12 DÍAS DE PROTESTAS

El gobernador de Puerto Rico vencido por la presión popular

Rosselló renuncia por el escándalo del chat homofóbico y burlón con las víctimas del huracán María.

Festejos tras la renuncia del gobernador de Puerto Rico. Foto: Reuters
Miles de portorriqueños salieron a las calles a celebrar la renuncia del gobernador. Foto: Reuters

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, cedió a las presiones de la gente en la calle y en la madrugada del miércoles renunció en medio del escándalo por un chat con comentarios homofóbicos y ofensivos con las víctimas del huracán María que golpeó la isla en 2017.

“Hoy les anuncio que estaré renunciando al puesto del gobernador efectivo el viernes 2 de agosto a las 5 de la tarde”, dijo Rosselló en un video.

Inmediatamente se escuchó la algarabía y los “olé olé olé” de cientos de puertorriqueños que desde la tarde protestaban a las puertas de La Fortaleza, la casa de gobierno, y que se quedaron bailando en el casco viejo de San Juan hasta entrada la noche.

Así acabaron 12 días de protestas exigiendo la renuncia de Rosselló, luego de que el Centro de Periodismo Investigativo divulgara el 13 de julio un chat de Telegram en el que participaban el gobernador y 11 hombres de su círculo. Allí intercambiaron mensajes ofensivos sobre mujeres y homosexuales y una burla a las víctimas del huracán María.

Esto último fue demasiado para los puertorriqueños. Justo unos días antes la fiscalía había acusado a exfuncionarios del gobierno de Rosselló de malversar más de 15 millones de dólares destinados a la recuperación del desastre.

Manifestantes puertorriqueños celebran la renuncia de Rosselló. Foto: Reuters.
Manifestantes puertorriqueños celebran la renuncia de Rosselló. Foto: Reuters.

De 3,2 millones de habitantes, esta pequeña isla del Caribe, que es un estado asociado a Estados Unidos, ya estaba en quiebra cuando, en septiembre de 2017, dos huracanes seguidos -Irma y María- la arrasaron de punta a punta.

Los puertorriqueños pasaron meses sin electricidad ni agua y debieron esperar un año para tener una cifra de fallecidos: 2.975 según el gobierno, más de 4.600 según un informe de Harvard.

Rosselló, de 40 años, será reemplazado por la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez. Las elecciones tendrán lugar el 20 de noviembre de 2020, junto a las presidenciales estadounidenses. “Asumiré la encomienda histórica”, dijo Vázquez.

Este anuncio no fue bien recibido por los manifestantes. En la protestas de ayer una pancarta tenía la leyenda “Wanda, tampoco te queremos a ti” y otro gritaba “¡Wanda, eres la próxima!”.

Un grupo de artistas puertorriqueños lideró el movimiento popular para sacar a Rosselló. Sus caras visibles fueron Residente, el trapero Bad Bunny y Ricky Martin, una de las personas ridiculizadas en el chat y que se declaró gay en 2010. “Se mofaron de nuestros cadáveres, se mofaron de la mujer, se mofaron de la comunidad LGBT, se mofaron de toda la isla”, lanzó Martin cuando convocó a una masiva protesta la semana pasada. Con ellos se solidarizaron otros artistas puertorriqueños de renombre internacional como Luis Fonsi y Daddy Yankee, el dramaturgo Lin-Manuel Miranda, el salsero Marc Anthony y el actor Benicio del Toro.

Fonsi escribió en Twitter: “Nuestro pueblo no se dio por vencido, y triunfamos (...) Así es como hacemos las cosas en Puerto Rico”.

Durante la tarde del miércoles, el presidente de la Cámara de Representantes, Johnny Méndez, había anunciado que si el gobernador no renunciaba, se iniciaría un proceso de destitución ayer jueves.

Un informe jurídico encargado por Méndez, entregado este miércoles, identifica cinco posibles delitos en el chat, entre ellos malversación de fondos públicos y negligencia.

Antes del huracán, Puerto Rico ya padecía una grave crisis fiscal y se había declarado en bancarrota en mayo de 2017, con una deuda de 70.000 millones de dólares. Los recortes presupuestarios ya habían provocado el éxodo de puertorriqueños hacia el Estados Unidos. Sumando la diáspora que provocó María, Puerto Rico perdió el 4% de la población.

Primer mandatario de la isla en dimitir

La historia de Ricardo Rosselló es la de un científico con escaso bagaje político que pasará a la historia por ser el primer mandatario de Puerto Rico en dimitir. Nacido en San Juan el 7 de marzo de 1979, es el menor de los tres hijos del exgobernador Pedro Roselló (1993-2001) y accedió al poder en enero de 2017, puesto que ha dejado tras dos años y medio al frente de una isla en quiebra, con una deuda de unos 75.000 millones de dólares y una gestión dudosa tras el huracán María, que dejó unos 4.600 muertos según una estimación de la Universidad de Harvard.

Al igual que su padre, en su juventud se destacó como tenista, deporte en el que fue durante cuatro años campeón puertorriqueño júnior.

Además, en 1997 fue integrante del equipo nacional para la Olimpiada Internacional de Matemáticas en Mar del Plata. Es doctor en Bioingeniería y Neurobiología. Se formó en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), y las universidades de Michigan y Duke.

Promovió la organización “Boricua ¡Ahora Es!”, que abogaba por poner fin al estatus de Puerto Rico de Estado Libre Asociado (ELA) a Estados Unidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados