VÍNCULO DIPLOMÁTICO

Georgia se ofrece a Uruguay como una puerta a Asia central

El país ex URSS busca aumentar el comercio.

Embajador de Georgia Ikakli Kurashvili. Foto: Darwin Borrelli.
Embajador de Georgia Irakli Kurashvili. Foto: Darwin Borrelli.

El 11 de mayo se cumplieron 25 años de relaciones diplomáticas entre Georgia y Uruguay y ambos países lo recordaron con un intercambio de afectuosos tuits en los que expresaron sus deseos de profundizar los lazos políticos y económicos.

Con ese fin, el 19 de marzo estuvo en Montevideo el ministro de Asuntos Exteriores georgiano, David Zalkaliani, y para la primera quincena de junio está programada una exposición sobre Georgia en el Palacio Santos, sede de la Cancillería.

“Disfrutamos de relaciones muy buenas y lo más importante, basadas en confianza mutua. Uruguay es un país con el que estamos muy agradecidos. Respeta la soberanía territorial de Georgia y lo vemos como una pieza muy importante en nuestras relaciones con toda América Latina. Es un socio y un aliado”, dijo a El País el embajador georgiano, Irakli Kurashvili, que desde Buenos Aires atiende los asuntos de su país en Argentina, Paraguay, Chile y Uruguay.

Georgia tiene especial interés en desarrollar el intercambio comercial de productos agropecuarios con Uruguay y además se ofrece para ser la puerta de entrada de productos uruguayos a Asia Central.

En octubre visitó Montevideo el ministro de Agricultura y Medio Ambiente de Georgia.

“Este es un tema en el que vemos mucho futuro. Georgia es un hub regional. Tiene una legislación muy abierta, muy liberar para cualquier emprendimiento, operamos con una ventanilla única, por lo que se puede registrar una empresa en 24 horas”, explicó el embajador Kurashvili.

Georgia tiene firmado acuerdos de libre comercio con todos sus vecinos, lo que le da una clara ventaja en la región del Mar Negro. “Podemos ser un hub importante sobre todo para la carne uruguaya, la puerta hacia Asia Central”, dice el embajador.

El vino es otro de los productos que Georgia pretende promover en Uruguay. En la exposición prevista en el Palacio Santos contará con una degustación de licores de ese país. Con orgullo, el embajador remarca que su país es “la cuna del vino”.

Las buenas relaciones con Uruguay se materializaron en la creación de un Grupo de Amistad Parlamentaria, y ahora se está armando una visita de legisladores georgianos a Montevideo. Además, ya tienen desde hace unos años un convenio por el cual no hace falta visado para viajar entre los dos países.

Georgia es un país con 3,8 millones de habitantes, la mitad de superficie que Uruguay y costa al Mar Negro.

El embajador Kurashvili cuenta que su vínculo con Uruguay viene casi desde su infancia y por una pasión que ambos países comparten. “El fútbol uruguayo es muy popular en Georgia. Desde que era chico la gente mayor, hasta en la difunta Unión Soviética, decía que los futbolistas georgianos jugaban a la manera uruguaya. Así entró Uruguay en mi vida”.

Georgia está en estos momentos en proceso para ingresar a la Unión Europea (UE) y al tratado de atlántico de defensa, la OTAN, y tiene una clara postura en contra del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. De hecho, fue el primer país europeo en recocer a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Para su ingreso a la UE, Georgia viene bien encaminada. “Es el país que mejor cumplió con sus deberes”, dice Kurashvili.

La relación con el bloque comenzó en 1991 cuando Georgia se independiza de la ex URSS; el primer tratado de cooperación llega en 1996, el tratado de libre comercio en 2014 y el acuerdo de extensión de visados por el cual los georgianos pueden estar hasta 180 días en la UE sin visa, está vigente desde 2017.

“Es un paso adelante sobre todo para las nuevas generaciones. Y una herramienta importante para luchar contra la guerra híbrida que los rusos intentan hacen en todo el mundo y sobre todo en Georgia”, dice Kurashvili sobre el acuerdo de extensión de visados. Y agrega: “Es importante que los jóvenes georgianos viajen a Europa, vean a qué queremos llegar. La ideología rusa es muy débil en Georgia, por eso los partidos pro rusos obtienen porcentajes muy bajos. Según las encuestas casi 80% de los georgianos está a favor de la UE, y un poco menos que Georgia sea miembro de la OTAN”.

Georgia tiene presente el recuerdo de la guerra de 2008 con Rusia -hoy no tienen relaciones diplomáticas- por las regiones de Osetia del Sur y Abjasia, casi el 20% del territorio georgiano. Hoy esas dos regiones son reconocidas como independientes por apenas cuatro países: Venezuela, Nicaragua, Siria y Nauru, una pequeña isla del Pacífico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados