Una tormenta que se extiende hasta el sur y el este del país

El Gobierno de EE.UU. quedó paralizado por fuerte nevada

El Gobierno estadounidense suspendió ayer sus actividades debido a una tormenta de nieve que también obligó al cierre de escuelas y oficinas en el área metropolitana de Washington, donde se esperan hasta 20 centímetros de nieve.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Así lucían ayer las calles en la capital estadounidense.

El Gobierno estadounidense, que emplea a unas 300.000 personas en Washington y sus alrededores, cerró sus oficinas aunque se espera que los empleados que puedan trabajen desde sus casas.

El presidente Barack Obama y el vicepresidente Joe Biden mantendrán una reunión privada, pero no tienen más actividades agendadas para hoy y la rueda de prensa diaria de la Casa Blanca ha sido cancelada.

La ciudad de Washington ha declarado el estado de "emergencia por nieve" desde las 7:00 hasta las 19:00, lo que ha llevado al cierre de escuelas y al despliegue del servicio de limpieza de las vías principales.

El pronóstico indica que la nieve, que cae sin cesar desde primera hora de la mañana y se espera que continúe hasta bien entrada la tarde, puede alcanzar entre 12 y 20 centímetros.

Durante la mayor parte del día las temperaturas del aire y de la superficie estarán por debajo de cero y se espera que durante la noche desciendan a -12 ºC y se mantengan bajas durante hoy viernes. AFP

Nieve en el sur del paíS.

La gigantesca tormenta invernal se extendió desde Texas hasta el sur de Nueva Inglaterra en EE.UU. y provocó el cierre de colegios, la cancelación de más de 4.000 vuelos, y había descargado hasta 58 centímetros de nieve en el este. Un avión de Delta Air Lines, con 125 pasajeros y 5 tripulantes a bordo, se salió de la pista en Nueva York, pero no dejó heridos graves. REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados