NUEVOS CAZA F-35

El gasto militar está "fuera de control"

El presidente electo Donald Trump volvió a cuestionar ayer el gasto en aviación militar del gobierno de Estados Unidos. Esta vez le tocó a los caza de combate F-35 de Lockheed Martin.

"El programa y el costo del F-35 están fuera de control", dijo Trump en Twitter. "Miles de millones de dólares pueden ser y serán ahorrados en compras militares (y en otras) tras el 20 de enero", agregó.

Jeff Babione, líder del programa del F-35 en Lockheed Martin, respondió diciendo que su compañía comprende la preocupación de Trump y que ha invertido millones de dólares para reducir el precio del avión.

Una semana antes de que Trump ganara la elección presidencial el 8 de noviembre, el Departamento de Defensa y Lockheed Martin cerraron un acuerdo sobre el noveno contrato para comprar 90 cazas F-35 tras 14 meses de negociaciones, informó el Pentágono. Lockheed ganó el contrato, valorado en hasta 7.180 millones de dólares, a fines de noviembre y recibió ya un primer pago.

Trump hizo campaña electoral con la promesa de reducir el despilfarro en el gobierno federal.

La semana pasada, también usó Twitter para atacar a Boeing Co por sus costos "fuera de control" para una flota de nuevos Air Force One, instando al gobierno federal a cancelar el pedido.

Lockheed y sus socios, Northrop Grumman Corp, Pratt & Whitney y BAE Systems, están desarrollando y construyendo tres variantes del F-35 para el Ejército de Estados Unidos y 10 aliados como Reino Unido, Australia, Noruega, Dinamarca, Holanda, Italia, Turquía, Israel (ayer recibió los dos primeros de una tanda de 50 de estos aviones que compró), Japón y Corea del Sur.

Tras el tuit matutino de Trump, las acciones de Northrop Grumman bajaban un 4,3%, las de United Technologies Corp —firma matriz de Pratt & Whitney— perdían un 0,25% y las de BAE Systems cedían un 1% en Londres.

El programa de desarrollo del F-35 es uno de los más caros de la historia militar moderna, y se estima que cada aeronave, en su versión más básica, cuesta no menos de 113 millones de dólares, con modelos que superan los 250 millones.

El plan original es que las tres ramas de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos compren 2.443 de esas aeronaves, a un costo que según fuentes del Congreso podría llegar nada menos que a los 379.000 millones de dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados