Las actitudes del chavismo

El gran banquete de Maduro que indignó a los venezolanos

La oposición acusó al presidente y su esposa de gastar en lujos los “dólares robados al pueblo”.

Nicolás Maduro: habano y servilleta con la imagen del chef mientras le sirven unos jugosos cortes. Foto: @nusr_et
Nicolás Maduro: habano y servilleta con la imagen del chef mientras le sirven unos jugosos cortes. Foto: @nusr_et

Nicolás Maduro con un habano en la boca, servilleta en el pecho y sentado "en la silla de un sultán", mientras le sirven jugosos filetes preparados especialmente para él en un exclusivo restaurante de Estambul. Imágenes que no pudieron caer peor en una Venezuela donde lo que sobra es hambre.

Maduro, de regreso de su visita oficial a China adonde fue a pedir auxilio financiero, hizo escala en Turquía. El famoso chef turco Nusret Gokce, dueño de una cadena de restaurantes y conocido como Salt Bae por su estilo teatral para rociar sal en sus filetes, publicó videos y fotos en Instagram y Twitter que muestran a Maduro y su esposa, Cilia Flores, cenando.

En el video, Maduro le dice a los comensales: "Esto es una sola vez en la vida, ¿verdad?", mientras Gokce corta rodajas de bistec para la pareja presidencial venezolana junto a la mesa. En una de las tomas se ve una lujosa caja de habanos personalizada con una placa dorada que dice "Nicolás Maduro".

La oposición dijo que la cena era una evidencia de la desconexión de Maduro con la crisis del país, que ha llevado a que más de 2 millones de personas hayan emigrado para escapar de la escasez de alimentos y medicinas. Casi dos tercios de los venezolanos encuestados en un estudio universitario publicado en febrero dijo que había perdido un promedio de 11 kilos de peso el año pasado, y se evaluó que un 87% estaba en niveles de pobreza.

"Mientras los venezolanos sufren y mueren por hambre, Nicolás Maduro y Cilia disfrutando de uno de los restaurantes más costoso del mundo, todo esto a costa del dinero robado al pueblo venezolano", dijo en Twitter el líder opositor Julio Borges.

En las redes sociales, los venezolanos compartieron imágenes simuladas que mostraban a Gokce haciendo su pose sobre un niño esquelético. Gokce se hizo popular en 2017 con videos donde aparecía salando carne con un movimiento similar a la de una cobra. Tiene más de 15 millones de seguidores de Instagram y sus restaurantes cobran entre 70 y 250 dólares por algunos cortes de carne, en Oriente Medio, Nueva York y Miami. Eso representa entre dos y ocho meses del salario mínimo en Venezuela, según la cotización oficial.

"Compartimos en un restaurante famoso. Le envío de aquí un saludo a Nusret, nos atendió él personalmente, estuvimos conversando, disfrutando con él (...), ama a Venezuela", dijo Maduro en cadena de radio y televisión, ajeno a la indignación que despertó su banquete.

Al difundir las grabaciones en redes, Salt Bae le agradeció a Maduro por la visita. Las borró de Instagram cuando ya eran virales entre miles de críticas.

"Chavismo es pedirle plata prestada a China porque no tienes para pagar deudas y luego irte a restaurantes de lujo", criticó el experto en medios digitales Luis Carlos Díaz en Twitter.

Durante la visita de Maduro, que se define como "presidente obrero", el restaurante estuvo custodiado por hombres fuertemente armados que portaban insignias policiales turcas.

"Comiendo carne y fumando habanos (...) con los dólares que se niegan para comprar medicinas y alimentos: PRESIDENTE OBRERO", denunció el disidente chavista Nicmer Evans.

Hasta en el Congreso de Estados Unidos hubo indignación por el banquete. El senador por Florida Marco Rubio criticó el festín en Estambul mientras en Venezuela hay "hambruna" y también el hecho de que chef agasajara como "a un rey" a Maduro. "Mientras que algunos como @nusr_ett alimentan a dictadores como Nicolás Maduro, otros ayudan a alimentar a niños inocentes que mueren de hambre en el régimen de Maduro en #Venezuela", escribió.

Las críticas de Rubio coinciden con la convocatoria hecha ayer por Veppex, una organización del exilio venezolano en Miami, a manifestarse hoy miércoles frente al restaurante de Salt Bae en esa ciudad, a pocos metros del consulado general de Venezuela.

Al concluir su banquete en Estambul, Maduro se despide del chef con un abrazo y le dice: "Nos vemos en Caracas pronto. Gracias". Y ayer martes le envió saludos: "Camarada, muy pronto vuelvo a Estambul".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º