Una Venezuela, dos gobiernos

Guaidó no le cree a Maduro y rechaza oferta de "falso" diálogo

Estados Unidos dijo que “trabajará” para que México y Uruguay reconozcan al opositor.

Guaidós dijo que es hora de sacar de la FANB a los cubanos que, dijo, ocupan altos cargos en la institución. Foto: AFP
Guaidós dijo que es hora de sacar de la FANB a los cubanos que, dijo, ocupan altos cargos en la institución. Foto: AFP

Nicolás Maduro dijo que está dispuesto a dialogar, pero Juan Guaidó no le cree. Por eso, rechazó sentarse en la misma mesa con quien considera un usurpador del poder, y llamó a la oposición al régimen chavista a seguir con las movilizaciones callejeras.

Maduro, apoyándose en la propuesta de México y Uruguay, dijo ayer viernes en una conferencia de prensa en el palacio presidencial de Miraflores, que está "comprometido con el diálogo", y con un tono un tanto despectivo agregó que si tenía que "ir a encontrarme con este muchacho (por Guaidó) voy".

Casi al mismo tiempo, ante cientos de seguidores reunidos en la plaza central de Chacao, en el este de Caracas, Guaidó, rechazó negociar con Maduro. "La represión, cuando no les da resultado, se convierte en falso diálogo (...) Debe tener muy claro el mundo y este régimen: pafalso diálogo aquí nadie se presta", advirtió Guaidó, que el miércoles juró como presidente interino de Venezuela ante una concentración de miles de opositores. De inmediato, fue reconocido por Estados Unidos y varios países de América Latina. "¡Presidente!", coreaban ayer sus seguidores.

Maduro obtuvo, por su parte, el apoyo de sus aliados Rusia, China, Turquía, Nicaragua, Bolivia y Cuba, mientras México y Uruguay le mantuvieron el reconocimiento y presentaron una propuesta de negociación. La Unión Europea (UE) se prepara para urgir a Maduro a convocar inmediatamente elecciones. Algunos países, como Alemania y España, proponen reconocer a Guaidó.

Maduro reiteró ayer su denuncia de un golpe de Estado en marcha orquestado por el gobierno de Donald Trump. "Golpe sería si me llevan, eso es un golpe", reaccionó Guaidó, que se proclamó presidente interino invocando el artículo 233 de la Constitución, que señala que hay vacío de poder con la renuncia, incapacidad mental, muerte del presidente o abandono del cargo, un punto polémico pues el Congreso ya lo declaró así en 2017, aunque sus decisiones son anuladas por el Tribunal Supremo de Justicia, un organismo que responde a Maduro.

Nicolás Maduro. Foto: AFP
Nicolás Maduro. Foto: AFP

"Calle para rato".

Guaidó, de 35 años, convocó a una "gran movilización" la próxima semana tras las multitudinarias marchas del miércoles, durante las cuales 26 personas murieron y unas 350 fueron detenidas.

"Aquí hay gente en la calle para rato, hasta que logremos que cese la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres", dijo Guaidó, al señalar que la fecha será precisada mañana domingo.

Sin convocatoria concreta, Maduro, por su parte, llamo a la "rebelión popular contra el golpe de Estado": "Pueblo a la calle".

Como parte de su hoja de ruta, Guaidó ofreció amnistía a militares que ayuden con una transición, buscando quebrar el sostén de Maduro, la Fuerza Armada, cuya cúpula el jueves le renovó su lealtad.

"Llegó el momento de ponerse del lado de la Constitución, de ponerse del lado del pueblo", les dijo Guaidó a los militares.

Aseguró que también trabaja para que llegue ayuda humanitaria al país y proteger los activos venezolanos en el exterior. El jueves, Estados Unidos anunció una ayuda de 20 millones de dólares para entregar a Venezuela "en cuanto sea posible".

Ayer el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró que "trabajará" con México y Uruguay para que reconozcan a Guaidó.

"Pensamos que todos los países deben tomar pasos para lograr eso y no apoyar a esta cruel dictadura que ha causado tanta devastación para el pueblo de Venezuela", afirmó Pompeo en una rueda de prensa en el Departamento de Estado al ser preguntado sobre la neutralidad de México y Uruguay. "Creemos —añadió— que cada país debe reconocer la Constitución venezolana y las peticiones del pueblo venezolano, ya sea México, Uruguay o cualquier otro país. Esperamos trabajar con ellos para conseguir el acuerdo de que, en última instancia, haya unas elecciones libres y justas en Venezuela".

Rusia, en tanto, siguió ayer enviando mensajes de apoyo a Maduro e insistió en acusar a Estados Unidos de intentar usurpar el poder en Venezuela.

El pulso entre Estados Unidos y Rusia se da cuando contratistas militares privados que realizan misiones secretas para Rusia viajaron a Venezuela en los días recientes para colaborar con la seguridad de Maduro.

Europa se define.

La presión se recrudece en el seno de una Unión Europea cuidadosa con guardar su unidad de acción para reconocer a Guaidó como presidente interino de Venezuela, con algunos países como España y Alemania expresando su disposición a dar el paso.

La UE no reconoció explícitamente la autoproclamación de Guaidó el pasado miércoles y reiteró su llamado a nuevas elecciones en Venezuela, algo que podría justificar ahora su próximo paso.

"Si no existe la menor voluntad del régimen venezolano de proceder a la convocatoria de elecciones", "nos plantearíamos la adopción de otras medidas" como "el reconocimiento como presidente interino" de Guaidó, aseguró el canciller español, Josep Borrell.

Mercenarios rusos de guardaespaldas de Maduro

Nicolás Maduro. Foto: Reuters
Nicolás Maduro. Foto: Reuters

Contratistas militares privados que realizan misiones secretas para Rusia viajaron a Venezuela para colaborar con la seguridad de Nicolás Maduro, informó ayer la agencia Reuters, citando fuentes allegadas a las empresas contratistas. Yevgeny Shabayev, líder de un grupo paramilitar de cosacos con lazos con contratistas militares rusos, dijo que el número de efectivos en Venezuela podría ser de unos 400. No obstante, otras fuentes hablaron de pequeños grupos. Los contratistas están asociados al grupo Wagner, cuyos miembros —en su mayoría antiguo personal militar— combatieron de forma clandestina en apoyo de las fuerzas rusas en Siria y Ucrania.

Shabayev afirmó que el contingente se trasladó a Venezuela a comienzos de la semana, un día o dos antes de las protestas de la oposición. Viajaron en dos vuelos fletados para La Habana, desde donde se trasladaron en vuelos comerciales a Venezuela.

La labor de los contratistas en Venezuela es proteger a Maduro de cualquier intento de arresto por parte de simpatizantes de la oposición en sus propias fuerzas de seguridad, señaló Shabayev. "Nuestra gente está allí directamente para su protección", comentó.

Una fuente anónima rusa, que es cercana al grupo Wagner, dijo que los contratistas llegaron por primera vez antes de la elección de mayo de 2018, pero que otro grupo había arribado "recientemente".

Movimientos diplomáticos

Consejo de Seguridad de la ONU

El secretario de Estado, Mike Pompeo, planteará al Consejo de Seguridad de la ONU que reconozca a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. Estados Unidos solicitó para hoy sábado una sesión de urgencia, tras apoyar la juramentación del líder opositor venezolano y de declarar ilegítimo al mandatario Nicolás Maduro. "El secretario Pompeo instará a los miembros del Consejo de Seguridad y la comunidad internacional a defender la paz y la seguridad internacionales reconociendo a Juan Guaidó como presidente interino constitucional de Venezuela, y solicitará apoyo al gobierno de transición en su búsqueda por restaurar la democracia y el mandato de la ley", dijo el Departamento de Estado.

Apoyos de organismos financieros

El equipo de Juan Guaidó evalúa pedir apoyo a organismos como el FMI para obtener recursos que financien su gestión temporal. Los asesores de Guaidó consideran además designar un representante ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y nombrar una directiva en la filial petrolera venezolana en Estados Unidos, Citgo, como parte de la estrategia de obtener lo más pronto posible apoyo financiero en el extranjero. El mismo día que Guaidó juró esta semana, el jefe del BID, Luis Alberto Moreno, expresó en Twitter su "voluntad de trabajar con el presidente interino de Venezuela". Ayer Guaidó dijo que "el BID es un espacio idóneo para empezar a buscar fondos con los que ejecutar el plan país".

Emisario de EE.UU. para Venezuela

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, nombró a Elliott Abrams como emisario para "restaurar la democracia" en Venezuela. "Hay muchas dimensiones sobre cómo podemos asistir a los venezolanos para lograr la democracia y vamos a ser responsables de liderar ese esfuerzo", dijo Pompeo.

Abrams es un diplomático que trabajó con los presidentes republicanos Ronald Reagan y George W. Bush.

Pompeo dijo que la primera tarea de Elliot Abrams será acompañarlo a Nueva York hoy sábado a la reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU para intentar que el organismo reconozca la autoridad de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados