CAMPAÑA ELECTORAL

El gobierno argentino culpa a Alberto Fernández por la suba del dólar

El peso argentino se depreció 2,47%, a 58,66 por dólar, y la Bolsa de Buenos Aires perdió 4,74% en una jornada volátil.

Casa de cambio en Buenos Aires. Foto: La Nación (GDA)
Las pizarras en Argentina volvieron a llamar la atención ayer; el peso alcanzó los 58,6 por dólar y la Bolsa cayó fuerte. Foto: La Nación (GDA)

Argentina vivió ayer martes una nueva jornada de turbulencia en los mercados, y el gobierno responsabilizó a Alberto Fernández, el candidato opositor y favorito para ganar las elecciones del 27 de octubre, de romper un pacto implícito acordado con el presidente Mauricio Macri para tranquilizar a los agentes económicos.

El peso argentino se depreció 2,47%, a 58,66 por dólar, y la Bolsa de Buenos Aires perdió 4,74% en una jornada volátil en la que el Banco Central subastó 300 millones de dólares para moderar el tipo de cambio. En nivel de riesgo país que mide el JP Morgan sobrepasó los 1.900 puntos.

Esta situación se da al día siguiente de que Fernández criticó duramente al FMI, que envió una misión a Argentina. “Estamos en una situación tan volátil que una declaración provoca estos cambios tan bruscos”, comentó Martín Vauthier, de la firma Ecogo.

Fernández y sus asesores económicos se reunieron el lunes con la misión del FMI, organismo que en 2018 otorgó un préstamo por 57.000 millones a Argentina a cambio de un programa de ajuste fiscal.

“El préstamo recibido por el país y el conjunto de condicionalidades asociado al mismo no han generado ninguno de los resultados esperados”, aseveró en un comunicado la coalición Frente de Todos, que lleva la fórmula Fernández-Cristina Kirchner. “La economía real no ha dejado de contraerse, el empleo y la situación de las empresas y las familias de empeorar, la inflación no ha tenido una trayectoria descendente sostenida y el endeudamiento público no ha dejado de crecer”, añade la nota.

Para Vauthier, ese comunicado “pegó muy fuerte a los mercados”.

“La declaración de Alberto Fernández posterior a la reunión con el FMI claramente no le gustó al mercado”, coincidió Gabriel Zelpo, economista de la consultora Seido. “No sale de su juego político planteando medidas que no favorecen el clima en los mercados en medio de una situación crítica”, agregó.

Alberto Fernández. Foto: Reuters
Alberto Fernández. Foto: Reuters

La misión del FMI llegó el sábado a Argentina para contactos exploratorios antes de enviar la revisión técnica para dar luz verde al siguiente desembolso previsto por 5.400 millones de dólares del 15 de septiembre.

“Lo que podemos proyectar es bastante negativo. La economía está muy frágil y se volvió mucho más frágil después de las primarias” en las que Fernández consiguió 47% de los votos contra el 32% que recibió Macri, dijo Matías Rajnerman, de la firma Ecolatina.

En el gobierno argentino también interpretaron que el mercado reaccionó negativamente a las declaraciones del sector de Fernández.

Macri se reunió ayer martes en la Casa de Gobierno con el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y al presidente del Banco Central, Guido Sandleris, para hacer un balance del día y analizar los pasos a seguir.

"Los conozco".

En el gobierno creen que esa “dinámica de moderación y diálogo” que se había comenzado a cristalizar entre Macri y el principal candidato opositor comenzó a deshilacharse luego de la masiva marcha del sábado en apoyo al oficialismo, la decisión del presidente de “dar pelea” en las elecciones, y el rechazo en la Justicia a los planteos de la defensa de Cristina Kirchner, que quería paralizar el juicio por el direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz a favor de Lázaro Báez.

“La mirada moderada del candidato (Fernández) no es compartida por el resto (del kirchnerismo). Los conozco. Quieren que haya una megadevaluación, que el dólar se vaya a las nubes y después venir con los remedios. Es más viejo esto”, lanzó en declaraciones radiales el candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto. (En base a La Nación, AFP y Reuters)

FMI niega versión sobre adelantar las elecciones

Además del duro comunicado de la coalición kirchnerista Frente de Todos, circularon el lunes en Buenos Aires versiones de que la misión del FMI había hablado de “vacío de poder” y de posible adelantamiento de las elecciones durante la reunión con el equipo económico de Alberto Fernández.

Sin embargo, el propio organismo salió a desmentir estas versiones.

“El Fondo Monetario Internacional desmiente categóricamente que miembros de la delegación actualmente presentes en Argentina hayan sugerido adelantar las elecciones presidenciales por supuestas preocupaciones acerca de un hipotético vacío de poder”, afirmó el FMI. “En ningún momento miembros de la delegación del FMI hablaron en estos términos durante la reunión que mantuvieron hoy (por el lunes) con el Sr. Alberto Fernández y sus asesores económicos”, clarificaron los voceros del organismo para América latina.

La misión del FMI también se reunió con el equipo económico del presidente Mauricio Macri, como lo hizo el fin del semana.

El equipo del organismo internacional “mantuvo reuniones de trabajo constructivas” con las autoridades argentinas para analizar “el balance de los acontecimientos recientes”, dijo a la prensa un vocero del FMI en Washington, que también resaltó el encuentro con Fernández y sus asesores como un “intercambio productivo de opiniones”.

La semana pasada Fernández descartó que el país se encamine a un default si él resulta electo presidente.

Macri: “Obligados a ir en la misma dirección”
Mauricio Macri. Foto: AFP

El presidente Mauricio Macri llamó a los demás candidatos a que se comprometan a ir “en la misma dirección” para conducir el país. “Estamos todos obligados a sentarnos y bajarle ese dramatismo y que más o menos todos acordemos que vamos a ir en la misma dirección”, afirmó Macri en un encuentro con empresarios del sector agropecuario en Buenos Aires.

Macri, que votó 15 puntos abajo que Alberto Fernández (Frente de Todos), indicó que la oposición debe estar dispuesta a “dialogar” durante esta campaña y llamó al gobierno resultante a estar “comprometido” con un “rumbo” que contenga a todos los argentinos.

Aseveró que en la campaña electoral que se retomará en breve, tras la sacudida económica que ha sufrido Argentina después de las primarias y que ha recrudecido la crisis del país, todos deben estar “comprometidos”. El presidente consideró que Argentina ha logrado una “base” sobre la que construir de cara al futuro.

“Pienso que hemos hecho una base que hoy nos pone en una situación mejor, que no ha llegado a la casa de muchísimos argentinos, claramente, por eso el enojo y la frustración”, analizó el presidente, que antes de acudir al encuentro con los empresarios se reunió con la comisión ejecutiva de la Conferencia Episcopal, con quien habló sobre “generar consensos”.

Macri pidió que el tema central de la campaña sea “que se diga” cómo se abordarán puntos como las exportaciones, las regulaciones y los impuestos, y que se demuestre que hay una “maduración distinta” en la contienda electoral, con otros “valores”.

“Alguno (de los candidatos) pensará que lo hará con herramientas A y otros con herramientas B, pero que la dirección es lo mismo, que el compromiso es lo mismo, que no vamos a suspender y prohibir exportaciones, que todos estamos alineados con que hay que exportar, que no vamos a querer regular todo”, aseveró. Macri recalcó que si le toca “estar en la oposición” va a apoyar esa serie de cosas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados