VATICANO

Francisco reconoció milagro del médico que salvó a una niña

Destacó la figura del nuevo beato de Venezuela, el médico José Gregorio Hernández, y expresó su deseo de que su ejemplo anime a la sociedad y a quienes sufren “en el cuerpo y el espíritu”.

Papa Francisco. Foto: AFP.
Papa Francisco. Foto: AFP.

Francisco ensalzó ayer domingo la figura del nuevo beato de Venezuela, el médico José Gregorio Hernández, y expresó su deseo de que su ejemplo anime a la sociedad y a quienes sufren “en el cuerpo y el espíritu”.

“Era un médico lleno de ciencia y de fe que supo reconocer en los enfermos el rostro de Cristo y, como buen samaritano, los socorrió con caridad evangélica”, dijo el Papa desde la ventana del Palacio Apostólico tras el rezo del Regina Coeli, que sustituye al Ángelus en periodo pascual.

Y agregó: “Que su ejemplo nos ayude a tener cuidado de quienes sufren en el cuerpo y el espíritu”, para después pedir “un aplauso por el nuevo beato” a los fieles que le escuchaban desde la plaza de San Pedro del Vaticano.

El viernes, Hernández, fallecido en 1919, fue beatificado en Caracas en una reducida ceremonia, acorde a las medidas de seguridad que marca la pandemia, a la que tan solo asistieron unas 150 personas. La beatificación se produjo después de que Francisco reconociera el milagro concedido a la niña Yaxury Solórzano Ortega, quien recibió un disparo en la cabeza durante un asalto mientras estaba con su padre y a quien los médicos que la atendieron habían desahuciado.

El suceso ocurrió en marzo de 2017, en el estado central de Guárico, cuando la pequeña tenía 10 años. Después de que los médicos que la atendieron dijeran a sus padres que la niña iba a fallecer, su madre rezó a José Gregorio para su cura, razón por la que, según la versión de sus familiares, avalada por el Papa, se salvó.

Hernández es conocido popularmente como “el médico de los pobres” y a quien los feligreses piden con frecuencia que interceda por ellos para ser sanados.

El acto de beatificación, al que presumiblente acudirían miles de personas por la devoción a Hernández en Venezuela, tuvo que realizarse en un pequeño espacio, la iglesia del colegio La Salle de Caracas y ante apenas 150 afortunados debido a la pandemia.

El acto litúrgico fue breve, previo a una misa celebrada con el boato vaticano, y en él, el cardenal Baltazar Porras recitó una biografía del “médico de los pobres”.

Posteriormente, el nuncio apostólico Aldo Giordano leyó el documento papal que todos esperaban sobre Hernández: “De ahora en adelante, sea llamado beato y que sea celebrado cada año en los lugares y según las reglas establecidas por el derecho el 26 de octubre”.

Unidad

Mientras los feligreses se reunían en los alrededores de la iglesia de Nuestra Señora de La Candelaria, donde reposan los restos del beato, Giordano hizo un discurso frente a los pocos asistentes al templo lasallista en el que aprovechó el acto para homenajear a los médicos que luchan contra la pandemia.

“En la figura del beato José Gregorio, la Iglesia rinde hoy a los profesionales de la medicina y la salud un homenaje de reconocimiento, gratitud y oración. Que el beato José Gregorio interceda para que el acceso a las vacunas se logre juntos, sin divisiones, sin resistencias”, dijo antes de recibir un prologado aplauso.

El nuncio Giordano destacó que “el nuevo beato es capaz de unir a todos sus compatriotas por encima de las diferencias sociales, políticas y económicas e, incluso, de las ideológicas o religiosas”.

“Me atrevo a decir que, tal vez en estos momentos, no existe en Venezuela otra figura más querida y aceptada por todos que el doctor José Gregorio Hernández”, subrayó.

En el inicio de su discurso, Giordano dio la gran sorpresa de la jornada, y también la más aplaudida, al subrayar que el papa Francisco “tiene muchas ganas de visitar Venezuela”, después de recordar que el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, pretendía volar a Caracas para presidir el acto, pero no pudo hacerlo debido a la pandemia de COVID-19.

“Lamentablemente no ha sido posible. Esperemos que pueda volver pronto a Venezuela, quizás acompañando al papa Francisco quien nos confió que tiene muchas ganas de visitar nuestro país”, apostilló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados