DOCUMENTO

Gigantes de Internet contra los extremistas

Empresas de Internet se comprometieron a erradicar los contenidos extremistas, como parte de una iniciativa contra el terrorismo.

La tecnología en Uruguay. Foto: Reuters
Internet contra el terrorismo. Foto: Reuters

Las principales empresas de Internet se comprometieron ayer miércoles a erradicar los contenidos extremistas, como parte de una iniciativa contra el terrorismo lanzada en París a raíz de los últimos atentados en Nueva Zelanda.

“La difusión de este tipo de contenidos en línea tiene un impacto negativo en los derechos humanos” y “en nuestra seguridad colectiva”, indicaron los firmantes, entre ellos Google, Twitter, YouTube y Facebook.

La iniciativa, bautizada “llamamiento de Christchurch”, fue promovida por la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, y el presidente francés, Emmanuel Macron, dos meses después de los ataques contra dos mezquitas en Nueva Zelanda, en los que murieron 51 personas. Los ataques fueron transmitidos en vivo por Facebook por varios minutos antes de se bajados de la red social.

“Hemos tomado medidas concretas para impedir que un drama como el de Christchurch se reproduzca”, declaró Ardern. “Nuestro objetivo es que no se reproduzca nunca la transformación de internet en una loca máquina de propaganda, un objetivo que buscan los terroristas de extrema derecha y los terroristas islamistas”, insistió Macron.

Además de Francia y Nueva Zelanda, este llamamiento fue firmado por Canadá, Irlanda, Jordania, Noruega, Reino Unido, Senegal, Indonesia, y por la Comisión Europea. Otros Estados, como España, Australia y Alemania, apoyaron la iniciativa.

Unas horas antes de la reunión, Facebook, que fue criticada por haberse demorado a en interrumpir el video de la masacre en Nueva Zelanda, anunció que restringirá el uso de su plataforma de transmisión de vídeos en vivo.

Macron minimizó la ausencia de Estados Unidos entre los firmantes. El presidente francés destacó que la Casa Blanca está “de acuerdo con el objetivo” de combatir en la red la difusión de contenidos terroristas, aunque reconoció divergencias sobre la forma de lograrlo. Igual destacó la presencia en París del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, como un “signo de que las cosas están evolucionando en América del Norte, una región muy apegada a la libertad de expresión” que “se abre a la idea de que pueda ser regulada al tiempo que sea respetada”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)