ESTADOS UNIDOS

Georgia, la última batalla electoral de Donald Trump y Joe Biden

Esta elección por las dos bancas de Georgia se dan en medio de un nuevo escándalo por presiones de Trump para revertir el resultado de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Biden necesita las dos bancas de Georgia para tener el control de las dos cámara en el Congreso de EE.UU. Foto: AFP
Biden necesita las dos bancas de Georgia para tener el control de las dos cámara en el Congreso de EE.UU. Foto: AFP

Donald Trump y Joe Biden viajaron a Georgia para apoyar a sus candidatos a dos bancas en el Senado que se definirán hoy martes, una elección clave para saber si el presidente electo tendrá mayoría en ambas cámaras.

Hace 20 años que Georgia no elige a un demócrata para el Senado. Pero, si logran la hazaña, Raphael Warnock, un pastor afroestadounidense de 51 años, y Jon Ossoff, un productor audiovisual de 33, inclinarán la Cámara Alta hacia su partido, otorgándole a Biden el control de todo el Congreso.

De conseguirlo, el Senado quedaría con 50 escaños para cada partido, por lo que la futura vicepresidenta Kamala Harris tendría el voto decisivo.

Por los republicanos los dos aspirantes a las bancas que faltan en el Senado son los empresarios Kelly Loeffler, de 50 años, y David Perdue, de 71.

“Todo está en juego” en la elección del martes, “el futuro de nuestro país”, lanzó Kamala Harris durante un mitin en Savannah, gran ciudad colonial en la que hizo campaña junto a los dos candidatos demócratas.

Para los republicanos, también se disputa el futuro del país. “Somos el cortafuegos para impedir que el socialismo llegue a Estados Unidos”, afirmó Kelly Loeffler a sus seguidores reunidos Cartersville, una pequeña ciudad de Georgia.

Los sondeos muestran a los candidatos muy igualados: Jon Ossoff se enfrentará a David Perdue, mientras que Raphael Warnock competirá contra Kelly Loeffler.

Los republicanos parten como favoritos en este estado conservador. Los demócratas se apoyan, sin embargo, en la victoria el 3 de noviembre de Biden, el primer triunfo para un miembro de este partido en Georgia desde 1992.

Donald Trump. Foto: AFP - Archivo
Donald Trump. Foto: AFP - Archivo

Nuevo escándalo.

Esta elección por las dos bancas de Georgia se dan en medio de un nuevo escándalo por presiones de Trump para revertir el resultado de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Las autoridades electorales de Georgia afirmaron que Trump está “socavando” la fe en el sistema electoral del estado justo antes de las elecciones clave de hoy martes, en las que podría votar menos gente debido a la “desinformación” difundida por el mandatario.

Dos días después de que Trump pidiera al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, que “encontrara” miles de votos a su favor en el estado durante una llamada telefónica cuyo contenido se filtró a la prensa, la oficina de ese funcionario estatal dirigió duras críticas al presidente.

“Me pareció (la llamada) algo que no era normal, fuera de lugar. Nadie que yo conozca que pueda ser presidente haría algo así a un secretario de Estado”, dijo Gabriel Sterling, encargado de la implementación del sistema de votación de Georgia dentro de la oficina de Raffensperger.

Sterling refutó una por una todas las acusaciones de Trump sobre un supuesto fraude electoral en Georgia, un estado en el que Trump perdió por 11.779 votos en las elecciones de noviembre y donde ya ha habido tres recuentos para corroborar el resultado de los comicios.

En este clima de tensión política, dos congresistas demócratas pidieron al FBI que abra una investigación contra Trump por presionar a las autoridades de Georgia para que cambien a su favor el resultado de las elecciones en ese estado.

En una carta al director del FBI, Christopher Wray, los representantes Ted Lieu, de California, y Kathleen Rice, de Nueva York, le pidieron iniciar “una investigación criminal inmediata sobre el presidente”.

Marcha "salvaje".

Un total de 340 soldados de la Guardia Nacional fueron movilizados para proteger a la capital de Estados Unidos ante una manifestación convocada para mañana miércoles por partidarios de Trump que el presidente saliente ha descrito como “salvaje”.

Los grupos organizadores han calculado que unas 15.000 personas se congregarán en el centro de la ciudad cuando el Congreso se reúna para certificar los votos del Colegio Electoral, que dieron al demócrata Biden la victoria en las elecciones de noviembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados