Tensión política

Guaidó se proclamó en Venezuela con amplio respaldo internacional

Uruguay llamó a un nuevo proceso de negociación.

Juan Guaidó ayer en el momento en que se compromete ante la multitud a llamar a elecciones libres en Venezuela. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

La histórica jornada que vivió ayer Venezuela transcurrió a ritmo de vértigo, que hizo que todo el mundo mirara hacia Caracas.

Primero Juan Guaidó, el diputado opositor que está al frente de la Asamblea Nacional, juró como presidente encargado ante una multitud de cientos de miles de venezolanos. De inmediato fue reconocido por Estados Unidos, la mayoría de los países de la región, Canadá y el secretario general de la OEA, el excanciller uruguayo Luis Almagro.

Nicolás Maduro también reaccionó rápido. Desde el balcón del palacio presidencial de Miraflores, denunció un "golpe de Estado" orquestado desde la Casa Blanca, anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Estados Unidos —ambos países no tienen embajadores desde 2010—, reclamó una vez más la lealtad de los jefes militares que sostienen su régimen, y ordenó que se investigara a Guaidó por "usurpador" de la presidencia. 

La Unión Europea, en tanto, no tomó partido por ninguno de los dos, pero dejó en claro que mira con esperanza los pasos de Guaidó.

La reacción del gobierno uruguayo llegó entrada la noche, cuando ya se habían pronunciado todos. Lo hizo en un comunicado conjunto con México, en el que hacen "un llamado a todas las partes involucradas, tanto al interior del país como al exterior, para reducir las tensiones y evitar una escalada de violencia que pudiera agravar la situación". Se pronuncian a favor de una "solución pacífica y democrática", y con ese fin proponen un nuevo proceso de negociación "incluyente y creíble, con pleno respeto al Estado de Derecho y los derechos humanos".

A la tensión política se sumó la agitación en las calles. Foto: EFE
A la tensión política se sumó la agitación en las calles. Foto: EFE

"Los Gobiernos uruguayo y mexicano, en sintonía con las declaraciones de la Organización de Naciones Unidas y la Unión Europea, así como de los Gobiernos de España y Portugal, manifiestan su completo apoyo, compromiso y disposición para trabajar conjuntamente en favor de la estabilidad, el bienestar y la paz del pueblo venezolano", concluye el comunicado divulgado por la Cancillería.

La cuestión venezolana es más que sensible para el gobierno uruguayo, dada la estrecha relación del Frente Amplio con el fallecido presidente Hugo Chávez, que siguió luego con Maduro. Además, en la coalición oficialista no todos los grupos ven con simpatía al actual régimen de Maduro, aunque los que han llevado la voz cantante públicamente son los sectores que se identifican con el chavismo.

Esto quedó de manifiesto en las reacciones de ayer en Twitter. Por ejemplo, el diputado del MPP Daniel Caggiani consideró "un disparate internacional la posición de Estados Unidos y el Grupo de Lima" de reconocer a Guaidó como presidente de Venezuela.

Por su parte, la senadora Constancia Moreira (Casa Grande) expresó: "Vergüenza nos debe dar el reconocimiento a un falso gobierno en Venezuela por parte de un grupo de países que solo empujan América Latina al abismo. Declararse Presidente sin ganar elecciones es usurpación del poder. Repudio total a esta mascarada internacional".

Por su parte, el socialista Pedro Apezteguía, director de Descentralización de la OPP, se preguntó: "Hubo nuevas elecciones en Venezuela y ganó Guaidó? La última vez que se presentó a elecciones, fue para Diputado y sacó 97.492 votos. Con presidentes encargados no se construye la paz ni el bienestar".

El precandidato frenteamplista Mario Bergara fue menos tajante que sus compañeros, y se pronunció más en línea con la Cancillería. "Sigo convencido de que la solución debe pasar por el diálogo y la negociación y en esa dirección debería ser la postura de nuestro país. Una posibilidad sería buscar el involucramiento del secretario general de las Naciones Unidas para promover una mesa de diálogo".

Donde sí hubo un claro pronunciamiento en contra de Maduro y a favor de Guaidó fue en la oposición. El Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado llamó a reconocer a Guaidó como presidente encargado, y expresó su deseo de que se realicen en Venezuela elecciones libres y democráticas.

El senador y precandidato presidencial del Partido Nacional Luis Lacalle Pou reiteró sus críticas al gobierno uruguayo por su posición de no condenar al régimen de Maduro, al que llamó "dictador".

Y la también senadora blanca Verónica Alonso puso en su cuenta de Twitter: "Venezuela ha dado un paso más hacia la democracia", y envió a Guaidó "el mayor de los éxitos y fuerza para lograr la definitiva recuperación de la libertad y la esperanza en Venezuela".

Juan Guaidó. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

Además de Estados Unidos, Guaidó recibió el respaldo de 11 de los 14 países del Grupo de Lima: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú. Los tres que no se sumaron son México, Guyana y Santa Lucía.

"Juro asumir formalmente las competencias del ejecutivo nacional como presidente encargado", dijo Guaidó al levantar la mano derecha frente a una multitud que lo aclamaba. La Constitución establece que ante un vacío de poder presidencial —que es el argumento de la oposición en este caso— es el jefe del Parlamento quien asume el cargo.

Desde Washington, el secretario de Estado, Mike Pompeo, llamó a Maduro a renunciar y dijo que apoyará a Guaidó mientras establece un gobierno de transición y prepara elecciones. "Pedimos a Maduro que se haga a un lado en favor de un líder legítimo que refleje la voluntad del pueblo venezolano", declaró Pompeo.

"¡Lealtad siempre!, ¡traición nunca!", dijo Maduro en un acto con chavistas. Foto: EFE
"¡Lealtad siempre!, ¡traición nunca!", dijo Maduro en un acto con chavistas. Foto: EFE

La UE, en tanto, hizo un llamado a escuchar al pueblo venezolano. "El 23 de enero, el pueblo venezolano ha hecho un llamamiento masivo a la democracia y a la posibilidad de decidir libremente su propio destino. Estas voces no pueden ser ignoradas", dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini. (Con información de AFP, EFE y Reuters)

Una cara fresca para alcanzar consensos

Juan Guaidó sobrevivió a una de las peores tragedias naturales de Venezuela cuando era un quinceañero y Hugo Chávez cimentaba su revolución. Hoy, autoprolamado presidente interino, es el mayor enemigo de Nicolás Maduro.

Espigado y de corto cabello negro que empieza a pintar sus primeras canas, Guaidó se convirtió el 5 de enero en el presidente más joven que haya tenido la Asamblea Nacional. No era el hombre de los grandes discursos, pero le tocó ponerse a la cabeza de una oposición dividida, con sus principales dirigentes encarcelados, exiliados o inhabilitados.

Guaidó, un ingeniero de 35 años con maestrías en Administración Pública, casado y padre de una bebé, se compromete a encabezar un gobierno de transición que convoque a elecciones, y en todos sus mensajes invita a los militares a romper con Maduro.

Juan Guaidó. Foto: AFP
Juan Guaidó. Foto: AFP

"Soy un sobreviviente, no una víctima", dijo una vez, recordando la tragedia de Vargas, cuando gigantescos aludes mataron a miles en diciembre de 1999. Guaidó vivía entonces con su madre y sus cinco hermanos menores en el costero estado Vargas. "Sé lo que es tener hambre", afirma.

Comenzó en la política con la generación de universitarios que se opuso a Chávez con masivas manifestaciones en 2007. El movimiento derivó en la única derrota electoral de Chávez, en un referendo para reformar la Constitución. "Guaidó es una cara fresca, considerado un hombre de consensos por los moderados y respetado también por los radicales", explica el analista Diego Moya-Ocampos.

En 2009, fue miembro fundador del partido Voluntad Popular, del que ha terminado siendo el rostro más visible, pues Leopoldo López guarda prisión domiciliaria por las protestas contra Maduro de 2014 y Freddy Guevara —llamado a sustituir al líder mayor— se refugió en la embajada de Chile, acusado por las violentas manifestaciones de 2017.

Guaidó fue elegido diputado suplente en 2010 y legislador titular en 2015, por su natal Vargas. Se abrió paso con denuncias de corrupción en la estatal petrolera Pdvsa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)