ECOLOGÍA

Francisco en acción para salvar la Amazonia

El Papa realiza una asamblea de obispos que busca dar una respuesta a “la ecología integral”.

Papa Francisco. Foto: Reuters
Papa Francisco. Foto: Reuters

Francisco inaugura hoy domingo en el Vaticano un sínodo o asamblea de obispos dedicado a encarar la defensa de la Amazonia y sus habitantes, en un momento en que esa enorme región es amenazada por incendios, devastación y miseria.

Considerado el pontífice más sensible a los problemas ecológicos tras publicar en 2015 la encíclica Laudato Sí, el papa quiere movilizar y sensibilizar a los dirigentes del planeta sobre los grandes males de ese inmenso territorio.

La Amazonia abarca nueve países de América del Sur, mide 7,5 millones de kilómetros cuadrados, y es conocida por sus selvas tropicales ricas en biodiversidad.

“La devastación de la naturaleza podría llevar a la muerte de la humanidad”, confesó el papa recientemente en una entrevista al diario La Stampa en la que instó a salvar ese pulmón y a la vez corazón del planeta.

En total, 114 “padres sinodales” provenientes de la región panamazónica, además de los obispos de la región junto con expertos, misioneros e indígenas, participarán por tres semanas, hasta el 27 de octubre, de las reuniones convocadas bajo el lema “Amazonia: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”.

Al término de la reunión, los obispos entregarán un documento final con sus recomendaciones al pontífice, quien en base a ese texto, aprobado por al menos dos tercios de los prelados, preparará una “exhortación apostólica”.

Deforestación en la Amazonia tras múltiples incendios. Foto: Reuters
Deforestación en la Amazonia tras múltiples incendios. Foto: Reuters

Decisivo.

Unos 87.000 indígenas amazónicos fueron consultados sobre las principales amenazas que pesan sobre sus comunidades, acechadas por los que codician el petróleo, el gas, la madera, el oro y sueñan más extensiones de monocultivos agroindustriales como es el caso de la soja.

Francisco considera la Amazonia “un lugar representativo y decisivo”, donde se juegan muchos intereses y se comprometió a luchar contra su devastación como respuesta al profundo sufrimiento de los indígenas por su tierra.

Con ese debate histórico para la iglesia, Francisco quiere dar una respuesta que llama “la ecología integral”, que tiene en cuenta “el clamor de la tierra y de los pobres”.

Esa posición irrita al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien en su primer discurso en la ONU negó que los incendios estén devastando la Amazonia y afirmó que la mayor selva tropical del mundo no es “un patrimonio de la humanidad” sino de su país.

Las labores del sínodo, una de las instancias más democráticas de la Iglesia, fruto del Concilio Vaticano II, se basan justamente en un documento de trabajo de 80 páginas, en el que se informa de los mayores males de la región.

El documento pide escuchar el grito de la Madre Tierra, asaltada y gravemente herida por el modelo económico basado en un “desarrollo depredador”, “que mata”, “saquea”, “destruye” y “aniquila”, lo cual fue calificado de “herejía” por los sectores conservadores.

Bolsonaro sostiene que se trata de pura “psicosis ambiental” y defiende la explotación comercial en áreas de preservación ambiental e indígena.

Los llamados “padres sinodales” debatirán también sobre la posibilidad histórica de ordenar como sacerdotes a hombres casados, muchos de ellos indígenas, un tema que desató también fuertes críticas de los conservadores.

Empeñados en continuar la evangelización de poblaciones de difícil acceso, en sus propias lenguas, los obispos van a analizar esa propuesta innovadora que pone en cuestión el celibato, instituido a partir del siglo X y que implica la obligación para los sacerdotes de abstinencia sexual.

La posibilidad de no respetar la obligación del celibato entre los sacerdotes católicos podría marcar una nueva página para la historia de la Iglesia.

El secretario general del Sínodo, el cardenal Lorenzo Baldisseri indicó que es uno de los puntos del documento de trabajo y como tal se debatirá.

Lo mismo señaló respecto de otros puntos del documento que es base de la discusión. Baldisseri pidió “escuchar y no juzgar”, sobre todo cuando se hacen críticas a un documento de trabajo, para comenzar el debate y construir desde cero el documento final. “Esto no es un documento pontificio”, argumentó.

Para el cardenal ultraconservador alemán Gerhard Ludwig Müller, exprefecto de la Congregación para la Doctrina de Fe, el sínodo quiere “demoler” estructuras existentes.

El papa Francisco. Foto: EFE
El papa Francisco. Foto: EFE

Además de la falta de sacerdotes en las regiones amazónicas se hablará del papel de las mujeres, un tema delicado que también divide.

“Si la mujer está excluida, la mitad de la Iglesia está excluida”, comentó a la AFP la misionera italiana sor Laura, quien vive desde hace una década en la cuenca amazónica.

El papa contará con un relator prestigioso, el cardenal brasileño Claudio Hummes, quien conoce de cerca la dura realidad de esa inmensa región, donde la iglesia pierde a diario fieles que adhieren a las sectas evangélicas.

Los sínodos celebrados en 2014 y 2015 dedicados a la familia ilustraron las profundas divisiones dentro de la Iglesia frente a cambios sociales como el divorcio, un enfrentamiento que al parecer permanece, aún cuando se trata de salvar una región crucial para el planeta.

Incendios ya son un problema del mundo
Incendios en la Amazonia. Foto: Reuters

Los incendios en la Amazonia no son una cuestión regional o local sino “un problema mundial”, consideró el papa Francisco durante la audiencia que mantuvo con las participantes del Capítulo General de la Orden de Santa Úrsula.

El pontífice se refirió a este tema al analizar un mundo globalizado “cada vez más interconectado y habitado por pueblos que forman parte de una comunidad global”.

“Por ejemplo, si la Amazonia arde no es un problema solo de esa región, es un problema mundial. El fenómeno migratorio no tiene solo que ver con algunos Estados, sino con la comunidad internacional”, sostuvo en la Sala Clementina del Vaticano.

Y es que en su opinión “nos encontramos todos más próximos ante los grandes retos que debemos afrontar. Actualmente nadie puede decir ‘Esto no me afecta’”, indicó.

Entre los desafíos que a su parecer deben ser afrontados de forma conjunta citó “la protección de los derechos del hombre, la conquista de la libertad de pensamiento y religiosa, la justicia social, el cuidado del medioambiente, la búsqueda común de un desarrollo sostenible, una economía humanista o una política verdaderamente al servicio del hombre”.

Francisco consideró que surgen como temas que “ya no tienen que ver solo con un pueblo o con una nación, sino con todo el mundo”. (Fuente: EFE)

Papel reciclado y sin plástico

La Iglesia quiere dar ejemplo y en el Sínodo se eliminará el plástico y se usará papel reciclado.

En una asamblea en la que se hablará del problema de la deforestación, no se podría hacer de otra manera. Así lo indicó a EFE el cardenal Lorenzo Baldisseri, que adelantó que se “limitará al máximo el uso del plástico”. Los vasos de plástico de los participantes han sido sustituidos por otros de material biodegradable. Además, la bolsa que se da a los participantes con el material de trabajo será “en fibra natural” . Las comunicaciones y el registro será on line para limitar el uso del papel, dijo Baldisseri.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)