SIRIA

Guta, de "pulmón verde" a escenario de hambre y muerte

Cuarto día seguido de bombardeos en Siria contra civiles.

Guta: los bombardeos han causado cientos de muertos. Foto: Reuters
Guta: los bombardeos han causado cientos de muertos. Foto: Reuters

Por cuarto día consecutivo, la aviación del régimen sirio bombardeó ayer miércoles Guta Oriental, enclave rebelde cerca de Damasco, matando a casi 40 civiles. Desde el domingo, la nueva campaña de ataques con bombas y barriles explosivos en Guta dejó 310 muertos civiles, entre ellos 72 niños y 45 mujeres, y más de 1.500 heridos, precisó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los bombardeos provocaron también cuantiosos daños, en particular en varios hospitales que dejaron de funcionar.

El Comité Internacional de la Cruz Roja pidió acceder a la zona para "socorrer a los heridos" que, según la organización, "mueren simplemente porque no son tratados a tiempo".

Conocida como el huerto de Damasco por sus tierras agrícolas, Guta Oriental es el último bastión rebelde cerca de la capital y lleva desde 2013 sometida a asedio y bombardeos diarios.

En marzo de 2011 estalla la guerra en Siria, después de que el régimen del presidente Bashar al Asad reprimiera de forma cruenta unas manifestaciones prodemocracia en el país. Parte de la oposición se pasa a la lucha armada. Algunos forman el Ejército Sirio Libre (ESL, o ASL por sus siglas en inglés). En julio de 2012, el ESL lanza desde Guta la batalla de Damasco.

Este antiguo "pulmón verde" donde los habitantes de la capital hacían pícnic los fines de semana, pasa a ser blanco regular de bombardeos aéreos y de disparos de artillería del gobierno que alcanzan mercados, colegios y hospitales, causando numerosas víctimas civiles. El régimen sirio cerca completamente Guta y a sus habitantes a partir de 2013.

Desde el verano de 2017, esta región es supuestamente una de las zonas de distensión creadas en virtud de un acuerdo entre Rusia e Irán, principales apoyos del régimen, y Turquía, que respalda a la oposición. Estas zonas debían teóricamente provocar una disminución de los combates.

Pero los bombardeos siguen siendo casi diarios. En represalia, los rebeldes disparan obuses contra Damasco.

El pasado 5 de febrero, el régimen lanzó una ofensiva aérea de una intensidad inédita contra Guta, causando unos 250 civiles muertos y cientos de heridos, en cinco días. En los últimos días, el ejército envió refuerzos a los límites de Guta. "La ofensiva (terrestre) espera solo la luz verde", según el OSDH.

Desnutrición.

Esta región agrícola que antes producía verduras y frutas, es el escenario de una grave crisis humanitaria. El asedio disparó los precios y provocó una enorme escasez de alimentos.

En 2017, la ONU condenó la "intencionada privación de comida a los civiles" como táctica de guerra, después de la publicación de fotos impactantes de niños esqueléticos en Guta. Y Unicef denunció la peor crisis de desnutrición desde el comienzo de la guerra en 2011, con el 11,9% de los niños de menos de cinco años con desnutrición severa.

Casi 400.000 personas siguen viviendo en Guta, bajo escasez de alimentos y de medicamentos. La mitad son niños, según Unicef.

Además, en las últimas semanas se acusó al régimen sirio de cometer ataques químicos en Guta, provocando muertes por asfixia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º