LA CRISIS EN VENEZUELA

Habría un referendo, pero no sería durante este año

Si no se hace en 2016, el chavismo podría continuar en el poder hasta 2019.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lucena evitó mencionar que según sus planes el referendo no se haría en 2016. Foto: Reuters

La presidenta del Consejo Nacional Electoral venezolano (CNE), Tibisay Lucena, dijo ayer que de cumplirse todos los requisitos para que se pueda realizar la recolección del 20 % de los apoyos para convocar el referendo revocatorio será a finales del próximo octubre.

Una vez que se recaben esos apoyos, el CNE debe convocar el referendo en un plazo no superior a 90 días por lo que, si se extienden los plazos al máximo, el referendo tendría lugar a finales de enero de 2017, más allá del plazo para la convocatoria de nuevas elecciones presidenciales.

"Si se cumpliesen todos los requisitos establecidos en la norma, la recolección de firma con todos los aspectos de seguridad y técnicos, operativos y logística, probablemente la recolección del 20 % de las firmas se llevaría a cabo hacia finales de octubre", indicó Lucena en una comparecencia ante los medios y representantes de los poderes públicos.

El anuncio de la presidenta del Poder Electoral pone a los opositores al borde del límite para que una virtual convocatoria del referendo pueda efectivamente cesar al presidente Nicolás Maduro antes del 10 de enero de 2017, cuando vence el plazo en el que podrían convocarse nuevas elecciones.

Los opositores, que iniciaron los trámites de este referendo a mediados de abril, lograron formalizar hace una semana la solicitud de la convocatoria al revocatorio, un paso que representó la mitad del camino por recorrer y para el que han empleado casi 120 días.

Lo que sigue.

Lucena explicó que el CNE actualmente está cumpliendo un lapso de 15 días continuos establecido en la norma para procesar la solicitud de convocatoria, y que luego tendrán 15 hábiles "para presentar una propuesta del cronograma y los centros de recolección".

Una vez que se concrete esa convocatoria deberán concurrir durante tres días al menos cuatro millones de venezolanos, que equivalen al 20 % del padrón de electores, para con su "manifestación de voluntad" certificar personalmente que están en favor de que el referendo se convoque.

Lucena explicó que una vez realizada esa recolección de voluntades "se establecen una serie de lapsos que son de verificación, de recepción de las actas, de la declaración de improcedencia, o improcedencia de la recepción de las manifestaciones de la convocatoria que más o menos en términos generales podríamos tener entre 28 y 29 días", indicó Lucena.

Este nuevo plazo detallado por la máxima autoridad electoral del país caribeño extiende la respuesta de este ultimo paso hasta finales de noviembre, tras la que, de ser "procedente", se convocaría el referendo pero dejaría a los opositores con menos de 50 días para verlo por fin materializado.

Paradoja.

Lucena recordó ayer que la norma permite que el CNE se tome hasta 90 días continuos para la convocatoria, asimismo aseguró que el Poder Electoral venezolano no puede acelerar ni retrasar un referendo revocatorio, porque hacerlo significaría "violentar" los derechos de los electores.

Si el referendo se hiciese después del 10 de enero de 2017, aunque su resultado condujera al cese del mandato de Maduro, el chavismo continuaría en el poder y no se celebrarían nuevas elecciones porque, de acuerdo a la legislación, si la falta absoluta ocurre después de la mitad del mandato, su puesto debe ser ocupado por el vicepresidente.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE, Poder Electoral), Tibisay Lucena, calificó ayer de "infame" la declaración del Gobierno de EE.UU. sobre el proceso para un referendo revocatorio que se lleva a cabo en el país caribeño.

Por otra parte, Lucena se refirió a declaraciones "muy preocupadas e interesadas de funcionarios extranjeros, sean de órganos multilaterales o directamente de Gobiernos, como en el caso de Estados Unidos, que cada cierto tiempo se pronuncian sobre esta autoridad electoral".

La rectora principal del Poder Electoral calificó de "infame" el tono "del experto en democracia" como si conociera al detalle la regulación sobre la materia refrendaria en Venezuela, en referencia a Estados Unidos.

Asimismo, destacó que la ley que regula las competencias del Poder Electoral es el mandato que la República le impone a esta institución y resaltó que el CNE "no acepta presiones de nadie".

"No existe otra obligación más que la obediencia a la Constitución y la ley que oriente el comportamiento del Poder Electoral. Pierden su tiempo quienes creen que por vía de la presión política mediarán la voluntad de cumplir y hacer cumplir la ley en Venezuela", aseguró Lucena.

El pasado 10 de julio, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó al Gobierno venezolano a "acatar el Estado de derecho y la autoridad de la Asamblea Nacional", así como a respetar el proceso democrático de convocar un referendo revocatorio con arreglo a las leyes venezolanas.

Cabe recordar que para la oposición es fundamental que el referendo se celebre en 2016, porque de convocarse para después del 10 de enero de 2017, aunque lograran los votos necesarios (uno más de los obtenidos por Maduro en su elección), solo podrían cesar al presidente, y su Gobierno pasaría a manos del vicepresidente hasta que finalice el período para el que fue electo, en 2019. Con ello el revocatorio perdería una de las razones fundamentales para cerrar el ciclo.

Capriles dice que se puede hacer en 2016.

El dos veces candidato presidencial venezolano Henrique Capriles aseguró ayer que el referendo revocatorio que impulsa la oposición venezolana contra el presidente de ese país, Nicolás Maduro, podría realizarse este año pese a los lapsos anunciados esta jornada por el Poder Electoral. "Todavía tenemos la oportunidad para que los venezolanos podamos tener nuestro cambio político este año, porque sí hay tiempo", dijo el también gobernador del céntrico estado Miranda acompañado de los principales voceros de la alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en una rueda de prensa. La aseveración del líder opositor fue hecha minutos después de que la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, informara que de cumplirse todos los requisitos, la recolección del 20 % para convocar el referendo, se realizaría a finales de octubre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)