ISRAEL HOY

Guerra alucinante en los túneles del terror

El País con militares de Israel que abordan un combate crucial.

Abordan desde una agresión con un cuchillo hasta un ataque con misiles. Foto: Daniel Rodríguez Oteiza
Abordan desde una agresión con un cuchillo hasta un ataque con misiles. Foto: Daniel Rodríguez Oteiza

The State of Israel is Born" (Nace el Estado de Israel) proclamó a lo largo de su primera página con letras de enorme tamaño el diario The Jerusalem Post, el 16 de mayo de 1948. La información, complementada por fotos del histórico hecho y de su protagonista David Ben Gurion —un hombre cuya escasa estatura física se transformaba en impresionante presencia por su natural capacidad de liderazgo, elocuencia y pasión para exponer sus ideas rectoras— marcó una jornada de alegría y regocijo espiritual del pueblo judío por el significado del acontecimiento al tener su país en las tierras milenarias que habitaba, pero a la vez constituyó el comienzo de un nuevo periodo de sacrificio y dolor. Israel declaró su independencia el 14 de mayo de 1948, en función de la resolución que aprobó la Asamblea General de Naciones Unidas el 29 de noviembre de 1947 —en la que Uruguay tuvo decisiva actuación— y se incorporó a los países libres e independientes del mundo.

Pero, antes de que sus ciudadanos pudieran disfrutar un minuto de su nueva vida, el novel país fue invadido por los ejércitos regulares de Egipto, Jordania, Siria, Irak y Líbano.

Ese fue el comienzo de la guerra de la independencia, un conflicto que tradujo en sangrienta realidad la certeza que se tuvo desde que Naciones Unidas aprobó el Plan de Partición impulsado por Uruguay y Guatemala en Unscop (la Comisión Especial de Naciones Unidas para Palestina). Los países árabes rechazaron la partición, pese a que esta creaba el Estado Palestino.

Israel ha estado bajo peligro y agresión desde que nació como Estado. Transcurrió una historia de setenta años y siete guerras desde su creación como país. Ahora, en la segunda década del Siglo 21, continúa bajo ataque. El enemigo cambió —tiene acuerdos de paz con varios países árabes— de los ejércitos convencionales a las organizaciones terroristas que operan desde los territorios que se sitúan en torno del país.

Hamas, Hezbollah, Al Qaeda, el Estado Islámico, son los principales grupos que siembran el terror y tienen por meta dominar gran parte de la región y hacer desaparecer a Israel porque representa los valores de Occidente.

Las Fuerzas de Defensa se han transformado y adaptado para hacer frente a los nuevos desafíos, tácticas y estrategia de las organizaciones terroristas.

En el Centro Nacional de Entrenamiento, situado en una zona desértica, el enviado de El País pudo ver y participar de la acción que permite a los militares lograr el conocimiento teórico y práctico para abordar una lucha despiadada contra el terrorismo en la que está en juego la existencia de su país. La amenaza exige estar siempre alerta. En el enorme predio, los expertos israelíes recrean, sin omitir detalle, la realidad que enfrentan en los poblados en los que deben combatir a los terroristas en condiciones adversas.

Casas de cemento que tienen pintados grafitis con rostros de combatientes árabes y son hogares de familias, convertidos en escondites y bases operativas por imposición del terror, calles que serpentean entre las viviendas y comercios y las entradas y salidas de túneles construidos por los grupos extremistas para penetrar el territorio israelí, alteran la apacible escenografía del desierto. En ese ámbito se adiestran y realizan el difícil aprendizaje para combatir contra los comandos terroristas. Se ve a grupos de soldados tomando un poblado y luchando contra el enemigo traicionero, liberando a rehenes y a ciudadanos que están bajo el terror y sufriendo bajas. Es un entrenamiento con absoluto realismo que traduce la hostilidad y peligro a cada paso que van a enfrentar en la verdadera batalla.

Asedio.

Israel está rodeado por los grupos violentos que quieren destruirlo. En su frontera norte está el sur del Líbano, cuyo gobierno ha perdido el control de la zona y ha sido reemplazado en los hechos por Hezbollah, con el respaldo de Irán, indican fuentes militares israelíes. Tres cifras describen con elocuencia la situación: 230 poblados chiitas en el sur del Líbano tienen instalada infraestructura militar de Hezbollah, en tanto una de cada tres casas son usadas por esa organización para almacenas armas, municiones y misiles. Hezbollah tiene en el Líbano un arsenal de 120.000 misiles que puntan a centros urbanos de Israel.

Otro frente explosivo es la Franja de Gaza, en cuyos 365 kilómetros cuadrados Hamas opera sin limitaciones y ha construido túneles para pasar armas y penetrar en el territorio de Israel, lanzando ataques letales. Las estructuras subterráneas tienen variada extensión desde cientos de metros hasta más de un kilómetro, de acuerdo con las características del terreno. La construcción no requiere de ingenieros ni arquitectos, sino que miembros de la organización con conocimientos de construcción y albañilería hacen las obras.

