POLÉMICA NACIONAL CON REPERCUSIÓN MUNDIAL

Francia debate la eutanasia y muerte digna a través del caso de joven con daño irreversible

Vincent Lambert sufrió accidente hace seis años; la Justicia ordena renaudar cuidados para que viva.

Pierre Lambert, el padre de Vincent, expresa a los medios su rechazó a la decisión tomada por los médicos. Foto: Reuters
Pierre Lambert, el padre de Vincent, expresa a los medios su rechazó a la decisión tomada por los médicos. Foto: Reuters

Un tribunal de apelaciones de París, al que recurrieron los padres de Vincent Lambert -el francés en estado vegetativo que se ha convertido en un símbolo en el debate sobre la eutanasia-, ordenó ayer lunes por la noche la reanudación de los cuidados que deben mantenerlo con vida, los que habían sido interrumpidos por la mañana, hasta que un comité de Naciones Unidas se pronuncie sobre el caso.

La situación de Lambert ha dividido a su propia familia y generado un intenso debate en Francia sobre la eutanasia y la muerte digna.

Lambert sufrió en 2008, cuando tenía 32 años, un accidente automovilístico que lo dejó con daños cerebrales irreversibles, de acuerdo con lo que indican sus médicos.

El tribunal “ordena al Estado francés (...) adoptar las medidas para que se respeten las medidas provisionales solicitadas por el Comité de Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) el 3 de mayo de 2019 que tienden a un mantenimiento de la alimentación y la hidratación”, de Lambert.

El CDPD, comité de Naciones Unidas, había pedido a Francia que pospusiera el cese de los cuidados a la espera de examinar en profundidad el caso.

La madre de Vincent Lambert, que se opone al cese de los cuidados médicos, delcaró a AFP: “¡Se estaba eliminando a Vincent! !Es una grandísima victoria! Van a realimentarlo y volver a darle de beber. Por una vez estoy orgullosa de la Justicia”.

En una manifestación en París que reunió a varios cientos de personas que reclamaban “La vida para Vincent”, se pudo oír un enorme clamor cuando uno de los abogados de los padres, Jérôme Triomphe, anunció la victoria a la multitud. “¡Hemos ganado. Vincent debe vivir!”, gritó.

“El tribunal de París ordenó medidas cautelares, a saber que la alimentación y la hidratación de Vincent deben retomarse sin demora. Es una extraordinaria victoria”, delebró otro abogado de los padres, Jean Paillot. Esto sería “durante seis meses, permitiendo al comité de Naciones Unidas estudiar el caso de Vincent”, precisó el abogado. “Es solo una decisión provisional, pero una decisión simbólica y fuerte”.

Acción.

Los padres de Lambert, católicos fervientes, se han opuesto vehementemente a poner fin a la vida de su hijo y han recurrido sistemáticamente las decisiones judiciales de cesar los cuidados médicos.

El sábado, enviaron una carta al presidente Emmanuel Macron pidiéndole que interviniera para mantener a su hijo en vida.

Pero, la jornada presentó novedades en el caso. Los médicos habían resuelto finalmente suspender los cuidados, después de una última decisión que aprobó el Consejo de Estado francés. Ahora, el fallo del tribunal de apelaciones deja sin efecto la resolución de los médicos.

La esposa de Lambert, Rachel, cinco de sus hermanos y un sobrino han apoyado las decisiones para cesar los cuidados, y denuncian un ensañamiento terapéutico. Según ellos, no hubiera querido ser mantenido en vida a través de máquinas, pero no dejó ninguna consigna escrita.

Indignada.

“Es una vergüenza, un escándalo absoluto, ni siquiera pudieron besar a su hijo”, reaccionó Jean Paillot, abogado de los padres de Vincent Lambert, en declaraciones a la AFP, tras anunciarse la interrupción de los cuidados médicos.

“¡Son unos monstruos! ¡Monstruos!”, gritó el lunes desde un vehículo Viviane Lambert, la madre de Vincent, al pasar frente al hospital de Reims (noreste) donde está internado.

Una de las primas de Lambert anunció que comenzará una huelga de hambre contra esta decisión “inaceptable”. “Va más allá de mi familia. Si aceptamos que hoy Vincent sea asesinado, quiere decir que (...) podemos matar a todos los discapacitados que no pueden alimentarse solos”, denunció Hélène Liaud.

Validada por el Consejo de Estado en abril, La interrupción de los cuidados médicos fue validada por el Consejo de Estado en abril.

Fue el doctor Vincent Sánchez, jefe de la unidad en la que está hospitalizado Lambert desde hace varios años, quien les anunció ayer lunes por un correo electrónico el inicio del protocolo de fin de vida.

“En este período doloroso, espero por el señor Vincent Lambert que cada uno sabrá abrir un paréntesis y reunirse, alrededor de él, para que estos momentos sean los más tranquilos, íntimos y personales posibles”, reza el correo que la AFP pudo consultar.

Lambert sufrió en 2008, cuando tenía 32 años, un accidente automovilístico que lo dejó con daños cerebrales irreversibles. Foto: AFP
Lambert sufrió en 2008, cuando tenía 32 años, un accidente automovilístico que lo dejó con daños cerebrales irreversibles. Foto: AFP

El doctor Sánchez “en violación de todos sus deberes y de lo que nos hizo creer, acaba de anunciar a la familia que inició el proceso de muerte sin previo aviso, sin tener en cuenta los recursos, sin tener en cuenta las medidas provisionales (...) ¡Todavía estamos a tiempo de detener esta locura!”, urgieron los abogados Paillot y Triomphe.

La eutanasia está en el centro del debate del caso Lambert. Sus padres y una hermana estiman que Vincent es discapacitado y cortarle la alimentación y la hidratación es una forma de eutanasia, que está prohibida en Francia. Al contrario, su mujer y cinco de sus hermanos denuncian un ensañamiento terapéutico debido a que se encuentra en estado vegetativo y sufre lesiones cerebrales consideradas irreversibles.

El papa Francisco pidió ayer lunes en un tuit que la vida debe ser protegida “desde el inicio hasta su fin natural”, un mensaje que su portavoz compartió al invitar a orar por Lambert, símbolo de la muerte digna.

“Roguemos por cuantos viven en estado de grave enfermedad. Custodiemos siempre la vida, don de Dios, desde el inicio hasta su fin natural. No cedamos a la cultura del descarte”, escribió el papa en sus cuentas de Twitter en seis idiomas.

En un artículo publicado este lunes en el diario oficial del Vaticano, L ‘Osservatore Romano, un profesor de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Roma, se indignó por el destino del francés. La decisión de interrumpir la alimentación e hidratación de Lambert es “inaceptable e indigna de una sociedad basada en el respeto y la aceptación de la vida”, escribió el profesor Roberto Colombo.

Por su parte, la Conferencia Episcopal de Francia (CEF) lamentó, el sábado último, la “precipitación” por conducir “a la muerte” a Lambert.

“¿Por qué esta precipitación para conducirlo a la muerte?”, escribió en un comunicado el grupo de bioética de la CEF.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados