LA CRISIS EN VENEZUELA

La “guerra del oro” entre Maduro y Guaidó con Trump en el medio

Comenzó el juicio por el oro venezolano. Este fallo de la corte británica será un punto de inflexión en la disputa entre el presidente venezolano y el líder opositor.

Donald Trump se reunió este miércoles con Juan Guaidó. Foto: EFE
Donald Trump junto a Juan Guaidó durante la visita del venezolano a la Casa Blanca. Foto: EFE

En Londres, una corte abrió ayer lunes las audiencias entre los delegados del régimen de Nicolás Maduro y del líder opositor Juan Guaidó sobre el oro venezolano depositado en las bóvedas del Banco de Inglaterra, un litigio que en las últimas horas se vio contaminado por declaraciones de Donald Trump.

El presidente de Estados Unidos manejó el domingo una posible reunión con Maduro, al que no reconoce como presidente de Venezuela, lo que fue interpretado como una renuncia al apoyo a Guaidó. La Casa Blanca debió aclarar que el apoyo a Guaidó sigue intacto, y Trump que solo se reuniría con Maduro para fijar los términos de su salid del poder en Venezuela.

Esto, cuando tanto Maduro como Guaidó tienen la atención puesta en las audiencias que se abrieron en Londres, por la demanda del Banco Central de Venezuela (BCV), controlado por el régimen chavista, para obligar al Banco de Inglaterra (BOE) a liberar los lingotes de oro que tiene en sus bóvedas.

Los abogados que representan al BCV dicen que necesitan vender el oro, que representa alrededor del 15% de las reservas de Venezuela, para financiar la respuesta del país al coronavirus y mejorar un sistema de salud colapsado. Mientras, los abogados de Guaidó argumentan que buscan proteger el oro y no creen en la versión del régimen de Maduro.

El Banco de Inglaterra se ha negado a entregar el oro a Maduro porque el gobierno británico no lo reconoce como presidente de Venezuela. Así, el inicio de la audiencia vio a los dos equipos legales enfrentándose sobre quién es reconocido como autoridad legítima para mover el oro venezolano.

En principio la disputa es por unos 1.000 millones de dólares en oro, de los más de 14.000 millones que tiene Venezuela en el Banco de Inglaterra.

Las audiencias, celebradas por videoconferencia debido a la pandemia de coronavirus, deben durar un máximo de cuatro días, pero se desconoce si el juez Nigel Teare, del juzgado comercial de la Alta Corte de Londres, tomará una decisión inmediatamente después.

El BCV, presidido por Calixto Ortega, se querelló en mayo ante dicho tribunal para recuperar 31 toneladas de oro depositado en la institución británica y asegura que lo usará en la “emergencia humanitaria” por la pandemia del coronavirus.

Pero el Banco de Inglaterra afirma verse atrapado entre esta junta directiva del BCV y otra, nombrada por Guaidó, al que medio centenar de países -incluido el Reino Unido- consideran presidente interino de Venezuela hasta que se puedan celebrar elecciones fiables.

Maduro recurre al oro a falta de divisas del petróleo. Foto: Reuters
Nicolás Maduro. Foto: Reuters

Por eso, antes de abordar la cuestión de la devolución del oro, el magistrado decidió que se determine, en esta causa a parte, a quién reconoce el tribunal como legítimo representante de la república venezolana, propietaria última de los lingotes.

El nombramiento de una junta alternativa del BCV por Guaidó “tiene un cierto carácter de Alicia en el país de las maravillas”, afirmó el abogado que representa el régimen chavista, Nick Vineall, quien argumentó que el Reino Unido “reconoce inequívocamente” al gobierno de Maduro pese a considerarlo “ilegítimo”.

“El reconocimiento de un gobierno no tiene nada que ver con su aprobación”, afirmó.

No se trata de determinar cuál es el gobierno sino “quién es el presidente de Venezuela”, afirmó por su parte el representante de Guaidó, Andrew Fulton, acusando a Vineall de distraer al juez de la “cuestión relevante”. Y aseguró que el objetivo de Guaidó es “salvaguardar” los bienes del país y “garantizar que no sean disipados por el régimen cleptócrata de Maduro”.

La decisión del tribunal británico puede sentar un importante precedente en relación con otros bienes de Venezuela bloqueados en el extranjero.

La causa principal, sobre el retorno de los lingotes, podría prolongarse más allá de septiembre.

¿Trump-Maduro?

En medio de este litigio en una corte de Londres, el presidente Trump abrió otra polémica al manejar una posible reunión con Maduro. Sin embargo, luego aclaró que solo se reuniría con el presidente venezolano para conversar sobre su “salida pacífica del poder”.

“Al contrario que la izquierda radical, yo SIEMPRE estaré en contra del socialismo y con el pueblo de Venezuela. ¡Mi Gobierno siempre ha estado del lado de la LIBERTAD y contra el régimen opresor de Maduro! ¡Solo me reuniría con Maduro para abordar un tema: una salida pacífica del poder!”, escribió Trump en Twitter.

Trump reaccionaba así a la entrevista que publicó este domingo el diario digital Axios, y en la que se mostró abierto a reunirse con Maduro, una posibilidad que también barajó durante la Asamblea General de la ONU de 2018, pero que no llegó a producirse.

