LA GUERRA A LA MAFIA EN ITALIA

Golpe a la red del nuevo capo de la Cosa Nostra

Tras los pasos de Messina Denaro, prófugo desde 1993.

Saro Allegra: cuñado del jefe mafioso Messina Denaro. Foto: AFP
Saro Allegra: cuñado del jefe mafioso Messina Denaro. Foto: AFP

Veintiuna personas fueron detenidas en la provincia siciliana de Trapani acusadas de pertenecer a la red mafiosa del capo de Cosa Nostra Matteo Messina Denaro, fugado de la Justicia italiana desde hace 25 años, informaron las fuerzas del orden en un comunicado.

En la operación, bautizada como "Anno zero" (Año Cero), se ha descubierto además cómo Messina Denaro se comunica y dirige las actividades mafiosas desde varios escondites mediante los llamados "pizzini", trozos de papel que van pasando de mano en mano.

Entre los detenidos se encuentran Gaspare Como y Saro Allegra, esposos de las hermanas del jefe mafioso, que se dedicaban a hacer trámites con algunos empresarios como Carlo Cattaneo, también arrestado, que se ocupa del negocio de las apuestas en internet.

A los detenidos se les acusa de asociación mafiosa, extorsión y posesión de armas.

Se trata de una nueva operación en la que se estrecha el círculo en torno a Messina Denaro, el criminal más buscado de Italia, al ser considerado el heredero de la Cosa Nostra, tras la detención de Bernardo Provenzano en abril de 2006.

Nacido en Castelvetrano, en la provincia siciliana de Trapani, Messina Denaro fue condenado a cadena perpetua por los atentados perpetrados en Italia en 1993 y se le atribuyen decenas de homicidios.

Messina Denaro (de 56 años, apodado U siccu, "el Flaco"), es considerado el sucesor de capos históricos de la Cosa Nostra, como Toto Riina y Bernardo Provenzano, quien murió recientemente en prisión. En la rueda de prensa tras la operación, el fiscal jefe de Palermo, Francesco Lo Voi, aseguró que el "jefe de jefes" de Cosa Nostra sigue escondido en Sicilia, pero que se mueve a otras localidades italianas continuamente.

Hay evidencias de que estuvo en Calabria, en el sur de Italia, por dos mafiosos que revelaron ese dato en una escucha de septiembre de 2016.

En una conversación grabada por los investigadores, un hombre manifiesta su deseo de erigir estatuas a Matteo Messina Denaro y a su padre Francesco, el "respetado padrino" de la mafia, que murió en 1998, considerados los dos santos y objeto de devoción.

En las escuchas en posesión de los investigadores, se corrobora que Messina Denaro sigue comunicándose con sus lugartenientes con el viejo método mafioso de los "pizzini" para dar sus órdenes, como demuestran las escuchas en la que uno de los detenidos se refiere al trozo de papel que le ha entregado el jefe.

Según el director del Servicio Central operativo de la Policía de Estado, Alessandro Giuliano, la operación es "muy importante" porque ha logrado anular a los "principales coroneles" del jefe mafioso.

"Con esta investigación se ha llegado verdaderamente cerca del corazón de Messina Denaro, dicho en sentido literal, ya que se han detenido a miembros de su familia, los esposos de sus dos hermanas, Bice y Giovanna, que eran los únicos aún libres", agregó el fiscal adjunto de Palermo, Paolo Guido.

Para Lo Voi con esta investigación "emergen nuevos elementos de importante interés para las investigaciones y de particular gravedad como la disponibilidad de armas y la maniaca atención a los sistemas de comunicación y el uso con cautela de los teléfonos móviles y una constante búsqueda de micrófonos", explicó

En una de las escuchas, los mafiosos incluso justifican la decisión de Toto Riina de secuestrar en 1996 al niño Giuseppe Di Matteo, de 12 años, asesinarlo y disolverlo en ácido solo para darle una lección a su padre, Santino Di Matteo, por colaborar con la Justicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados