LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Fuerte reclamo de Argentina a Rusia para que envíe vacunas contra el COVID-19

Una asesora del presidente Alberto Fernández amenazó con romper el contrato si no envían segundas dosis de Sputnik V.

Hombre con tapaboca mirando su celular. Foto: AFP
Hombre con tapaboca mirando su celular. Foto: AFP

Argentina ha vacunado a la mitad de su población con una dosis, pero en el caso de la Sputnik V todavía no tiene asegurada la segunda para completar la inmunización. Y esta situación motivó un duro reclamo a Rusia por las demoras en las entregas de su vacuna Sputnik V.

Según los últimos datos difundidos ayer jueves, en Argentina, con una población de casi 45 millones de personas, en total 22,8 millones recibieron al menos una dosis de las diferentes vacunas con las que cuentan las autoridades sanitarias, lo que supone un 50,41% de la población.

La cifra es mucho más baja en cuanto a los vacunados con el esquema completo, que son 5,8 millones de personas, el 12,65%.

Ayer jueves se conoció una carta en la que una de las asesoras del presidente Alberto Fernández, Cecilia Nicolini, reclamó al Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) el envío de más segundas dosis de la vacuna Sputnik V, y deslizó la posibilidad de romper el contrato con las autoridades rusas.

La carta, fechada el 7 de julio, fue revelada por el diario La Nación y confirmada luego por Nicolini.

“Urgentemente necesitamos algo de componente 2. A estas alturas todo el contrato está en riesgo de ser públicamente cancelado”, dice la carta.

El esquema de la vacuna Sputnik V, del laboratorio Gamaleya, comprende dos dosis que son diferentes y no intercambiables, a diferencia de la mayor parte de los demás inmunizantes contra el COVID-19.

“Nosotros entendemos el faltante y las dificultades de producción de algunos meses atrás”, sigue la misiva. “Pero ahora, siete meses después, todavía estamos muy atrás, mientras estamos empezando a recibir dosis de otros proveedores en forma regular, con cronogramas que se cumplen”.

Nicolini dijo a Radio con Vos que “hay muchas personas que están esperando la segunda dosis” de la vacuna Sputnik V, y que la responsabilidad del Gobierno es “hacer todo lo posible y por todos los medios para que estas vacunas puedan llegar lo antes posible a la Argentina”.

Sobre este asunto también se pronunció la ministra de Salud, Carla Vizzotti. “Es algo muy habitual estas negociaciones, pedidos, o presiones, entre comillas. Si no lo hacemos nosotros, lo hacen otros. Así es, entre comillas, una pelea grande para conseguir vacunas”, aseveró Vizzotti a El Destape Radio.

A Argentina llegaron 39,9 millones de vacunas, de las cuales 12,9 millones corresponden a Sinopharm; 11,8 millones a Sputnik V, (9,3 millones del componente 1 y 2,5 millones del componente 2); 9,1 millones a las de AstraZeneca y Oxford cuyo principio activo se produjo en la Argentina; 3,5 millones a Moderna; 1,9 millones a AstraZeneca por el mecanismo Covax y 580.000 a AstraZeneca-Covishield.

Laboratorio de la vacuna rusa Sputnik V. Foto: AFP.
Laboratorio de la vacuna rusa Sputnik V. Foto: AFP.

La misiva que publicó La Nación revela el “lado B”, confidencial, de la negociación de las vacunas que viene encarando el Gobierno. Es que, según pudo saber ese diario, no fue la única comunicación ríspida que la Casa Rosada mantuvo con los proveedores de la Argentina por demoras en las entregas de dosis.

Además de la carta, La Nación informó de una videoconferencia con el CEO de RDIF en duros términos por la falta del componente 2. Y antes de eso habían existido otras comunicaciones por las demoras en la entrega del componente 1.

Lo mismo ocurrió con AstraZeneca: en abril el Gobierno exigió con tono ríspido un cronograma de entregas que no llegaban. Y el viaje que Nicolini y Vizzotti encararon la semana pasada a Londres fue, en parte, para reclamar cara a cara el cumplimiento del contrato, que contempla 22,4 millones de dosis pero se recibió menos de la mitad.

Con China, en tanto, hubo escenas de tensión meses atrás, cuando Xi Jinping decidió cerrar por varios días la exportación de vacunas para priorizar la inoculación doméstica y atrasó las entregas a la Argentina.

“Con AstraZeneca y Sinopharm también hubo este tono de charlas. Hay siempre tirantez y reclamos con los proveedores. Todos los países tienen incumplimientos y pasan por lo mismo”, dijo a La Nación un colaborador muy al tanto de la negociación del Gobierno por las vacunas.

En la Casa Rosada ayer jueves se palpaba mucho malestar por el estado público que tomó la carta al RDIF. Había dos preocupaciones centrales: los eventuales ruidos que pueden generar la filtración de ese mail confidencial en la relación con Rusia y el efecto de “angustia” en la población, un concepto que en los corrillos oficiales repiten seguido para apuntar a la oposición y a los medios de comunicación.

Respecto de lo primero, rastrearon rápidamente el origen de la divulgación. “La filtración parte del Congreso y es gravísima porque es confidencial y pone en riesgo la negociación. Sabemos que no fue fuego amigo: fue la oposición que tuvo acceso al expediente en las comisiones de Salud”, lanzó un estrecho colaborador presidencial. El Gobierno, de hecho, se comunicó ayer con Moscú para hacer un control de daños. En principio, la sangre no llegó al río, informó La Nación. (Con información de AFP, EFE y La Nación/GDA).

Momento "crítico" en EE.UU.
Test coronavirus. Foto: Pixabay.

Estados Unidos admitió que está pasando por un momento “crítico” de la pandemia por la propagación de la variante Delta, pero las autoridades sanitarias insistieron en que los casos de gravedad y las muertes solo afectan a los no vacunados.

En una conferencia de prensa, el equipo de la Casa Blanca responsable de luchar contra la pandemia subrayó que no han cambiado las directrices sobre el uso de la mascarilla, y quienes están completamente vacunados no necesitan llevarla, aunque puedan elegir hacerlo en las zonas con elevados ratios de contagio e índices de vacunación bajos.

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, admitió que Estados Unidos vuelve a vivir un “momento crítico” por la virulencia con la que se está extendiendo la variante Delta, mucho más contagiosa que la original del COVID-19.

La variante delta es responsable del 83% de los nuevos casos en Estados Unidos.

La vacunación se frenó en las últimas semanas, los contagios subieron un 53% en los últimos siete días y los ingresos hospitalarios por la enfermedad aumentaron el 32%. Pero los contagios, sobre todo, se están dando en zonas con bajos índices de vacunación.

El coordinador de la respuesta contra el coronavirus de la Casa Blanca, Jeffrey Zients, explicó que tres estados con bajo índice de vacunación, Florida, Texas y Missouri, acumulan el 40% de los casos.

OMS vs. China

Estados Unidos tachó ayer jueves de “irresponsable” y “peligroso” el rechazo del gobierno chino a permitir que la OMS comience una segunda fase de estudios para investigar el origen del coronavirus en China. “Estamos profundamente decepcionados. Su postura es irresponsable, francamente, peligrosa”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki. La OMS pretende investigar mercados y laboratorios en Wuhan, la ciudad donde se detectaron los primeros brotes.

Chile abrirá el 26 sus fronteras para los residentes vacunados
Vacuna coronavirus. Foto: Leonardo Mainé

Chile abrirá sus fronteras el próximo 26 de julio para nacionales y residentes extranjeros que lleven más de 14 días con la pauta de vacunación completa, aunque la entrada de turistas seguirá prohibida, salvo en contadas excepciones.

Para los nacionales y residentes extranjeros que no estén vacunados regirán las mismas normas que hasta ahora: todos pueden entrar libremente a Chile, pero solo pueden salir quienes vayan a residir de manera permanente en el exterior, quienes vayan a realizar labores fundamentales para el país, tareas humanitarias o gestiones esenciales para su salud.

“Para las personas con pase de movilidad habilitado (el carné que acredita la pauta completa de vacunación) al momento del ingreso al país, el aislamiento por 10 días será en el domicilio”, anunció la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

Chile cerró totalmente sus fronteras el pasado abril y hasta ahora obligaba a todo aquel que entraba a cumplir una cuarentena en un hotel sanitario, una medida que se mantendrá para los no vacunados. Después de una grave segunda ola que puso contra las cuerdas al sistema hospitalario entre marzo y junio, la pandemia cede en el país y los vacunados disfrutan de mayores ventajas, como acceder a gimnasios, teatros, cines y centros de adultos mayores en la mayor parte del país.

Ayer jueves Chile informó de 1.861 infectados y 181 nuevos decesos, que dejan el balance total en 34.792 muertes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados