Bajo la mirada del mundo

G20: Argentina afina la seguridad para que nada se salga de libreto

Negocia con los grupos anticumbre el recorrido de la marcha de protesta del viernes.

G20 en Buenos Aires. Foto: Reuters
G20 en Buenos Aires. Foto: Reuters

Este viernes los ojos del mundo volverán a mirar hacia Argentina, donde los incidentes del sábado en torno al partido River Plate-Boca Juniors por la final de la Copa Libertadores abrieron un gran interrogante sobre el operativo de seguridad para proteger a los líderes que asistirán al G20 en Buenos Aires.

"Vamos a trabajar para que salga bien. Pero esto que sucedió nos tiene que llevar en serio a la reflexión", dijo el presidente Mauricio Macri en una comparecencia de prensa el lunes, en la que acusó a los ultras violentos de River Plate de "orquestar" los disturbios del sábado.

Lo ocurrido en las inmediaciones del estadio Monumental, que dejó heridos a varios jugadores de Boca Juniors, ha levantado gran polvareda de críticas y cuestionamientos acerca de la gestión de la seguridad por parte del Gobierno.

"La ministra de Seguridad no puede asegurar que el plantel de Boca llegue bien al Monumental y quiere hacer creer que está capacitada para organizar el G20", criticó la diputada opositora Victoria Donda. También el exjefe de Gabinete kirchnerista Aníbal Fernández hizo oír su voz, y tildó la situación de "mamarracho".

Mientras se van limando los detalles de agenda de la cumbre del G20 de este viernes y sábado, en la que participarán los presidentes de las mayores economías en desarrollo o emergentes y los altos representantes de la Unión Europea y de organismos internacionales, el Gobierno de Macri ultima el operativo de seguridad, que integrarán 22.000 agentes de fuerzas policiales.

El principal objetivo es evitar actos terroristas y protestas violentas en las calles, como las que se produjeron en la anterior cumbre, en Hamburgo en 2017, bajo la presidencia alemana del G20.

"Nunca en la historia ni en Argentina ni en Sudamérica hubo una cumbre de líderes tan importante, una muestra de reconocimiento de que Argentina ha vuelto a querer hacer su aporte en el escenario global", señaló Macri.

Con la cuenta atrás activada, la capital argentina comenzó a acoger reuniones preparatorias para el cónclave, que tendrá lugar en el centro de convenciones de Costa Salguero, en el barrio porteño de Palermo y estará marcado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Durante tres días, los deputies de Finanzas —los segundos en la jerarquía de los ministerios de ese ramo de los países del grupo— abordaron los temas financieros que se debatirán en la cumbre. De forma paralela, los sherpas (negociadores) analizaron los avances logrados en las reuniones técnicas y ministeriales que durante 2018 ha acogido Argentina por ser la presidenta anual del G20, en las áreas de Anticorrupción, Educación, Empleo, Sustentabilidad Climática y Transiciones Energéticas, entre otras. Hoy miércoles, tras las discusiones internas, ambos grupos celebran una reunión conjunta.

El día caliente.

El viernes será un día de alta tensión en Buenos Aires. Es que más de 80 agrupaciones nacionales e internacionales pretendían marchar juntas en repudio al G20 por una ruta que trastocaría el esquema de seguridad previsto por el Gobierno.

En una reunión con el Ministerio de Seguridad el lunes, los representantes de "Confluencia Fuera G-20-FMI" accedieron a cambiar el punto de llegada de la movilización. La idea original era congregarse a las 15 en avenida San Juan y 9 de Julio para marchar al Obelisco. Las organizaciones aceptaron cambiar de destino y terminar su protesta frente al Congreso.

El problema es el recorrido de las columnas de manifestantes. Los grupos anti-G20 le manifestaron al Gobierno que quieren movilizarse por la 9 de Julio y doblar en Avenida de Mayo para llegar al Congreso.

Esa alternativa implicaría atravesar la zona restringida del microcentro. Lo que le incomoda al Gobierno es que los manifestantes pasen muy cerca de al menos uno de los hoteles destinados a las comitivas internacionales. También que se muevan en la zona aledaña al Teatro Colón, donde se desarrollará la cena de gala el viernes a la noche. La marcha pasaría a cinco cuadras.

Trump vs. Putin.

El presidente estadounidense Donald Trump será figura central de este G20. Anoche Trump amenazó con cancelar la reunión que tiene previsto mantener este fin de semana en Buenos Aires con su homólogo ruso, Vladímir Putin, debido a la crisis que Rusia ha generado con Ucrania al apresar tres embarcaciones ucranianas. En una entrevista con el diario The Washington Post, Trump dijo que estaba a la espera de recibir un "informe completo" de su equipo de seguridad nacional sobre las tensiones en la zona del estrecho de Kerch, que une los mares Negro y de Azov. "Eso me ayudará a determinar las cosas", dijo Trump. "Quizá no tendré la reunión (con Putin)", añadió.

Donald Trump
Donald Trump Foto: AFP

Tiene previstas reuniones bilaterales en Buenos Aires con el ruso Vladimir Putin —aunque anoche la puso en duda—, el chino Xi Jinping, la alemana Angela Merkel, el japonés Shinz Abe y el anfitrión Mauricio Macri. También estará con los líderes de Turquía y Corea del Sur, y probablemente con el príncipe saudí.

Mohammed
Mohammed bin Salmán es acusado por la CIA del asesinato del periodista. Foto: AFP

La justicia argentina resolverá hoy miércoles si investiga al príncipe saudí Mohammed bin Salmán —uno de los participante del G20— por el asesinato del periodista saudí en Estambul en octubre y crímenes de guerra en Yemen, entre otros casos, en función de una denuncia de Human Rights Watch.

Theresa May
La primera ministra británica anunció el inicio de los bombardeos. Foto: EFE

La primera ministra británica estará en la cumbre del G20 pero con la cabeza en el proceso final del Brexit. Justo cuando más ayuda necesita May para lograr que su país acepte "el único acuerdo posible" de Brexit con la UE, Donald Trump advirtió ayer que este podría dañar al comercio entre Reino Unido y Estados Unidos.

Malvinas: vuelo a San Pablo con escala en Córdoba
Vista de Stanley, la capital de la isla. Foto: Mathias Da Silva

Los gobiernos del Reino Unido y Argentina alcanzaron un acuerdo que permitirá establecer un nuevo enlace aéreo con las islas Malvinas. El vuelo de la aerolínea Latam unirá San Pablo con Malvinas, haciendo escala en la ciudad argentina de Córdoba, una vez al mes en cada dirección, afirmó el ministerio de Relaciones Exteriores británico.

No se precisó cuándo entrará en funcionamiento este nuevo enlace aéreo, resultado de dos años de negociaciones entre ambos países, enfrentados desde hace casi dos siglos por la soberanía de ese archipiélago del Atlántico Sur.

Latam Airlines es el mayor grupo de transporte aéreo en América Latina con sede en Santiago de Chile.

"El anuncio de un nuevo vuelo de Sudamérica a las islas Malvinas muestra un progreso real, particularmente antes del G20 en Argentina", afirmó el secretario de Estado para las Américas, Alan Duncan.

"Esta noticia pone de relieve nuestra relación más estrecha con Argentina y que, a pesar de nuestras diferencias en algunas áreas, podemos trabajar juntos en temas que benefician a todos", agregó Duncan, citado en el comunicado.

En septiembre de 2016, Reino Unido inició negociaciones para estrechar su cooperación con Argentina. La primera ministra Theresa May estará este fin de semana en la cumbre del G20 en Buenos Aires.

Al margen de la cumbre

Tratado comercial del Norte

El nuevo tratado de libre comercio entre Estados Unidos, Canadá y México se firmará en Buenos Aires al margen de la Cumbre del G20 que se abre este viernes, confirmó un consejero económico de la Casa Blanca. "El acuerdo será firmado en Argentina", dijo Larry Kudlow sobre el trato entre Estados Unidos-México-Canadá que reemplazará al Tlcan tras un año de negociaciones. Antes de firmar ese acuerdo anunciado el 1º de octubre, Canadá deseaba que Estados Unidos levantase las tasas arancelarias que le impuso a su producción de acero y aluminio. Empero Kudlow no mencionó la eventualidad de derogar esos aranceles impuestos por Estados Unidos en junio invocando razones de seguridad nacional.

"Buenas opciones" con China

Donald Trump dijo ayer martes a su equipo que ve "buenas opciones" de llegar a un acuerdo con su homólogo chino, Xi Jinping, para bajar el tono a la guerra comercial entre ambas potencias, cuando se reúnan este fin de semana en Buenos Aires con motivo de la cumbre del G20. "En su opinión, hay buenas opciones de que se pueda llegar a un acuerdo, y él está abierto a eso", afirmó el principal asesor económico de Trump, Larry Kudlow, en una rueda de prensa. Trump y Xi mantendrán una "cena de trabajo" en Argentina. Trump exigirá en ese encuentro que Pekín cumpla "ciertas condiciones" para asegurar que el comercio bilateral es "justo y recíproco", explicó Kudlow.

Balance del acuerdo con el FMI

Mauricio Macri recibirá el sábado a la directora del FMI, Christine Lagarde, en la Casa Rosada, en un encuentro bilateral en el que analizarán los avances del programa de Argentina con el organismo. Lagarde viajará por tercera vez a Argentina este año. Será su última visita al país, y el epílogo de varios meses intensos en los cuales su respaldo en el FMI al plan de Macri resultó vital para la aprobación del acuerdo stand-by por US$ 56.300 millones, el mayor préstamo en la historia del organismo a unos de sus miembros. La visita de la jefa del FMI ocurrirá apenas unas semanas después de que una misión del organismo realizó la segunda revisión del acuerdo stand-by.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)