Iglesia condenó hecho

Guerrilla paraguaya mató a dos rehenes

La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) expresó ayer su repudio por la muerte de Roberto Natto y Érika Raiser, el matrimonio alemán secuestrado el miércoles por un grupo guerrillero y que murió durante un enfrentamiento entre los secuestradores y las fuerzas de seguridad. "Los obispos del Paraguay rechazan y condenan este hecho criminal y sus consecuencias; a la vez expresan sus condolencias, cercanía espiritual y solidaridad con los familiares y seres queridos de las víctimas", dice el comunicado.

Los obispos exhortan a las "autoridades a poner el máximo empeño en salvaguardar la vida de las personas, identificar a los responsables del crimen y aplicar la ley". La pareja fue encontrada muerta con varios impactos de bala en las inmediaciones de la localidad de Yby Yaú, en el norteño departamento de Concepción, a unos dos kilómetros de la finca ganadera de su propiedad. El hallazgo se produjo después del choque armado ocurrido entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que previamente había secuestrado al matrimonio. Se desplazaban por su estancia en una furgoneta junto a otras cuatro personas, luego liberadas por la guerrilla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)