VIOLENCIA EN MÉXICO

Gigantesca operación en busca de los cautivos

Unos 300 elementos del Ejército, la Armada y la Policía Federal realizaron ayer operativos especiales en la frontera de los estados de Nayarit y Jalisco (oeste del país) para buscar a las seis personas secuestradas por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) la madrugada del lunes en un restaurante de Puerto Vallarta, Jalisco. Entre los capturados se encontraba Jesús Alfredo Guzmán Salazar, el hijo de 30 años del capo del Cártel de Sinaloa, El Chapo Guzmán.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Militares en la búsqueda. Foto: AFP

El diario El Universal, citando fuentes extraoficiales de la Fiscalía que investiga el caso, asegura que otro hijo del narcotraficante, Iván Archivaldo, también habría sido secuestrado.

Contradictoria y a cuentagotas. Así ha sido la información dada a conocer tras el secuestro de seis personas en La Leche de Puerto Vallarta la madrugada del lunes. Eduardo Almaguer, el fiscal del estado de Jalisco, encargado de la investigación, dio a regañadientes por buenas unas fotografías de las cámaras de seguridad del restaurante. En las imágenes se observan a los agresores, al menos siete personas armadas con rifles semi automáticos, que se llevaron a la fuerza a seis personas. Jesús Alfredo Guzmán entre ellas, según las autoridades. Otro de los secuestrados, Juan Daniel Calva Tapia, de 53 años, era un capitán del Ejército en retiro.

El Universal, citando fuentes extraoficiales de la investigación, asegura que uno de los seis secuestrados sería Iván Archivaldo Guzmán Salazar, uno de los hijos que tuvo El Chapo con su primera pareja, Alejandrina María. El fiscal Almaguer dijo en la mañana del miércoles que no existen indicios para asegurar esto. Anabel Hernández, una periodista que entrevistó recientemente en la clandestinidad al capo Rafael Caro Quintero, asegura que Iván Archivaldo estaba presente en la cena, pero logró escapar del restaurante segundos antes de que el comando del cártel rival irrumpiera en La Leche.

Según expertos, los secuestrados estarían con vida y serían utilizados como moneda de canje por los cárteles. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)