GAB, MEWE, TELEGRAM

Los grupos ultras se van a redes alternativas

Asalto al Capitolio en enero. Foto: Reuters
Asalto al Capitolio en enero. Foto: Reuters

Gab en lugar de Twitter, MeWe por Facebook, Telegram para mensajería y Discord para personas con información privilegiada. Vetados en las plataformas principales, los movimientos conspirativos y supremacistas de Estados Unidos, muchos de los cuales apoyan a Donald Trump, se han trasladado a redes más difíciles de regular.

“Los partidarios más extremos de Trump ya estaban en plataformas alternativas”, dijo Nick Backovic, investigador de Logically.AI, una empresa especializada en desinformación en la red.

Después de la toma del Capitolio del 6 de enero, las principales redes sociales tomaron medidas contra las organizaciones involucradas, como Oath Keepers, Three Percenters y Proud Boys. Facebook intensificó la purga de perfiles vinculados a movimientos armados. Se cerraron casi 900 cuentas. Twitter prohibió permanentemente a Trump y cerró 70.000 cuentas afiliadas a QAnon, un grupo que alienta teorías conspirativas.

Pero millones de fervientes extremistas y teóricos de la conspiración se niegan a detenerse.

Muchos se están uniendo bajo otras pancartas, en particular la del movimiento antivacunas. En la plataforma de mensajería encriptada Telegram, grupos compuestos por decenas de miles de partidarios de Trump comparten falsos rumores sobre “vacunas de la despoblación”, entre insultos contra el presidente Joe Biden y los inmigrantes.

Aunque la expulsión de las principales plataformas ha limitado la capacidad de reclutar de los movimientos extremistas, las brasas arden bajo las cenizas.

A fines de enero, por ejemplo, un grupo de manifestantes interrumpió el proceso de vacunación contra el COVID-19 en un estadio de Los Ángeles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados