vea el video

Gobierno argentino sospecha de intencionalidad en choque de trenes

Una formación que salía desde Témperley hacia Florencio Varela, en la provincia de Buenos Aires, chocó contra la locomotora que realizaba maniobras de acople en la estación.

El jefe de Gabinete de Argentina, Aníbal Fernández, atribuyó este lunes a "una mafia" el choque de trenes ocurrido el domingo por la noche en la periferia sur de Buenos Aires con saldo de 40 heridos leves.

"Hay una mafia detrás de todo este tema, donde son más empresarios que sindicalistas en algunos casos, que trabajan específicamente para su propio beneficio", dijo Fernández en su habitual rueda de prensa matutina.

El choque entre un tren de pasajeros y una locomotora se produjo en la estación Temperley donde este lunes el ministro de Interior y Transporte y precandidato presidencial por el oficialismo, Florencio Randazzo, tenía previsto un acto de entrega de nuevos vagones.

"Qué casualidad que justo esto se produce la víspera en que el ministro iba a presentar 52 vagones nuevos en la estación Temperley. Yo no creo en las casualidades", dijo el jefe de Gabinete.

Al menos tres personas debieron ser hospitalizadas, una de ellas un policía con fractura de cadera, según el Jefe de ministros.
Los otros heridos presentaron golpes o heridas cortantes pero ninguno requirió internación.

"Pudo haber sido un desastre, una tragedia", dijo Fernández sobre la colisión ocurrida en la reestatizada línea Roca que une la capital argentina con la poblada periferia sur.

Según Fernández "el tren pasó dos señales de peligro sin detenerse y embistió a una locomotora que estaba haciendo maniobras para acoplarse a un nuevo tren".


Los servicios ferroviarios reestatizados por el gobierno de Cristina Kirchner, denominados Mitre, San Martín, Roca y Belgrano Sur transportan un promedio de 22 millones de personas al mes.

El peor accidente de la última década se produjo en febrero de 2012 cuando un tren colmado se estrelló contra los paragolpes de la estación terminal Once (oeste), con saldo de 52 muertos y unos 700 heridos.

La llamada Tragedia de Once y otros accidentes menores con víctimas persuadieron al gobierno de renovar todo el parque ferroviario y reestatizarlo luego de las privatizaciones masivas de la década de los años 1990.


Al menos 40 heridos leves.


Cuarenta fueron las personas que resultaron heridas tras el choque entre la formación que transportaba pasajeros de la Línea Roca, en Buenos Aires, y la locomotora que estaba detenida.

"Vi las noticias y me acerqué a colaborar porque había pasajeros desorientados. Primero trasladaron a los que estaban en una situación de mayor riesgo. A las 21:30 chocaron aproximadamente. La formación venía de Florencio Varela. Supuestamente había una máquina haciendo maniobras sin luminarias e impactó con el otro tren. Desde el momento que llegué están trasladando gente, no se ven heridas graves. Tienen suerte porque es un horario que no es pico, sino sería una tragedia. Es un desastre cómo se viaja en el Roca, no pasan más cosas de milagro", declaró una persona que se acercó al lugar de los hechos a TN.

Nancy Gaute, directora del hospital Gandulfo, aclaró la situación actual de los heridos: "Nosotros recibimos 27 personas, hay cuatro en el hospital UPA (Unidad de Pronta Atención) de Lomas de Zamora, siete en el Narciso Lopez, dos en el Evita de Lanús y dos en el Churruca. Ni los del Gandulfo ni los de la UPA revisten gravedad. Tenemos entendido que en ninguno de los otros hospitales hay heridos graves. Están todos controlados y luego de recibir los resultados de los estudios se van a ir progresivamente a sus casas".

Entre los heridos hay uniformados. El ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, sostuvo: "Los policías se encuentran en el Hospital Churruca, uno de ellos con un traumatismo de cráneo encefálico y otro con una rotura de cadera. Por el momento cinco de los pacientes se quedarán internados hasta mañana, porque tienen ciertos traumatismos que son preferibles controlarlos desde acá", manifestó Collia, presente en el hospital. "Hay tres menores entre ellos, que también se quedarán por precaución", agregó.

A esta hora de la madrugada familiares de los heridos están en la clínica y esperan una respuesta sobre el estado de salud de los accidentados: "Tengo un hijo y un sobrino adentro, de 23 y 34 años. Están haciendo un acting acá y nadie te dice nada", manifestó enojado un familiar. "Fue muy fuerte el impacto. Tuvimos suerte de que el tren que tenía que salir a las 21 se atrasó y se llevó a toda la gente; para el próximo quedamos solamente nosotros. Vi un policía que decía que no sentía las piernas y tenía chuchos de frío", declaró otro de los allí presentes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)