VATICANO

Francisco confirma viaje a Irak; “no se puede defraudar dos veces”, dijo

El Papa, que mañana viernes iniciará el arriesgado viaje en Bagdad, pidió oraciones para que la visita “se lleve a cabo de la mejor manera posible y produzca los frutos deseados”.

Irak se prepara para la llegada del papa Francisco. Foto: Reuters
Irak se prepara para la llegada del papa Francisco. Foto: Reuters

El papa Francisco dijo ayer miércoles que irá a Irak, donde Juan Pablo II no pudo ir en 2000, porque “no se puede defraudar a la gente por segunda vez”.

Al final de su audiencia general, Francisco, que mañana viernes iniciará el arriesgado viaje en Bagdad, pidió oraciones para que la visita “se lleve a cabo de la mejor manera posible y produzca los frutos deseados”.

No mencionó el deterioro de la situación de seguridad en Irak, donde ayer miércoles al menos 10 cohetes impactaron una base aérea que alberga a las fuerzas estadounidenses, de la coalición e iraquíes.

Juan Pablo II tuvo que cancelar un viaje planeado en 2000 luego de una ruptura en las conversaciones con el régimen de Saddam Hussein.

“Durante algún tiempo he querido conocer a esa gente que sufrió tanto y conocer a esa Iglesia martirizada”, afirmó Francisco. La comunidad cristiana minoritaria de Irak ha sido devastada por las guerras y la represión de los insurgentes del Estado Islámico. Francisco visitará el antiguo bastión del Estado Islámico de Mosul.

“La gente de Irak nos está esperando. Esperaban a San Juan Pablo II, a quien no se le permitió ir. La gente no puede ser defraudada por segunda vez. Oremos para que este viaje se pueda realizar bien”, pidió.

Francisco también visitará Ur, lugar de nacimiento del profeta Abraham, venerado por cristianos, musulmanes y judíos, y se reunirá con el principal clérigo musulmán chiíta de Irak, el gran ayatolá Ali al-Sistani, de 90 años.

“En la tierra de Abraham, junto con otros líderes religiosos, también daremos un paso más en la fraternidad entre los creyentes”, dijo el pontífice.

Al-Sistani es una de las figuras más importantes del Islam chiíta, tanto dentro como fuera de Irak. Tiene una gran cantidad de seguidores entre la mayoría chiíta de Irak y una gran influencia sobre la política y la opinión pública.

Se desplegarán alrededor de 10.000 efectivos de fuerzas de seguridad para proteger al Papa. El martes, el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, explicó que Francisco se desplazará en un vehículo blindado durante su visita a Irak, del 5 al 8 de marzo.

“La seguridad es siempre responsabilidad del país que lo hospeda”, precisó Bruni. “El Papa además no se reunirá con multitudes”, añadió.

En ninguno de los actos del Papa a lo largo de los tres días se congregarán más de 100 personas. A excepción de una misa en un estadio deportivo de Erbil, en el Kurdistán iraquí, donde se han puesto a disposición de los fieles 10.000 entradas de las 30.000 que puede alojar el lugar, explicó el Vaticano.

“La mejor forma de interpretar este viaje es que es un acto de amor”, agregó Bruni, reiterando que el pontífice lo que quiere es que “la gente vea que el papa está ahí y está cerca de ellos”, resumió.

El primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi, afirmó ayer miércoles que la visita “histórica” del papa Francisco a Irak pondrá al país en el “camino de la estabilidad”.

En una reunión para supervisar los preparativos de la visita, Kazemi dijo que su llegada del Papa pondrá “al país en el camino de la estabilidad, desarrollo y prosperidad”, según un comunicado de la oficina del primer ministro.

Reunión con el gran ayatolá chiita Alí Sistani

El papa Francisco mantendrá el sábado una reunión muy simbólica con el gran ayatolá chiita Alí Sistani. El pontífice, de 84 años, visitará la ciudad de Nayaf, donde está enterrado el imán Alí, yerno del profeta Mahoma y primer imán de los chiitas. En el corazón de esta corriente del islam, el Papa será recibido por Sistani, de 90 años, que jamás aparece en público. Será por tanto una imagen emblemática también para la población musulmana de un país 60% chiita y 37% sunita. Los sunitas representan casi el 90% de los musulmanes del mundo, mientras que los chiitas llegan al 10% (la mayoría residen en Irán e Irak).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados