argentina

Gendarmería y trabajadores se enfrentaronen una batalla campal

Se vivieron escenas de confusión con gritos, disparos de perdigones y chorros de agua para intimidar a los manifestantes que lanzaban palos y piedras a los gendarmes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Miembros de la Gendarmería argentina confrontando trabajadores FOTO: AFP

Manifestantes y policías militarizados se enfrentaron el martes en una batalla campal que se desató en el borde de la autopista de acceso al aeropuerto internacional de Ezeiza, cuando agentes respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos ataques a pedradas de trabajadores en conflicto. Gendarmería también desplegó camiones hidrantes en el lugar. 

Unos 250 efectivos pertrechados y con carros lanza-agua habían participado por la mañana de un operativo para desalojar el ingreso al aeropuerto, parcialmente bloqueado desde la semana pasada por un reclamo sindical de sueldos adeudados por una empresa avícola en quiebra.

Los trabajadores se quejaron del accionar de los efectivos durante la protesta: "Teníamos información de que [el ministro de Trabajo] Triacca nos recibe a las 7 de la tarde,que nos iban a dar una respuesta. Cuando venimos a comentarles esto a los compañeros, un gendarme atacó a un compañero, están todo el tiempo provocando. Ellos provocaron todo este disturbio", sostuvo uno de los manifestantes. Uno de los trabajadores se quitó la remera y mostró el torso con el impacto de más de diez balas de goma.

Varios representantes de agrupaciones de izquierda se acercaron a la manifestación para solidarizarse con los trabajadores, entre ellos estaban Claudio Dellecarbonara, delegado del gremio de subtes, y representantes de movimientos de izquierda como Vilma Ripoll y Cristian Castillo.

Ripoll habló sobre el conflicto y remarcó: "Así no se puede resolver, lo desafío al ministro de Trabajo a que llamen ahora" para negociar y dialogar sobre la situación de los ex empleados de la empresa.

Gendarmería respondió con los camiones hidrantes, inclusive los chorros de agua llegaron a los móviles de televisión.

Hoy se cumple el séptimo día de protestas y cortes llevadas a cabo por los empleados de la empresa avícola con bloqueos en el acceso al aeropuerto internacional de Ezeiza. Pero esta mañana, a diferencia de los días anteriores, los trabajadores habían liberado dos carriles de la Ricchieri.

"Nos están pidiendo que liberemos por completo el tránsito. Vuelven a faltar a la palabra cumplida porque nos habían dicho que podíamos seguir con dos carriles liberados", había dicho a la prensa uno de los trabajadores poco antes del avance de la Gendarmería Nacional.

Además los operadores reclamaron: "Estamos haciendo un llamado público a los organismos de derechos humanos a que se solidarice con nosotros", dicen en medio del operativo en el que trabajan 250 efectivos.

"La protesta se lleva a cabo ahora a un costado de la autopista", dijo Javier Blanco, delegado de Cresta Roja, "esta mañana que seguían esperando una respuesta de parte del gobierno nacional". dijo en diálogo con Radio 10.

El sindicalista dijo, además, que son 5000 las familias que quieren pasar las Fiestas tranquilos y volver a trabajar.

La represión de la protesta marca el inicio de la implementación de un nuevo protocolo de seguridad bajo el nuevo gobierno del presidente Mauricio Macri, para impedir los cortes de rutas, una habitual forma de protesta en Argentina que genera caos de tránsito y rechazo de buena parte de la población.

Decisión de la Justicia

La jueza a cargo del concurso de acreedores, Valeria Pérez Casado, emplazó el viernes a los propietarios de la empresa, los hermanos Ivo y Milenko Rasic, a que en 48 horas presenten un plan para retomar el funcionamiento y pagar los salarios adeudados.

La magistrada advirtió a los empresarios que de no presentar un cronograma para reestablecer el funcionamiento de la empresa, se habilitará la intervención por parte del Estado.

El mismo viernes, y en coincidencia con un nuevo bloqueo en el acceso a la terminal aérea de Ezeiza, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aseguró que se van a cuidar los puestos de trabajo de los operarios de Rasic Hermanos e intimó a la empresa a cumplir el fallo judicial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados