NUEVA EXHORTACIÓN APOSTÓLICA

Francisco responde firme a sus detractores

Papa presentó su exhortación Gaudete et Exsultate, un manual para el católico del siglo XXI.

Papa Francisco: insiste en recomendar un buen uso de las redes sociales por parte de los jóvenes. Foto: AFP
Papa Francisco: insiste en recomendar un buen uso de las redes sociales por parte de los jóvenes. Foto: AFP

El papa Francisco lanzó ayer lunes su tercera exhortación apostólica, "Gaudete et Exsultate", un manual para ser un buen católico frente a los retos del siglo XXI y también una respuesta a los detractores de su pontificado.

El nuevo documento, de 42 páginas en su versión en español, después de "Evangelii Gaudium" (2013) y "Amoris Laetitia" (2016), está dirigido a la gente corriente y usa su tradicional lenguaje simple y pedagógico.

El líder de los casi 1.300 millones de católicos explica que existen "los santos de la puerta de al lado" o mejor los santos "de la clase media", que aunque no alcanzan la gloria de los altares actúan como santos. Porque para llegar a ser santos "no es necesario ser obispos, sacerdotes, religiosas o religiosos", advierte.

En el documento, el papa reitera su compromiso con los inmigrantes, con quienes sufren y los excluidos.

Es "tan sagrada la vida de los pobres como la del que no ha nacido", asegura. "La defensa del inocente que no ha nacido, por ejemplo, debe ser clara, firme y apasionada (...) Pero igualmente sagrada es la vida de los pobres que ya han nacido, que se debaten en la miseria, el abandono, la postergación, la trata de personas, la eutanasia encubierta en los enfermos y ancianos privados de atención, las nuevas formas de esclavitud, y en toda forma de descarte", escribió.

El papa reconoce que no es fácil conseguir la santidad y cita las tentaciones y hasta al diablo, "un ser personal que nos acosa" con su odio y sus vicios y "no un mito, un símbolo o una idea".

A los católicos empeñados sobre todo en la defensa de los valores éticos tradicionales, que suelen criticarlo y hasta pusieron en cuestión sus capacidades teológicas, Francisco responde en términos claros.

"Es nocivo e ideológico el error de quienes viven sospechando del compromiso social de los demás, considerándolo algo superficial, mundano, secularista, inmanentista, comunista, populista", escribió.

Francisco cita los evangelios y asegura que entre los enemigos y los "falsos profetas" figuran los que "tienen respuesta para todo".

Como es habitual también en sus homilías, el papa señala a los católicos del siglo XXI los límites de los grandes fenómenos de la vida moderna, como la violencia verbal en las redes sociales, la tendencia a la agresividad, el egocentrismo, la difamación y la calumnia.

"Se pasa por alto completamente el octavo mandamiento, no levantar falso testimonio ni mentir, y se destroza la imagen ajena sin piedad", lamentó.

La tercera exhortación de Francisco elogia la alegría de vivir y el sentido del humor ya que considera que la santidad se puede alcanzar con gestos simples, cuidando a los seres queridos, haciendo su trabajo honestamente, "silenciando las fallas de sus hermanos", sostiene.

Entre los consejos que da para alcanzar la santidad: "ser pobre en el corazón", "reaccionar con humilde mansedumbre", "saber llorar con los demás", "buscar la justicia con hambre y sed" y "sembrar paz a nuestro alrededor".

Y entre los mayores obstáculos para ser un católico ejemplar: "la negatividad y la tristeza", el "individualismo" y "tantas formas de falsa espiritualidad sin encuentro con Dios que reinan en el mercado religioso actual".

Francisco, que no tiene computadora ni televisión, insiste particularmente en los efectos de una sociedad hiperconectada. "El consumo de información superficial y las formas de comunicación rápida y virtual pueden ser un factor de atontamiento que se lleva todo nuestro tiempo y nos aleja de la carne sufriente de los hermanos", advierte.

Pandilla de la corrupción.

El papa advirtió que "también los cristianos pueden" caer en la "violencia verbal" que se escenifica en la red o en "foros o espacios de intercambio digital" y criticó que esta acabe normalizando "la difamación y la calumnia". Francisco ha lamentado que en internet "se dicen cosas que no serían tolerables en la vida pública y se busca compensar las propias insatisfacciones descargando con furia los deseos de venganza".

"Es llamativo que a veces, pretendiendo defender otros mandamientos, se pasa por alto completamente el octavo: No levantar falso testimonio ni mentir, y se destroza la imagen ajena sin piedad. Allí se manifiesta con descontrol que la lengua es un mundo de maldad y encendida por el mismo infierno, hace arder todo el ciclo de la vida", argumentó.

Francisco lamenta además que "la realidad nos muestra qué fácil es entrar en las pandillas de la corrupción, formar parte de esa política cotidiana del doy para que me den, donde todo es negocio".

Una exhortación apostólica es una recomendación que el papa dirige a los fieles sin llegar a ser doctrina de la Iglesia.

Además de las exhortaciones, Francisco ha escrito en cinco años de pontificado dos encíclicas: "Lumen fidei", en 2013 firmada junto con Benedicto XVI, y "Laudato si" en 2015.

Una Iglesia sin burocracia

El papa Francisco advirtió de que "la Iglesia no necesita tantos burócratas y funcionarios, sino misioneros apasionados, devorados por el entusiasmo de comunicar la verdadera vida". En su tercera exhortación apostólica "Gaudete et Exsultate", Jorge Bergoglio elogia a los "sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos que se dedican a anunciar y a servir con gran fidelidad, muchas veces arriesgando sus vidas y ciertamente a costa de su comodidad". "Los santos sorprenden, desinstalan, porque sus vidas nos invitan a salir de la mediocridad tranquila y anestesiante", considera.

Francisco recuerda también que "para ser santos no es necesario ser obispos, sacerdotes, religiosas o religiosos".

Frases del "gaudete et exsultate"

"La clase media de la santidad"

"Me gusta ver la santidad en los padres que crían con tanto amor a sus hijos (...) Es la santidad de la puerta de al lado, de aquellos que viven cerca de nosotros, o, para usar otra expresión, la clase media de la santidad".

Los Santos de carne y hueso

"Para ser santos no es necesario ser obispos, sacerdotes, religiosas o religiosos (...) Sé santo luchando por el bien común y renunciando a tus intereses personales (...) No todo lo que hace un santo es perfecto".

Gnosticismo y pelagianismo

Quiero llamar la atención acerca de dos falsificaciones de la santidad que podrían desviarnos del camino: el gnosticismo y el pelagianismo. Son dos herejías (...) que siguen teniendo alarmante actualidad".

Migrantes, prioridad para un cristiano

"Algunos católicos afirman que el tema de los migrantes es secundario al lado de los temas serios de la bioética. Que diga algo así un político preocupado por sus éxitos se puede comprender; pero no un cristiano".

Los jóvenes y las redes sociales

"Los jóvenes están expuestos a un zapping constante. Es posible navegar en dos o tres pantallas (...) Sin la sabiduría del discernimiento podemos convertirnos fácilmente en marionetas a merced de las tendencias del momento".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)