Si bien El País es guiado por uno de los túneles por Oficiales que han combatido a Hamas y Hezbollah, la experiencia resulta alucinante y en gran medida desconcertante. Al túnel, que puede comenzar en una vivienda familiar, se accede por una abertura cuadrada con borde y escalera de aluminio para el descenso que solo admite que baje un soldado tras otro para formar una fila y avanzar, teniendo cuidado de no golpearse contra las paredes. El túnel que mide alrededor de dos metros de ancho y un metro 90 de alto, cuenta con ambientes acondicionados para que los terroristas puedan permanecer varios días bajo tierra, con alimentos y espacio para descansar.

Laberinto.

Hay puertas laterales destinadas a engañar a los soldados y también para fugarse hacia otros sectores de la red de túneles, así como recodos cada varias decenas de metros, en los que los terroristas esperan a los soldados para atacarlos. Resulta difícil de imaginar, pero en esos túneles se libran combates entre los militares de Israel y los comandos de Hamas. Es un combate individual. Al caer uno de los protagonistas el que sigue en la fila asume el puesto de lucha. Los terroristas tienen luces estables para permanecer días ocultos, pero parte del combate debe hacerse portando una linterna como única luz.

En el túnel se pierden el sentido y la noción de dirección y orientación. Si la dificultad la tienen los soldados pese a estar entrenados, para un civil es un problema insuperable. Cuando el enviado de El País salió del túnel intentó reorientarse y ubicar el lugar del edificio principal del centro de entrenamiento. Le llevó varios segundos darse cuenta dónde estaba, pero el Oficial, acostumbrado a numerosas batallas en los poblados y los túneles, le señaló sin hesitar el lugar donde se encontraba el edificio. Parecía que había estado paseando por las calles de una ciudad apacible.

Así es la guerra en el Siglo 21 en una región explosiva del mundo.

Invierte con visión en la investigación y medicina.

En diez años, Israel ha dado enorme salto para afianzar su economía, fortalecer la investigación científica —la visita al Instituto Weizmann, en Rehovot, un centro de ciencias que ha dado tres Premios Nobel, confirma las características de una tarea de repercusión mundial en medicina y otras ramas que se traduce en beneficios para la humanidad— y asumir el liderazgo en las nuevas tecnologías, incluyendo las de diagnóstico y terapias para distintas enfermedades. La empresa IDB, situada en el piso 44 de una de las majestuosas torres de Tel Aviv, muestra cómo invertir con visión certera en innovaciones médicas. Israel también ha logrado resolver un problema crucial: el abastecimiento de agua. Y, tiene presente que los logros son fruto de su permanente esfuerzo, pero también de la posición que asumió Uruguay hace 70 años y abrió el camino para que se creara el Estado de Israel. Hay agradecimiento eterno, como expresó el ministro de Defensa, Avigdor Liberman a El País.

PESE AL PELIGRO

Un país que crece y lidera en conocimiento y las nuevas tecnologías

"Estamos prontos para abordar una diversidad de desafíos, una variedad nunca vista de enemigos y de tácticas, así como de acciones que incluyen desde una joven que apuñala a un soldado o un ciudadano común hasta los ataques con misiles. Entre medio, eso comprende todo lo que se pueda imaginar", señalan a El País fuentes militares en el Centro Nacional de Entrenamiento. Allí los militares logran el conocimiento teórico y práctico para abordar la lucha sin tregua contra el terrorismo, en la que está en juego la existencia Israel. "La calidad de nuestro personal, desde los más altos oficiales hasta los soldados, nos permite superar estas pruebas exigentes". Y, apuntan otro cambio relevante: "En el futuro, no lejano sino inmediato, la mayoría de las operaciones serán en ciudades. Estamos preparados para ese desafío".

El concepto que el alto Oficial señaló para el combate al terrorismo —la calidad intelectual y de formación de los cuadros militares— resalta en todas las actividades relevantes de la vida de Israel hasta convertir al país en líder en varios campos. En los diálogos que el enviado de El País tuvo con ministros y otros jerarcas del gobierno de Israel, más allá de mantener en reserva los detalles de lo conversado a pedido de los propios funcionarios, surge con claridad que todos comprenden que un país territorialmente pequeño como Israel —tiene 22.145 kilómetros cuadrados, ocho veces menos que el tamaño de Uruguay, y 8,2 millones de habitantes, se destaca sobre la base del conocimiento. Es el concepto que aplica con éxito en la educación, desde la escuela hasta las universidades y centros de investigación científica, así como otorga principal importancia a cada ciudadano, más allá de la labor que desempeñe, y a su historia de vida. Hay un compromiso firme de cada uno con el país. Pese al entorno peligroso, la economía de Israel crece a una tasa de entre 4% y 5% anual, tiene bajo desempleo del 4,2% y es referente mundial en innovación tecnológica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos