INFORME

Los “graves errores” en la gestión de Johnson

Con 138.000 muertos, el Reino Unido es uno de los países más castigados de Europa por el COVID-19, lo que suscitó muchos interrogantes sobre el porqué.

Boris Johnson ayer en el congreso de su partido. Foto: AFP
Boris Johnson en el congreso de su partido. Foto: AFP

Un contundente informe parlamentario publicado ayer martes acusó al gobierno de Boris Johnson y a sus asesores científicos de “graves errores” y retrasos en la gestión inicial de la pandemia, denunciando “uno de los mayores fracasos de la sanidad pública” del país.

Este informe, publicado por dos comisiones parlamentarias tras meses de sesiones, llega antes del inicio, previsto para el próximo año, de una investigación pública independiente sobre la gestión del coronavirus por el ejecutivo.

En sus 151 páginas, explica como en un primer momento la acción contra el COVID-19 se determinó basándose en el comportamiento del virus de la gripe y desestimando las lecciones aprendidas de anteriores epidemias como el ébola o el SARS.

Así, el gobierno “deliberadamente” adoptó una “estrategia gradual y progresiva” en vez de medidas contundentes.

Esta “mala” decisión estuvo motivada por los consejos de los asesores científicos, asegura la investigación, elaborada con la participación de los diferentes partidos, incluidos los conservadores en el poder.

Con 138.000 muertos, el Reino Unido es uno de los países más castigados de Europa por el COVID-19, lo que suscitó muchos interrogantes sobre el porqué.

Apoyándose en una extensa campaña de vacunación, con 78% de los mayores de 12 años actualmente inoculados, en julio levantó la práctica totalidad de medidas sanitarias, incluido el uso de mascarillas en interiores y el mantenimiento de distancia física.

Hoy en día registra unos 35.000 nuevos casos diarios y en torno a 100 muertes por día.

Según el informe, hasta la instauración del primer confinamiento el 23 de marzo de 2020, el gobierno “solamente buscó moderar la velocidad de los contagios” entre la población, en vez de detener completamente la propagación del COVID-19.

Este enfoque resultó “erróneo” y provocó un mayor número de muertes, afirman los legisladores.

No obstante, el informe celebra también algunos “grandes éxitos”, como el programa de vacunación que se desplegó rápidamente a partir del 8 de diciembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error