LA BITÁCORA

Fósforos al combustible

¿Qué ocurrió realmente en el Fuerte Paramacay? ¿Se produjo una rebelión golpista? ¿Puede un oficial que lleva dos años prófugo, aspirar al éxito de un cuartelazo? La versión del gobierno es que hubo un ataque terrorista, pero fue rápidamente aplastado por el ejército.

Efectivamente, los sublevados no retuvieron el control del Fuerte Paramacay. Lo que no está claro es que hayan tenido ese objetivo. Contaban con muy poco para enfrentar con alguna posibilidad de éxito el control sobre todos los batallones que aún conserva el alto mando. En Venezuela, parece claro que la cúpula militar comparte el poder con el liderazgo chavista y estaría unido a la suerte de esa dirigencia por oscuros negocios que, de caer el régimen, podrían perder rentabilidad e impunidad. Debido a esa complicidad, de producirse una fractura militar, sería un rompimiento de la cadena de mando a nivel medio, como la que encabezó el coronel Gamal Nasser a mediados del siglo XX y el coronel Ryad al Asad en el 2011. En el caso egipcio, la rebelión de los cuadros medios triunfó y creó un nuevo régimen, mientras que en el caso sirio, el grueso de la fuerza se mantuvo leal al poder imperante. Posiblemente, el capitán Caguaripano no haya tenido la ensoñación de poder encabezar una rebelión militar generalizada, sino simplemente robar (como de hecho hizo), una cantidad importante de armamento para iniciar un foco insurreccional con potencialidad de atraer a oficiales de bajo rango y a civiles que ya no creen que la protesta callejera pueda forzar el fin del régimen. Cuando Edén Pastora rompió con el gobierno sandinista y se instaló en la selva a combatirlo, no logró aproximarse a la victoria, pero sí logró parte de la asistencia que daba Ronald Reagan a los que llamaba "combatientes de la libertad". Es difícil imaginar que Washington repetiría en Venezuela su apuesta a la violencia armada en Nicaragua. Lo que parece claro es que en la oficialidad, que no se beneficia de vínculos con el narcotráfico ni con el derrame de la corrupción del régimen, cada vez hay más malestar con el autoritarismo y la represión imperantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)