ESCENARIO ENREDADO

La guerra fría en versión cyber

La tensión entre Estados Unidos y Rusia va en aumento; sin acuerdo por tregua en Siria.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La zona este de Alepo está bajo escombros. Foto: Reuters

Entre Estados Unidos y Rusia ha estallado la primera "cyber-guerra" oficial de la historia. Tras las incursiones de hackers que según parece están vinculados a Moscú, y que han violado los e-mail del partido Demócrata, de Hillary Clinton y de su campaña electoral, Barack Obama ha lanzado una respuesta "proporcionada" a esos ataques.

El presidente ha pedido a la inteligencia de Washington que preparen diferentes opciones, entre ellas un súper "cyber-ataque" para poner contra las cuerdas al Kremlin, revelaron diferentes fuentes a la NBC.

La CIA y otras agencias están en otras palabras preparando esos contraataques, ofensiva a la que Moscú no tardó en responder, y que consistirían en la apertura de "cyber doors" (puertas en las redes protegidas) de las instituciones rusas.

El objetivo es el de sacar a la luz operaciones que generarían una oleada de rechazo contra Putin, que según James Clapper, director de la National Intelligence —organismo que coordina a las 16 agencias de espionaje de EEUU— es el responsable de haber dado la luz verde a la ofensiva informática rusa contra EEUU.

Estados Unidos "está jugando con fuego", advirtió el representante especial del presidente Vladimir Putin para la cooperación internacional sobre la seguridad informática, Andrei Krutskikh.

"Ninguna acción contra Rusia va a quedar impune", precisó, tras destacar que lo que hace Washington es "intentar asustarnos, en cambio de buscar la distensión e intentar un acuerdo: es algo descarado, burdo y estúpido".

También Yuri Ushakov, consejero diplomático de Putin, aseguró que Moscú va a responder a las iniciativas de Washington, mientras que el vocero de Putin, Dmitri Peskov, afirmó que "la imprevisible agresión de Estados Unidos sigue aumentando. Se trata, precisó, de amenazas sin precedentes contra Moscú".

Entre Moscú y Washington el clima de guerra fría sigue subiendo, tras la anexión de Crimea por parte de Rusia en marzo de 2014, sin contar la reciente ruptura del acuerdo sobre la tregua en Siria.

En este clima de fuertes tensiones, el secretario de Estado John Kerry y el canciller ruso Sergei Lavrov volvieron a reunirse ayer en Lausana, encuentro en el que se habló de "diferentes ideas interesantes". Sin embargo, de la reunión no salió ningún acuerdo concreto.

El embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, admitió que la tensión con Washington es probablemente la peor desde la guerra en Medio Oriente en 1973. A diferencia de lo que ocurría en esa época "seguimos trabajando sobre otras temáticas... en algunos casos bien", precisó, sin dejar de lado "las fuertes fricciones y diferencias sobre Siria".

La Casa Blanca sigue convencida del intento ruso de condicionar o interferir en las elecciones presidenciales a través de acciones de los hacker, ofensiva que por el momento ha golpeado sólo un frente, el Demócrata, mientras al mismo tiempo Donald Trump no esconde su simpatía hacia Putin.

No responder a esos ataques, precisaron los asesores del presidente Obama, significaría dar muestras de una posición de debilidad.

Por esta razón, el vicepresidente Joe Biden anunció que Washington "está por enviar un mensaje" a Putin: "tenemos la capacidad para hacerlo y el mensaje ha sido enviado. Él estará en condiciones de reconocerlo, hecho que ocurrirá cuando decidiremos nosotros y en las circunstancias en las que provocarán el mayor impacto posible".

Poco después, la NBC hizo filtrar la noticia que la CIA había recibido la orden de preparar las diferentes opciones de un ataque cybernético "cubierto" sin precedentes contra el Kremlin.

Siria, sin acuerdo.

En tanto, las conversaciones sobre Siria, en la ciudad suiza de Lausana, terminaron ayer sábado sin ningún comunicado conjunto de los nueve países asistentes.

Kerry está buscando una nueva alternativa para la paz en Siria, después de sus esfuerzos sin resultados por reestablecer un cese al fuego en negociaciones directas con Rusia, en medio del creciente enojo de la comunidad internacional por los bombardeos rusos y sirios sobre la ciudad de Alepo.

Kerry se reunió con Lavrov y los cancilleres de Irán, Irak, Arabia Saudita, Turquía, Qatar y Egipto, semanas después del colapso de un plan de cese al fuego impulsado por Washington y Moscú.

Sin ofrecer demasiados detalles, Kerry dijo que la reunión de Lausana había terminado con un "buen consenso" sobre las alternativas existentes para un cese al fuego en Siria, aunque añadió a los periodistas que hubo algunos momentos difíciles y tensos.

El próximo contacto entre las partes se realizará el lunes para discutir los pasos a seguir, dijo Kerry.

Más ataques a los hospitales.

Otros cuatro hospitales y una ambulancia fueron golpeados en el este de la ciudad siria de Alepo por bombardeos rusos y del gobierno sirio, en medio de los cuales el conductor del vehículo falleció, y dos médicos resultaron heridos. Lo informaron fuentes de la organización Médicos sin Fronteras. Se trata del peor daño a las estructuras sanitarias provocado por ataques aéreos sirios y rusos después de la interrupción del cese el fuego a finales de septiembre. "La campaña de bombardeos indiscriminados tuvo un giro hacia lo peor", declaró Carlos Francisco, jefe de la misión de Médicos sin Fronteras en Siria. "El ritmo de los ataques está sofocando la escasa capacidad de atención que el sistema sanitario está aún en condiciones de ofrecer, en una ciudad que está rápidamente colapsando, día tras día, hora tras hora", aseguró. Los bombardeos a hospitales han sido frecuentes en Alepo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)