TERREMOTOS EN ITALIA

Dos fuertes temblores desatan pánico en el centro de Italia

Destruyeron edificios históricos dañados por mortal terremoto de agosto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Autoridades caminan junto a escombros en la villa Sant'Antonio, cerca a Visso. Foto: EFE

La montaña se está moviendo". Este pedido desesperado de socorro de un funcionario de la ciudad de Acquasanta Terme, era ayer el reflejo del pánico que vivió el centro de Italia por dos temblores.

El autor del dramático llamado telefónico es Gigi Capriotti, vice-alcalde de esa localidad, quien contó que junto a otro funcionario está bloqueado a los pies de una montaña a raíz de las rocas que cayeron en el lugar.

"Vamos a tener que pasar la noche aquí", contó Capriotti a ANSA, y destacó que puede "escuchar claramente el ruido provocado por los derrumbes, las caídas de árboles y rocas. Estamos bloqueados"

Ayer dos fuertes sismos sacudieron una amplia zona del centro de Italia, generando miedo entre los residentes de áreas afectadas por un mortal terremoto en agosto.

Los temblores, con dos horas de diferencia, causaron el colapso de varios edificios antiguos, incluyendo algunas iglesias rurales históricas que estaban vacías en ese momento. Más de tres horas después del primer sismo, el jefe del Protección Civil, Fabrizio Curcio, dijo que sólo una persona resultó levemente herida.

Daños.

El segundo sismo de magnitud 6,0 fue registrado por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) después de un movimiento de 5,4. Los epicentros se ubicaron cerca de la localidad de Castel SanAngelo sul Nera en la región de Las Marcas, a una profundidad de unos 10 kilómetros.

Todo indicaba que el daño no se asemejaba al causado por el terremoto de magnitud 6,2 que afectó Las Marcas, Lazio y Umbria el 24 de agosto, que devastó varios poblados y dejó cerca de 300 muertos.

Imágenes de video mostraban nubes de polvo por el colapso de partes de edificios en algunas localidades. Enormes rocas, algunas del tamaño de automóviles, cayeron sobre la principal carretera del valle del río Nera que comunica a pueblos de las montañas.

Ambos sismos se sintieron hasta en la periferia de Nápoles, más de 250 kilómetros al sur del epicentro. En Roma cayó mampostería de algunos edificios.

La histórica iglesia rural del Siglo XV en San Salvatore in Campo, en la región de Umbria, colapsó y la mayoría de las precarias estructuras en Amatrice, el pueblo más afectado por el temblor de agosto, resultaron dañadas, pero no hubo heridos.

Autoridades caminan junto a escombros en la villa Sant'Antonio. Foto: EFE
Autoridades caminan junto a escombros en la villa Sant'Antonio. Foto: EFE

"El segundo sismo fue largo, terrible. Ha sido el más fuerte que he sentido. Afortunadamente todos estaban fuera de sus casas y por ello creo que no hay víctimas", aseguró el alcalde de Ussita, Marco Rinaldi, al noticiero SkyTG24.

Los socorristas han tenido que asistir a numerosas personas por malestares y pánico, ya que muchos sobrevivieron al devastador terremoto del 24 de agosto.

Los dos movimientos sísmicos fueron percibidos muy claramente en Roma.

La zona afectada es una región montañosa, con numerosas pequeñas aldeas de difícil acceso y donde la circulación por las carreteras es imposible debido a los desprendimientos de piedras, según las imágenes de la televisión.

Las localidades más cercanas al epicentro son Castel SantAngelo sul Nera, Visso, Ussita y Preci, precisó en un comunicado la protección civil.

Según la cadena de noticias RAI News, la conexión eléctrica en las zonas afectadas quedó interrumpida y numerosas personas salieron a las calles en Pescara, Ancona, Arezzo, donde cundió el pánico.

Según testimonios citados por la televisión, se registraron nuevos derrumbes en las "zonas rojas" de Castel SanAngelo sul Nera donde no se podía circular desde el sismo del 24 de agosto.

Se teme por una iglesia antigua medieval de Norcia, mientras las autoridades locales suspendieron las clases el jueves en todas las escuelas locales.

En Roma, las ventanas y puertas de numerosos edificios fueron azotadas por el sismo, por lo que muchas personas abandonaron sus oficinas y domicilios.

El sismo, que se sintió también en Florencia y Nápoles, según los expertos de IIGV, "está conectado con el terremoto del 24 agosto".

"Hemos registrado derrumbes por todos lados. Se desplomó una iglesia, una residencia y hasta las muralla que protege", sostuvo Rinaldi, el alcalde de Ussita, localidad de unos 500 habitantes.

Un edificio del casco histórico así como la sede la universidad de Camerino, un centro habitado por unos 10.000 habitantes, quedaron gravemente dañados tras el segundo movimiento sísmico.

El primer ministro, Matteo Renzi, quien regresó inmediatamente a Roma de una visita a la región de Campania, anuló su participación en un programa de televisión y está en permanente contacto con los responsables de la Protección Civil.

Destrozos

Tal cual había ocurrido hace dos meses, y en otros terremotos en el pasado, los dos temblores que ayer sacudieron el centro de Italia provocaron daños en el patrimonio artístico de esa región. Así lo destacó entre otros monseñor Renato Boccardo, arzobispo de Spoleto-Norcia, Umbria, al recordar los daños en esa zona "sufridos por el patrimonio artístico religioso, fruto de la fe de la gente de esta área a lo largo de los siglos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)