ENTREVISTA

Filipe Vasconcelos: "El acuerdo entre la UE y el Mercosur está en un punto bajo"

El académico brindó una conferencia en la ORT sobre “La Unión Europea en el 2019: un análisis SWOT (FODA)”.

Filipe Vasconcelos. Foto: Archivo El País
Filipe Vasconcelos. Foto: Archivo El País

Filipe Vasconcelos Romao es doctor en Relaciones Internacionales de la Universidad de Coimbra, Portugal, y profesor visitante de la Universidad ORT Uruguay. A principios de mayo brindó una conferencia en la ORT sobre “La Unión Europea en el 2019: un análisis SWOT (FODA)”. Lo que sigue es un apretado resumen del diálogo con El País.

-¿Por qué cree que todavía no se ha firmado el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la UE?

-En términos prácticos creo que no se va a firmar rápidamente, porque desde acá (Mercosur) existe un contexto político muy complejo, y no es algo que sea popular en términos, por ejemplo, de las elecciones que tendrá Argentina este año, y en términos de lo que puede ser un nuevo frente para Bolsonaro con el sector industrial. Por lo que me parece evidente que los acuerdos del Mercosur con otras regiones o estados están en un punto neutro, un punto bajo. En términos estructurales tenemos el componente agrario francés con la política agrícola común, que es muy proteccionista, y por otro lado el proteccionismo industrial en Argentina y Brasil.

-Usted mostró en su conferencia que América Latina tiene cinco acuerdos comerciales en marcha con la UE, entre los que no está el del Mercosur. Estos problemas que usted plantea también estuvieron presente cuando se negociaron los acuerdos vigentes, y sin embargo se concretaron. ¿Por qué?

-Porque cuando miramos al mapa de América Latina lo que identificamos son países que tienen un impulso de liberalización y de disposición para aguantar los ajustes de una apertura económica. Por ejemplo Chile. Hace unos 10 o 15 años cerró prácticamente toda la industria textil chilena, porque el país estuvo abierto a esa ruptura.

-¿Los cambios de gobiernos inciden fuertemente en estos procesos de apertura?

-Hay una gran debilidad en el Mercosur porque fue siempre un proyecto muy expuesto a los cambios ideológicos de cada momento. Eso se ve por ejemplo con la entrada y la salida de Venezuela o con la suspensión de Paraguay. Proyectos como la Alianza del Pacífico no tienen una carga ideológica tan fuerte. Hubo un cierto consenso en Chile, como lo hay hoy en día también en Colombia, sobre el modelo económico y cierto grado de liberalización, que no hubo acá. En Argentina podemos tener peronistas estatistas en una década y en la siguiente peronistas ultra liberales. Esto lleva a una especie de esquizofrenia política. En Brasil fue distinto. Lula no fue una ruptura económica con Fernando Henrique Cardoso. Cuando miramos a Uruguay, vemos un sistema en términos políticos tan estable como el chileno. La dimensión del país no permite, sin embargo, un efecto en la región. Desafortunadamente el buen ejemplo es el más pequeño.

-Hoy Europa está enfrentando algunos procesos importantes, como el Brexit y el surgimiento de partidos extremistas. A partir de estas elecciones europeas, ¿es de esperar cambios bruscos en el bloque?

-No creo. Se comprendió con la crisis que la estabilidad de la economía es fundamental. No obstante creo que la inestabilidad que algunos actores puedan causar en la UE tiene un poder de generar alguna intranquilidad. Por ejemplo, lo que estamos viendo en Francia con los chalecos amarillos. Hoy se sabe que ese grupo está compuesto en términos de liderazgo por elementos de la extrema derecha y de la izquierda más radical. Lo que es una expresión de la contradicción de los tiempos que estamos viviendo. Quienes están expuesto a mayores ataques, y muchas veces por culpa propia, son los partidos tradicionales. Esto puede conllevar a una convulsión política, pero no creo que a cambios estructurales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados