BRASIL

Frenan el cese del ministro de Salud, pese a la decisión de Bolsonaro

La destitución de Mandetta iba tan en serio que el ministro llegó a vaciar los cajones de su escritorio. Su continuidad se acordó en una serie de reuniones entre Bolsonaro y varios de sus ministros.

Mandetta: el coronavirus lo convirtió en el ministro más popular. Foto: AFP
Mandetta: el coronavirus lo convirtió en el ministro más popular. Foto: AFP

El ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, anunció anoche que continuará en el cargo. El presidente Jair Bolsonaro había decidido en la tarde su destitución, informó el diario OGlobo, pero con el pasar de las horas el mandatario cedió a la presión para que el ministro se quedara.

La destitución de Mandetta iba tan en serio que el ministro llegó a vaciar los cajones de su escritorio.

“Hoy fue un día de muy poco trabajo (…). Gente aquí limpiando cajones. Incluso mis cajones. Continuaremos, porque continuando enfrentaremos a nuestro enemigo. Nuestro enemigo tiene nombre y apellido: COVID-19”, dijo Mandetta anoche al confirmar que seguía en el cargo pese a sus diferencias con el presidente.

Su continuidad se acordó en una serie de reuniones entre Bolsonaro y varios de sus ministros, entre ellos el propio Mandetta.

El titular de Salud dijo que el trabajo de la cartera es técnico, y que él es solo el portavoz de la misma. “En este año y cuatro meses, este Ministerio de Salud se organizó como un equipo de trabajo técnico. Todo lo que se ha hecho en este momento y en este episodio del coronavirus es un trabajo del que solo soy un portavoz”, dijo Mandetta.

Al hablar de que la cartera sigue comprometida a apoyar la investigación en busca de medicamentos, incluida la cloroquina, Mandetta enfatizó, sin embargo, que es necesario confiar en la ciencia y pidió olvidar los “ruidos”.

San Pablo.

Mientras Bolsonaro desafía las recomendaciones de las autoridades sanitarias y mantiene su disputa con el ministro Mandetta, en San Pablo el gobernador João Doria extendió dos semanas más la cuarentena decretada para frenar el avance del coronavirus.

En su rueda de prensa diaria, Doria compareció ayer lunes junto a un grupo de médicos para justificar el aislamiento social y determinar la prolongación de la cuarentena decretada hace dos semanas hasta el próximo 22 de abril.

San Pablo, que tiene cerca de 46 millones de habitantes -el 22% de la población brasileña-, es el centro de la epidemia en Brasil, con 304 de los 553 fallecimientos por coronavirus en el país y 4.861 de los más de 12.000 casos confirmados hasta el momento.

El coronavirus ha pasado a ser el enemigo público número uno. Foto: Reuters
El coronavirus ha pasado a ser el enemigo público número uno. Foto: Reuters

Consciente de las cifras, Doria reforzó las restricciones, reafirmó su confianza en la “ciencia” para combatir la pandemia y condenó a aquellos que “propagan el odio” y anteponen sus intereses a la preservación de las vidas, en una crítica velada a Bolsonaro, uno de los más escépticos sobre la gravedad del virus.

En medio de un cruce de acusaciones que se arrastra desde hace varias semanas, el gobernador paulista destacó las fisuras abiertas en el seno del Gobierno debido a las divergencias entre el presidente y algunos de sus ministros, especialmente el de Salud.

“Defienden el aislamiento (los ministros) Mandetta; el de Justicia, Sergio Moro; el de Hacienda, Paulo Guedes; Hamilton Mourão (vicepresidente), el centro de estudios del Ejército y la mayoría de los médicos y científicos. ¿Es posible que todos estén equivocados?”, indagó Doria al cuestionar el discurso negacionista de Bolsonaro. “¿Es posible que la ciencia mundial está equivocada” y que “un único presidente de la República en el mundo tenga razón?”, agregó.

Desde que estalló la crisis en Brasil, Bolsonaro ha criticado duramente las medidas restrictivas impuestas en mayor o menor grado por los gobernadores de los 27 estados del país y ha desobedecido en diversas ocasiones las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tras participar en una manifestación a favor del Gobierno y salir a las calles para escuchar las “demandas” de los brasileños, el gobernante participó este domingo en una oración colectiva a las puertas del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia, para combatir el coronavirus.

Apoyo a medias.

Tres de cada cuatro brasileños apoyan las medidas restrictivas y de aislamiento social impuestas en casi todo el país para impedir la propagación del coronavirus, aunque ello podría perjudicar la economía, según reveló una encuesta publicada ayer lunes.

Un 76% de los entrevistados dijo que lo “más importante” en este momento es que las personas se queden en casa, mientras que el 18% defendió poner fin al confinamiento y un 6% no supo responder, de acuerdo con un sondeo del Instituto Datafolha y publicado por el diario Folha de São Paulo.

Asimismo, el 71% de los brasileños se dijo favorable a una prohibición por parte de las autoridades a que las personas salgan de casa -salvo las que trabajan en servicios esenciales-, frente al 26% que se mostró contrario a dicha imposición.

La encuesta, que entrevistó a 1.511 personas entre el 1° y el 3 de abril a través de entrevistas telefónicas y tiene un margen de error de tres puntos porcentuales, mostró que la mayoría de los brasileños rechaza la flexibilización de las medidas restrictivas defendida por el presidente Bolsonaro.

Identifican fármaco que detiene el virus

Investigadores brasileños constataron que el Atazanavir, usado para el tratamiento de pacientes con VIH-Sida, tiene eficacia para inhibir la replicación vírica del nuevo coronavirus. Los estudios de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), mayor centro de investigación médica de América Latina y vinculado al Ministerio de Salud de Brasil, constataron que el Atazanavir es capaz de frenar la multiplicación del virus y que también reduce el proceso inflamatorio en los pulmones de los pacientes que lo contraen. La medicina “redujo la producción de proteínas que están vinculadas al proceso inflamatorio en los pulmones y, por lo tanto, impidió el agravamiento del cuadro clínico generado por la enfermedad”, informó la Fiocruz en un comunicado. Los resultados del estudio fueron publicados ayer lunes en la plataforma internacional de investigaciones científicas BiorXiv. (EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados