Por los 43 estudiantes

La Fiscalía de México envía restos a Austria

Cerca de 60.000 restos óseos son analizados por autoridades mexicanas y peritos forenses independientes para enviar nuevas muestras al laboratorio austríaco de Innsbruck que permitan determinar si corresponden a alguno de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, informó ayer la fiscalía.

La dependencia señaló que se agotaron los elementos para identificar a más personas dentro del lote de 17 huesos enviados en noviembre pasado a Innsbruck para su análisis, con los que fue identificado plenamente uno de los 43 estudiantes desaparecidos y otro de manera parcial. "Son cerca de 60.000 fragmentos (de hueso), son de diferente tamaño y características", la mayoría calcinados, que serían susceptibles a un análisis genético, dijo en una reunión con la prensa internacional, Eber Omar Betanzos, subprocurador de Derechos Humanos. Estos restos óseos se encontraron junto con los dos huesos con los que se identificó plenamente a Alexánder Mora Valencia y de manera "moderada" a Jhosivani Guerrero de la Cruz, dos de los 43 estudiantes desparecidos hace un año en Iguala. De los 17 huesos seleccionados "no hay más elementos para poder hacer un análisis de carácter genético", aclaró Omar Betanzos. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados