VACUNACIÓN

Francia es el primer país que recomienda una sola dosis para quienes ya tuvieron COVID-19

Además de los motivos de salud, los investigadores señalaron que la administración de una única inyección a estas personas podría ahorrar dosis en un contexto de escaso suministro.

Una foto tomada en noviembre de 2020 muestra a una mujer frente a un restaurante cerrado en París. Foto: AFP
Una foto tomada en noviembre de 2020 muestra a una mujer frente a un restaurante cerrado en París. Foto: AFP

Las autoridades sanitarias francesas aconsejaron este viernes "proponer una sola dosis" de la vacuna contra el COVID-19 a las personas que ya contrajeron la enfermedad, convirtiéndose en el primer país que formula esta recomendación.

Las personas que tuvieron COVID-19 "desarrollaron una memoria inmunológica tras la infección" y "la dosis única de la vacuna desempeñará así un papel recordatorio", explicó la Alta Autoridad de Salud francesa (HAS), en una recomendación que aún debe recibir el aval del gobierno.

La HAS recomienda también que estas personas esperen "más allá de tres meses" después de haber tenido el COVID, "y preferiblemente seis meses", antes de inyectarse esta dosis única.

"Hasta la fecha, ningún país ha adoptado una posición clara sobre la vacunación con una sola dosis para las personas que ya contrajeron COVID-19", apuntan las autoridades de salud francesas.

Además de los motivos de salud, los investigadores responsables de los estudios señalaron que la administración de una única inyección a estas personas podría ahorrar dosis en un contexto de escaso suministro.

La recomendación de una dosis única no se aplica a las personas inmunodeprimidas, como los receptores de trasplantes en tratamiento inmunosupresor.

Las tres vacunas contra el COVID-19 autorizadas actualmente en la Unión Europea (Pfizer/BioNTech, Moderna y AstraZeneca/Oxford) requieren dos dosis para ser plenamente eficaces en personas que nunca han estado en contacto con el virus.

La de Johnson & Johnson, que actualmente está siendo examinada por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), requiere una única inyección.

El gobierno francés suele seguir los consejos de este organismo. Sin embargo, a finales de enero, optó por no aumentar el tiempo entre las dos dosis de la vacuna Pfizer, en contra de la recomendación emitida unos días antes por la HAS.

El organismo basa su recomendación, en particular, en el análisis de estudios científicos relativos a la respuesta inmunitaria de las personas curadas de COVID-19 y su tolerancia a las vacunas.

En los últimos días, esta solución ha sido mencionada en varios estudios realizados en Estados Unidos e Italia, pero aún no ha sido evaluada por otros científicos.

"En individuos con inmunidad preexistente, la respuesta de los anticuerpos a la primera dosis es equivalente o incluso superior a la detectada tras la segunda dosis" en individuos que no tuvieron el coronavirus, escribe uno de los equipos, con sede en la Escuela de Medicina Icahn de Nueva York.

Sin embargo, para Eleanor Riley, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Edimburgo, poner en aplicación este plan "podría ser complejo desde el punto de vista logístico". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error