas, sin embargo.

Hay tres factores que condicionan la operación: la seguridad del pequeño, emplear el menor tiempo posible y la complicada orografía, que dificulta los trabajos y su seguridad.

Un centenar de miembros de varios cuerpos de seguridad y rescate y empresas privadas especializadas trabajan para localizarlo, después de que la familia avisara a los servicios de emergencias de que el chiquillo había caído al pozo cuando pasaban el día en el campo con familiares y amigos.

Los padres, hace poco menos de dos años perdieron a otro hijo. Según relatan los vecinos de la barriada de El Palo, donde residen, en la primavera de 2017 falleció su otro hijo, Óliver, cuando apenas tenía tres años. Ocurrió mientras paseaba por la playa junto a sus padres y "de muerte súbita".

El padre de Julen. Foto: EFE
El padre de Julen. Foto: EFE

Los servicios de auxilio encontraron el lunes una bolsa de golosinas y también sacaron un vaso del pozo, aunque la cámara introducida no ha obtenido, por el momento, ninguna imagen que constate la presencia del niño.

Los padres son José Rosello, feriante en paro, y Victoria María García, empleada en una cadena de hamburgueserías, y residen en la popular barriada de El Palo, en Málaga capital.

Los reyes de España están pendientes de los acontecimientos. La reina Letizia conversó este lunes por teléfono con el alcalde para interesarse por las labores de rescate, solidarizarse con los padres y apoyar a los equipos de emergencia.

"Comparto la angustia de la familia (...) Mantengamos la esperanza en el mejor desenlace", había escrito el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en Twitter.

Julen es un niño muy activo, enamorado de su triciclo y de las pelotas, según el testimonio de vecinos de la barriada donde vive la familia. Su madre "ya ha perdido uno, éste tiene que salir por fuerza", según el anhelo manifestado por una conocida de los padres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)