“Quizá sí pensaría en ello. A Maduro le gustaría reunirse (conmigo). Y yo nunca me opongo a reunirme, muy pocas veces me opongo”, respondió Trump en Axios.

Donald Trump, este martes en una conferencia en la Casa Blanca. Foto: AFP
Donald Trump en una conferencia en la Casa Blanca. Foto: AFP

“Siempre digo que se pierde muy poco con las reuniones. Pero por ahora, les he dicho que no”, agregó el mandatario en aparente referencia a supuestos esfuerzos del chavismo de concertar una cita.

Preguntado en esa entrevista por si se arrepentía de su decisión de respaldar a Guaidó como presidente interino de Venezuela, Trump dijo al principio que “no particularmente”.

Posteriormente, la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany aseguró que “nada ha cambiado” y que Estados Unidos sigue confiando en Guaidó, al que reconoce como presidente interino.

Además, McEnany acusó a la Administración de Barack Obama (2009-2017) de haber “estabilizado” el régimen de Maduro y aprovechó para arremeter contra el exvicepresidente Joe Biden, que enfrentará a Trump en las elecciones del próximo 3 de noviembre.

US$ 1.430 millones en juego
Lingotes de oro. Foto: Archivo El País

El régimen de Nicolás Maduro y delegados del líder opositor Juan Guaidó defendieron ayer lunes ante el Tribunal Superior de Londres su derecho a las reservas de oro venezolano depositadas en el Banco de Inglaterra (BoE).

Al inicio de un juicio de cuatro días, expusieron ante el juez Nigel Teare sus argumentos Nick Vineall, abogado de la junta directiva del Banco Central de Venezuela (BCV) nombrada por Maduro, y Andrew Fulton, representante de la junta “ad hoc” designada por Guaidó.

La corte londinense decidirá, en una fecha por determinar, cuál de los dos reconoce en realidad el Reino Unido -que ha expresado su apoyo a Guaidó pero mantiene lazos diplomáticos con Maduro- como presidente de Venezuela, lo que a su vez legitimaría para reclamar el oro.

Una vez dirima qué junta es la válida, el tribunal podrá avanzar en la demanda presentada el 14 de mayo contra el BoE por Maduro, que acusa al banco británico de vulneración de contrato al no cumplir su petición de liquidar y transferir 930 millones de euros de las reservas de oro venezolanas (en total 31 toneladas, con un valor de 1.300 millones de euros, 1.420 millones de dólares) a un fondo de la ONU. El régimen de Maduro argumenta que se destinará al combate al COVID-19 en Venezuela.

El dictamen de la corte servirá también para resolver un pleito iniciado por Deutsche Bank el 13 de mayo de 2019 sobre quién tiene derecho a reclamar 120 millones de dólares derivados de la terminación de un contrato de “swap” o permuta de oro.

En el proceso actual, el Banco de Inglaterra considera que está “en medio” de dos partes en disputa, puesto que la junta de Guaidó le ha pedido que no entregue los activos al régimen de Maduro.

No se espera que el magistrado pronuncie su dictamen de manera inmediata y, en todo caso, se prevé que el proceso en su conjunto se alargue por sus ramificaciones legales y el precedente que sienta de cara a futuras peticiones de Caracas.

"Genial"

Ex consejero de seguridad nacional John Bolton, reveló en un libro que saldrá a la venta esta semana que Donald Trump consideró “genial” una invasión a Venezuela para derrotar a Nicolás Maduro, y que quiso retirarle el apoyo a Juan Guaidó por su imagen de “niño”. Trump recibió a Guaidó en la Casa Blanca el pasado 5 de febrero

Reacciones: Críticas por manejar posible cumbre
Maduro: Estados Unidos ofrece US$ 15 millones por su captura. Foto: AFP

Legisladores y líderes hispanos de Florida rechazaron ayer lunes los comentarios del presidente Donald Trump, que se mostró dispuesto a una posible reunión con Nicolás Maduro.

“Ningún demócrata o republicano miembro de la comunidad latina volvería a dar poder a Maduro”, dijo el aspirante a representante Ricky Junquera en una teleconferencia con varios medios de comunicación. En opinión de Junquera, la posición de Trump debilita el apoyo de Estados Unidos a Guaidó.

“Es un día triste para los venezolanos, la democracia y el liderazgo americano. Me solidarizo y apoyo a Juan Guaidó y a la gente de Venezuela”, señaló por su parte la congresista Donna Shalala.

Su colega demócrata Debbie Mucarsel-Powell manifestó que “Trump está dispuesto a abandonar a los venezolanos que anhelan la democracia, muestra la incoherencia e inconsistencia en su política exterior hacia el narco-régimen de Maduro”.

Sin embargo, José Colina, presidente de la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), dijo a EFE que la postura de Trump “demuestra el fracaso de la presidencia interina” de Guaidó.

“La mezquindad de la presidencia interina y su falta de capacidad para organizar un equipo de alto rendimiento está teniendo sus consecuencias, y la falta de confianza de Donald Trump en la oposición es una de ellas”, enfatizó Colina.

Por su parte el Joe Biden, el virtual nominado demócrata a la presidencia, dijo que “Trump tiene palabras duras para Venezuela, pero admira a matones y a dictadores como Nicolás Maduro”.

“Como presidente, yo apoyaré a la población venezolana y a la democracia”, escribió en su cuenta de Twitter.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados