LOS CASTRO Y MADURO

Fisuras en el acuerdo entre Cuba y EE.UU.

Cuba dio ayer el apoyo incondicional a su aliado venezolano y fustigó las nuevas sanciones de Estados Unidos contra Venezuela, marcando el primer diferendo entre los dos países después del anuncio de su histórica reconciliación en diciembre.

Una declaración del gobierno cubano subrayó su "incondicional apoyo" al presidente Nicolás Maduro y calificó las sanciones a Caracas anunciadas el lunes por el presidente Barack Obama de medida "arbitraria y agresiva", que "suena poco creíble y desnuda los fines de quienes la hacen". La declaración está firmada por el "Gobierno Revolucionario de la República de Cuba", denominación no usada desde hacía dos años, la última vez en ocasión de la muerte de su "mejor amigo", el presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013).

Aún más, Fidel Castro aplaudió la respuesta de Maduro: "Te felicito por tu brillante y valiente discurso frente a los brutales planes del Gobierno de Estados Unidos. Tus palabras pasarán a la historia como prueba de que la humanidad puede y debe conocer la verdad", le escribió Fidel Castro en un escueto mensaje, publicado en la prensa cubana.

La declaración cubana marca el primer diferendo público con Washington desde el 17 de diciembre, cuando Cuba y Estados Unidos acordaron restablecer relaciones, y a un mes de la Cumbre de las Américas en Panamá. "Cuba tenía que salir en apoyo de su aliado, pero no creo que esto afecte el proceso de acercamiento (entre Estados Unidos y Cuba). Este proceso tiene su propia dinámica", dijo un diplomático latinoamericano, en reserva.

Aunque el politólogo cubano Eduardo Perera considera que "Cuba es un actor estratégico para Estados Unidos y Estados Unidos es un actor estratégico para Cuba", abandonar a Caracas —el principal aliado político y socio económico de los últimos 15 años—, no pasa por la mente de Raúl Castro.

"Era esperable que Cuba mostrara alguna solidaridad con Venezuela. Cuba puede estar mirando a Estados Unidos como una eventual fuente de más recursos para dejar atrás su propia crisis latente", dijo Peter Hakim, presidente emérito de Inter American Dialogue, con sede en Washington. Pero "Venezuela todavía es el que paga y todavía es la fuente de buena parte de las divisas que (la isla) necesita para comprar de todo. Por esto, percibo que ellos (los cubanos) están tratando de jugar con los dos lados, con un ojo en el presente y otro en el futuro", añadió Hakim.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados