LOS "JUEGOS DE LA PAZ"

Los gestos diplomáticos que abrieron los juegos

Saludo del presidente del Sur a hermana del dictador del Norte.

Un momento de gran emoción fue el desfile de los atletas de las dos Coreas bajo una misma bandera. Foto: AFP
Las dos Coreas lanzan un mensaje de paz en la apertura de los JJOO. VEA EL VIDEO

en la pista del estadio de Pyeongchang estaba todo dispuesto para el inicio de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, pero la atención estaba en el palco oficial. Allí hacía su ingreso Kim Yo Jong, la hermana del dictador de Corea del Norte, Kim Jong Un. Y el presidente de Corea del Sur, el anfitrión Moo Jae-in, se le acercó para saludarla. Los representantes de los dos Estados rivales, visiblemente distendidos, intercambiaron sonrisas mientras se estrechaban la mano. A pocos metros, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se mantenía serio. Fueron, sin duda, los gestos que marcaron la apertura de los llamados "Juegos de la Paz".

Pence abandonó el estadio antes del final de la ceremonia, para evitar el encuentro con los norcoreanos. En el palco, estuvo sentado delante de Kim Yo Yong, pero ninguno intentó un amague de saludo. En la misma fila de Pence estaba el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, que ha hecho frente común con Estados Unidos.

Kim Yo Jong es la primer miembro de la dinastía norcoreana que visita Corea del Sur. Viajó acompañada por el jefe de Estado honorífico de Corea del Norte, Kim Yong Nam, que encabeza oficialmente la delegación diplomática de su país.

La hermana del dictador del Norte había llegado horas antes en un avión Iiyushin-62 con la insignia "República Popular Democrática de Corea", nombre oficial del país, que aterrizó en el aeropuerto de Incheon, cerca de Seúl.

El último miembro de la familia Kim que viajó al sur de la península fue el abuelo de Kim Yo Jong, Kim Il Sung, fundador del régimen, durante la incursión bélica de 1950, en la que cayó la capital.

Ambos países, que técnicamente siguen en guerra pese al cese el fuego vigente, están divididos por una Zona Desmilitarizada (DMZ).

Hoy en día, Corea del Norte está sometida a múltiples sanciones de la ONU debido a sus programas nuclear y balístico. En 2017, lanzó múltiples misiles y probó lo que presentó como una bomba de hidrógeno.

En cambio, Corea del Sur se ha erigido como la 11ª economía del mundo.

La visita de Kim Yo Jong a Corea del Sur, que se extenderá por tres días, forma parte de un acercamiento sin precedentes entre ambos países después de dos años de fuertes tensiones.

El presidente surcoreano Moon Jae-in fue quien acuñó el término "Juegos de la Paz" y espera servirse del impulso olímpico para animar al Norte a dialogar sobre el desarme nuclear.

Una bandera.

Los casi 150 deportistas de ambos países, 22 de ellos de Corea del Norte, dieron la vuelta al estadio detrás de una bandera unificadora con el mapa de la península en azul sobre fondo blanco. No desfilaban juntos desde los Juegos de Turín 2006.

Esta aparición de los dos países fue el epicentro de la inauguración y desató una sonora ovación de los 35.000 espectadores que llenaron el estadio olímpico.

Durante toda la ceremonia hubo constantes guiños a la paz, como el tema Imagine de John Lennon, una oda a la convivencia, cantada por cuatro conocidos artistas surcoreanos.

El alemán Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) aplaudió los gestos de las dos Coreas en la ceremonia. "Ustedes nos inspiran a todos nosotros a vivir juntos en paz y armonía pese a todas nuestras diferencias. Ustedes nos inspirarán compitiendo por el más alto honor en el espíritu olímpico de la excelencia, respeto y fair play", dijo Bach. "Un gran ejemplo del poder unificador es el desfile juntos aquí esta noche de los dos equipos de la comités olímpicos nacionales de la República de Corea y de la República Democrática Popular de Corea. Les damos las gracias", añadió.

Luego dos jugadoras de hockey sobre hielo participaron en la ceremonia del encendido del pebetero. Y a continuación, con una conmovedora puesta en escena, se interpretó el Arirang, canción tradicional coreana por excelencia que es considerada el himno no oficial de los dos países y que narra la dramática historia de dos amantes que han sido separados.

Tras el período del 9 al 25 de febrero, fecha de la conclusión de los Juegos, se verá si estos guiños a la distensión son sólidos de cara al futuro.

Hoy sábado están programadas conversaciones de altos dirigentes de ambos países.

Dos falsos Trump y Kim expulsados del estadio.

Dobles del presidente Donald Trump y del dictador norcoreano Kim Jong Un fueron expulsados del estadio en el que tuvo lugar ayer viernes la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos. El falso Trump, con el cabello rubio y la piel anaranjada, lucía en el peinado las letras "USA". Tres cuartos de hora después del inicio de la ceremonia, los dos dobles fueron conducidos sin incidentes al exterior del estadio. Su paso a la altura de la tribuna de prensa causó un pequeño tumulto.

Es que nada debía perturbar estos JJOO, considerados históricos por la presencia de Corea del Norte.

En ese marco, un hombre fue sacado del estadio por el servicio de seguridad cuando intentó entrar en la pista con la delegación deportiva común de las dos Coreas, reunidas bajo la bandera azul y blanca del país unificado, dejando entrever motivaciones políticas en su gesto.

Kim Yo Yong, la todopoderosa "princesa" del Norte.

El viaje a Corea del Sur de Kim Yo Jong, hermana menor del dictador norcoreano Kim Jong Un, confirma su ascenso entre los dirigentes del régimen comunista.

En octubre, Kim Yo Jong ingresó al poderoso politburó del partido único de Corea del Norte, lo que la convierte en la mujer más influyente de un régimen en donde el poder se concentra en la misma familia desde hace 70 años.

El vicepresidente de EE.UU, Mike Pence, sentado delante de Kim Yo Jong, hermana del dictador norcoreano. Foto: AFP
El vicepresidente de EE.UU, Mike Pence, sentado delante de Kim Yo Jong, hermana del dictador norcoreano. Foto: AFP

Oficialmente el jefe de la delegación norcoreana en los JJOO de Pyeongchang es Kim Yong Nam, jefe de Estado, pero cuyo cargo es ampliamente honorífico. "En los hechos, la verdadera jefa de la delegación es Kim Yo Jong", explica el analista Cheong Seong-chang, del instituto Sejong.

Algunos expertos especulan con que entregue un mensaje de su hermano al presidente surcoreano Moon Jae-in, con quien almorzará hoy sábado la delegación norcoreana.

En Corea del Norte, pertenecer a la familia Kim es un arma de doble filo: tiene evidentes ventajas en el hermético país, pero en caso de caída en desgracia puede tener consecuencias catastróficas. Jang Song Thaek, tío de Kim Jong Un, fue ejecutado por traición en 2013. El hermanastro del dictador norcoreano, Kim Jong Nam, fue asesinado en el aeropuerto de Kuala Lumpur el año pasado, envenenado.

Yo Jong tendría unos treinta años, lo que hace de ella el miembro más joven del nuevo politburó presentado en octubre.

Kim Yo Jong y Kim Jong Un son dos de los tres hijos que Kim Jong Il tuvo con su tercera compañera conocida, la exbailarina Ko Yong Hui. Al igual que su hermano, Kim Yo Jong estudió en Suiza.

Su primera aparición oficial en la prensa norcoreana fue en 2009, cuando acompañó a su padre que visitaba una universidad de agronomía. Hasta la muerte del líder, en 2011, estuvo muy presente en el entorno de su padre. En las fotos de las exequias se la veía bien ubicada, junto a su hermano.

Cuando Kim Jong Un llegó al poder, su carrera pública en el departamento de propaganda del partido despegó.

"Es una de las pocas personas que puede hablar libremente de todo con el líder Kim", dice Yang Moo-jin, profesor en la universidad de estudios sobre Corea del Norte en Seúl. "Tiene probablemente una influencia mucho más importante que los otros dirigentes norcoreanos en lo que concierne a la toma de decisión y la coordinación política con el líder", agrega precisando que habla francés e inglés.

Hace su debut diplomático en estos Juegos Olímpicos de Invierno.

El ascenso de Yo Jong fue muy rápido, porque entró en la Asamblea Popular Suprema, el "Parlamento" del Norte, con sólo 27 años. Su tía Kyong Hui ingresó recién a los 44 años. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)